Papel de Arbol

lunes, 13 de febrero de 2017

EL SIGLO DE ISAIAS ZAVALETA FIGUEROA 1917-2017


Isaías Elías Zavaleta Figueroa (Caraz, 16-2-1917--Trujillo 24-12-2016), matemático, escritor, poeta y predicador del  evangelio. Hombre polifacético,  donó  su biblioteca a la Municipalidad Provincial de Huaylas, como ofrenda al cargo de Regidor de Cultura que la comunidad le confió.  El bautizó su biblioteca como el espejo del alma. La compañera de su vida fue Elena Alegre Mejía  Huaylas, 23 de julio 1916- 3 Noviembre 1963).

Autor  de novelas, cuentos, artículos y meditaciones sobre la  importancia de creer en Dios, construyó su casa  con la misma  paciencia,   sabiduría y fortaleza de sus opiniones.  Su biblioteca, en Caraz, Ancash, Perú, a 520 km. al Norte de Lima,  soportó el  terremotor del 31 de Mayo de 1970, uno  de los más intensos que movilizó a la comunidad internacional. 

Una misión de sismólogos de Moscú al visitar su hogar,   comprobó  que su  creación literaria y sus conviciones sobre la Iglesia eran  tan sólidas o mucho más que los cimientos de piedras, cemento armado con rieles de ferrocarril,  que inspiraron su obra literaria y meditaciones sobre el amor a la humanidad.

Todos  sabemos que la vida física tiene  límites. El soñaba celebrar a  su manera un  siglo de vida. Y en efecto este 16 de Febrero de 2017, convoca en  su casa de Trujillo,  a todos y a cada uno de quienes estuvimos  cerca o distanrtes  de sus quehaceres,  para  hablarnos de amor, de  pasión por el  bien. 
Lo escuchamos en esta fecha simbólica como si  fuera uno de los tantos púlpitos o escenarios en los cuales los  asistentes  de  hoy seguro compartiremos sus ideales, el bien común,  con una sonrisa  eterna,  como siempre  imaginó al lado de nosotros, una noche eterna.  
Las líneas que siguen van dedicadas a ti. Te  saludan tus hijos: Helida, Rosita, Adolfo, Lolo, Arturo, Jorge,  July. Tus nietos Julyta, Jorgito, Adolfito, Jorge (Coco), Lolito,  Bruno. Tus sobrinos Aurelio, Hernán y Raúl. Isabel, Virginia, Sarita y Gustavo.

La Biblioteca  del Congreso  de los  Estados Unidos, la más  grande del mundo, sin duda  es o debe ser el mejor homenaje a quienes sufriendo  ceguera física, aportaron lo mejor de  su talento para  alentar la multiplicación de instituciones similares que ayudan a construir un mundo mejor.

La Biblioteca del  Congreso y muchas otras nos recuerdan a Homero, autor de los poemas épicos “La Ilíada” y “La Odisea”, al poeta inglés John Milton, el “Vate ciego”,  componía los versos en su cabeza por la noche y los dictaba por la mañana a sus asistentes.

El astrónomo, filósofo, matemático y físico italiano Galileo Galilei,  su  intensa visión del espacio  lo condujo hasta provocarle una ceguera total. El novelista y dramaturgo español Benito  Pérez Galdós,  vivió ciego los últimos ocho años de su vida debido a una grave enfermedad neurológica.

El escritor argentino Jorge Luis Borges, que  perdió totalmente la vista en 1955, por lo que vivió ciego sus últimos 31 años de su vida sin ninguna merma en su inagotable carrera como escritor, ensayista y conferenciante, además de incansable lector (hacía que le leyesen).  Igual lección nos deja la famosa sorda ciega Helen Keller, que junto a Ana Sullivan han pasado a la historia, llevándose sus vidas a las pantallas de cine en diversas ocasiones.

¿Qué sentido tenía defender un desierto sin manantiales?, se pregunta el periodista José Luis Fernández Iglesias al analizar   la discapacidad sensorial, y específicamente la ceguera. Una respuesta encuentra al  hablar de famosos músicos.  Incluso, existe algún concurso internacional de música para ciegos o con severas limitaciones visuales, como el que tuvo lugar en Praga en 1975.

Los músicos ciegos más famosos son: Juan Sebastián Bach, que fue perdiendo paulatinamente la vista hasta la ceguera total al final de su vida; Joaquín Rodrigo, quedó ciego a la edad de tres años por un ataque de difteria, y a pesar de su discapacidad a los ocho años comenzó a estudiar solfeo, violín y piano usando sus oídos, y con el paso del tiempo llegó a componer obras maravillosas como El concierto de Aranjuez, entre otras muchas.

