Papel de Arbol

lunes, 24 de abril de 2017

LOS CAMIONEROS Y SUS DERECHOS SOCIALES

Resultado de imagen para CAMIONES EN CARRETERAS DE EEUU

Jorge Zavaleta Alegre, Grupo de Comunicaciones  El Mercurio de Madrid.
http://www.elmercuriodigital.net/2017/04/los-camioneros-y-sus-derechos-sociales.html
Camioncito Rojo, una canción  dedicada al  trasporte   en los pueblos del Callejón de Huaylas, que enrique el  turismo  de aventura y la diversas manifestaciones de la cultura  de esta parte del  Perú. La presente crónica  del músico y jurista David Flores, enriquece este informe.
El vanidoso conductor de un automóvil último modelo, suele lanzar  improperios contra los diestros camioneros que surcan las  carreteras no solo de los Estados Unidos de  Norte  América  sino de las urbes del Sur.  Hay 1.6 millones de conductores de camiones en este país.  De ellos, unos 750.000 son camioneros “para contratar”, lo que significa que trabajan para una compañía de camiones que está contratada por otra empresa, como una cadena de supermercados, para entregar su producto. Los jóvenes son resistentes a ingresar a este trabajo, dada la rudeza de cada jornada.

Esta conducta, sin duda, encuentra una explicación  porque el trabajo diario de estos trabajadores del volante,  no es comprendido. Pocos conductores han entendido que los camioneros tienen grandes cualidades, muy similares a la capacidad y paciencia de los  marineros y los aviadores.

El cine y las diferentes  ramas de las  Humanidades no han aproximado los  ojos para  escudriñar la inmensa entrega de quienes hacen posible el abastecimiento de las diversas  cadenas de alimentos y otros productos indispensables, sobre todo en una economía de libre mercado, que no puede saciar el  voraz  e infinito consumo de un creciente sector de pobladores, que han internalizado  la adicción del consumo, como una  ayuda a disipar las preocupaciones.

Dos años atrás Patrick  Gillespie, publicó  en la  cadena CNN, dio a  conocer que EE.UU. necesita contratar 50.000 camioneros, con un sueldo promedio de 73.000 dólares.  Esta suma pareciera alta, un privilegio del  cual pueden ser los camioneros. Pero no se indica lo poco que generalmente reciben  los productores de  materias primas, en   comparación de  las cadenas de comercialización. El cielo es el límite, con respecto al  salario de un chofer, cuyas vacaciones,  en muchos casos no son pagadas.

Testimonios  de conductores de camiones coinciden en señalar que cada día que salen de sus casas, rumbo al  trabajo, dejando en  una profunda preocupación a sus familias, porque el  camionero está convencido que su tarea implica un extraordinario esfuerzo de concentración, destreza para lidiar a cuanto irresponsable que conduce por las pistas adecuadamente señaladas.

La administración de Vehículos de Motor de Maryland, haciendo un llamado  al conductor, formula la siguiente interrogación: ¿Sabía usted  que cada 14 minutos alguien muere en un accidente de vehículo de motor, cada  10 segundos se produce una lesión, y cada cinco segundos se produce un accidente de moto?

Remarca la MVA que es importante recordar que conducir un vehículo es un privilegio y usted juega un papel en asegurar que todos los conductores sigan estando seguro  en las carretas.

El informe  de la  CCC, precisó que EEUU  tendría una escasez de 50.000 camioneros a finales del 2015.El salario promedio anual de un camionero de flota privada asciende hasta los 73.000 dólares,  según un nuevo informe de la American Trucking Association (ATA). Hasta el 2014s años, la escasez era de 30.000 conductores y de 20.000 hace una década.

“Las empresas estadounidenses necesitan conductores de camiones para transportar mercancías. No tener suficientes afecta las entregas diarias de todo tipo de artículos, desde elementos esenciales como comida y gasolina para supermercados y gasolineras, hasta las órdenes en línea que envía Amazon a los hogares”.

Este déficit de camioneros, no incluye a los  que llevan mercadería por la Panamerica, cruzando México  hasta Chile. Dejando a la familia periodos mínimos de un mes. 

La remuneración del camionero ha subido entre 8% y 12% anual en los últimos años, según la ATA.  Esta es una cifra mucho más alta que la de los salarios del resto de los estadounidenses.

El salario promedio anual de un camionero que trabaja para una flota privada, como un conductor de camión contratado por Walmart (la cadena de mercados de productos de primera necesidad de EEUU) , es de 73.000 dólares, según ATA. El Departamento de Trabajo fija el salario medio anual para todos los conductores de camiones en alrededor de 40,000 dólares.

En un tiempo en que los problemas para lograr un equilibrio entre vida y trabajo —como las vacaciones pagadas y los horarios flexibles— están recibiendo atención en la economía estadounidense, las empresas de transporte por carretera tienen el reto de reclutar y retener trabajadores.

Si sumamos a ello una fuerza laboral que envejece y una falta de interés por parte de los trabajadores jóvenes, tenemos como resultado una escasez. La edad media de los camioneros es de 49 años, según la ATA. La edad media de todos los trabajadores estadounidenses es de aproximadamente 42 años, de acuerdo con datos del Departamento del Trabajo.

La industria está pasando las peores