La lista se enriquece con el  jazzista y pianista español Tete Montoliú, ciego de nacimiento. El cantante y pianista de blues, rhythm & blues y jazz Ray Charles, ciego desde la infancia por un glaucoma. El puertorriqueño José Feliciano; el norteamericano Steve Wonder; el francés Gilbert Montagne; el tenor italiano Andrea Bocelli; o el español Serafín Zubiri…

Estas  referencias nos recuerdan que la Biblioteca del Congreso es la entidad cultural más antigua en los Estados Unidos, y sirve como la institución de investigación para el Congreso. Conserva una colección universal de 95 millones de mapas, manuscritos, fotografías, películas, grabaciones de audio, grabados y dibujos.

The Library of Congress, situada en Washington DC, fundada el 24 de abril de 1800  es la biblioteca más grande del mundo.  Cuenta con más de 134 millones de volúmenes en más de 460 lenguas. En su inventario  destaca  una tableta de piedra del año 2040 adC.

La estructura incluye salas de lectura, veintinueve en total, una de estas es la Sala Hispánica de Lectura, creada en 1939 y llamada así en honor a la influyente Hispanic Society of America.

EEUU   es un país  donde existen el mayor número de bibliotecas. Una  referencia emblemática  es  la labor  de las  Hermanas de la Caridad de San José de Emmitsburg, que  adoptaron su constitución y  estuvieron de acuerdo en que la comunidad sería la misma que la de las Hermanas de la Caridad (de San Vicente de Paúl) de Francia.

Emmitsburg está en el condado de Frederick, estado  de Maryland. Tiene  una población de 3000 habitantes y una densidad poblacional de 562,8 personas por km². En Emmitsburgo funciona una muestra de lo que significa  El Servicio Nacional de Bibliotecas para Ciegos y Personas con Discapacidades Físicas (NLS, por sus siglas en inglés). Los libros se seleccionan  sobre la base de su atractivo y abarcan una amplia gama de intereses.

Esta Biblioteca del Congreso, administra el programa de braille y libros en audio, un programa gratuito  de la biblioteca para ciudadanos del país y residentes de sus territorios en el extranjero cuya baja visión, ceguera o discapacidad física les dificulta leer material impreso.

A través de una red nacional de bibliotecas participantes, envía por correo reproductores de audio y libros y revistas, en formato de audio y braille, directamente a los suscriptores y sin costo alguno. Hay material de instrucción de música en texto grande, braille y grabado. Ciertos materiales están disponibles por Internet a través del servicio de Descargas de Braille y Lectura por Audio (BARD, por sus siglas en inglés) y a través de BARD Mobile, disponible en la App Store.

Las  personas pueden recibir servicios bibliotecarios gratuitos,  empezando por Personas ciegas cuya vista, según la determinación de una autoridad competente, es de 20/200 o menos en el mejor ojo con lentes correctores, o cuyo mayor diámetro del campo visual subtiende una distancia angular no mayor de 20 grados. Otras personas con discapacidades físicas satisfacen los requisitos del programa: Personas cuya discapacidad visual, con corrección y sin importar la medida óptica, ha sido certificada por una autoridad competente como algo que impide que la persona lea material impreso regular.

LA ECONOMIA NARANJA
La economía naranja puede ser la receta para impulsar la cultura en sus diversas facetas.  El universo naranja está compuesto por la economía cultural y las industrias creativas, en cuya intersección se encuentran las industrias culturales convencionales, que son las áreas de soporte para la creatividad.

Una Biblioteca es la primera puerta indispensable para proyectar cualquier  economía, más aún la naranja. El libro que tiene mucho mayor valor que cualquier  mercancía, nos sirve  y servirá para impulsar negocios lícitos inspirados siempre por la  Honradez. Un Libro, una Biblioteca  “es la clínica del alma”, referencia egipcia.

“La Economía  naranja, representa una riqueza enorme basada en el talento, la propiedad intelectual, la conectividad y por supuesto, la herencia cultural de nuestra región”, explican Felipe Buitrago e Iván Duque,  autores de una   investigación especializada y  auspiciada por el  Banco  Interamericano  Desarrollo-BID, entidad financiera que su presidente Enrique Iglesias, promovió  en las últimas décadas de 2000 la cultura como base  de una economía  social, perspectiva que  mantiene el colombiano Luis Alberto Moreno, siguiendo el pensamiento y acción de  Gabriel  García Márquez.

La lectura es un hábito formado en la niñez. Conocí la propina  para poder  ingresar  al cine, condicionada a la lectura y a una reseña de un libro. En el colegio,  con mis  compañeros tuvimos la oportunidad de asistir religiosamente a la sala de lectura (de  lunes a  viernes, entre siete y 9 de la noche). El  silencio era solemne. Una  dama, siempre risueña nos  observaba con evidente satisfacción  y en los minutos finales de la jornada nos ofrecía un relato sobre la historia del libro.

Sus conversaciones sobre libros eran infinitas. Nos  hacía  viajar  archivos,  galerías saqueadas por los árabes, y de muchas tablillas que fueron vendidas y se esparcieron por toda Europa y América.

Recuerdo de esa  paciente plática:  “Ebla (árabe) fue una antigua ciudad, en el norte de Siria,  donde existía Tell Mardikh,  un lugar  con más de 20,000 tablillas cuneiformes descubiertas desde el año 2250 a.c., y  que  ahora se encuentran en el museo regional de Siria.  Fue una expedición italiana, que en 1975 descubrió en el palacio estas tablillas en  dos habitaciones con 17.000 fragmentos de tabletas (unos 4000 textos).

Nos  hablaba de la Biblioteca de Asurbanipal y las  22.000 tablillas. Cuando los babilonios arrasaron Nínive al mando de Nabopolasar en el 612 a. C., destruyeron gran parte de su contenido.  Otra biblioteca que se fundó  por esa época  fue la de Lagash por los sumerios hace más de 6.000años.  La Biblioteca de Éfeso  la biblioteca más antigua. Los papiros se empezaron a utilizar antes que los pergaminos y estaban hechos de trapos. En Egipto  se sitúa “la biblioteca sagrada” y donde está escrita la “clínica del alma”

La Biblioteca Vaticana, nace en el palacio de Letrán, residencia de los papas. De allí salieron numerosas donaciones dirigidas a toda Europa para apoyar la evangelización y la fundación de monasterios.

Entre las Bibliotecas modernas sobresale la   Biblioteca Nacional de Francia  con 395 kilómetros lineales de libros almacenados. La Biblioteca Nacional de España,  está dedicada a reunir, catalogar y conservar fondos bibliográficos, custodia alrededor de 30 millones de publicaciones producidas en territorio nacional desde comienzos del siglo XVIII.

Pasamos a América y destaca la Biblioteca Nacional de México,  fundada el 30 de 
noviembre de 1867 por el entonces presidente Benito Juárez. Abrió sus puertas con aproximadamente 91 000 volúmenes y en 1929, la Biblioteca Nacional quedó como parte integrante de la UNAM.

La biblioteca pública debe estar  bajo la responsabilidad de las autoridades locales y nacionales. Deberá ser componente esencial de toda estrategia a largo plazo de cultura, información, alfabetización y educación, recomienda la Unesco.

Si la Economía Naranja fuera un país, sería la cuarta economía del mundo, ocuparía el noveno lugar como exportador de bienes y servicios, y representaría la cuarta fuerza laboral del planeta.

“La economía creativa, en adelante la Economía Naranja  representa una riqueza enorme basada en el talento, la propiedad intelectual, la conectividad y por supuesto, la herencia cultural de nuestra región”, explican Felipe Buitrago e Iván Duque, autores  de la  investigación. "Exportamos mucha más cultura latinoamericana a Europa y Estados Unidos que a nuestros vecinos de la región", asegura el  BID. Argentina lidera en múltiples renglones como en la industria editorial y producción cinematográfica con 168 películas en  2013.


UNA BIBLIOTECA  CADA SIGLO
En América Latina se construye una biblioteca cada siglo. En el Perú, a principios de la primera década de este siglo XXI,  fue una experiencia valiosa el formar parte de un equipo  encargado de promover en la  población  la necesidad de contar una nueva sede de la Biblioteca Nacional, mediante la Campaña  del  Sol.

La ciudadanía hizo realidad la nueva biblioteca,  con el respaldo del entonces ministro de  Educación, arquitecto Javier  Sota Nadal y del sociólogo Sinesio López, Director de la  BNP, quienes alentaron  la  Asociación de  Amigos de la BNP (AABNP), integrada por el  historiador  Javier  Tord Nicolini;  economista y poeta Richard Cacchione, de la Universidad de Oxford y Jorge  Zavaleta Alegre, Oficial de Prensa del BID y miembro del equipo de Gestión, diario fundado por el economista, Manuel  Romero  Caro.

Esta campaña permitió  que la sabiduría popular se volcara contra  el marasmo del gobernante  de turno que se resistía en  hacer  realidad  la emblemática obra, destacó ABINIA; http://abinia.org/catalogos.htm

EL AUTOR
Jorge  Zavaleta  Alegre, Crónica para la Revista Yacharina de la Organización Panoramica Latinoamericana - Unión Europea,  editada en Milán y Bruselas.
Licenciado en Filosofía, Ciencias Sociales y Periodismo. Estudios Relaciones Unión Europea – Latinoamérica, Río de Janeiro-Santiago Chile. Publicaciones: Los Pioneros de la Ciencia en el Perú, Fundación Ebert. Perú III Milenio-BID. Premios: Bolívar, 150 años Independencia Peruana. Premio Nacional de Periodismo Perú 1983. Colegio de Arquitectos del Perú 1986. Corporación Andina de Fomento-CAF, Caracas. 1989. Asesor PNUD, de Embajada Italia, del Instituto Italiano de Cultura, SECO-Suiza. Oficial de Prensa BID 1992 - 2008. -Corresponsal UPI, Cofundador de diario Gestión de Lima, 1991- 2008.  Corresponsal de Argenpress, Grupo El Mercurio Digital y Grupo Cambio16 de Madrid. Desde  2016: Informes en   Panorámica Latinoamericana-Unión Europea.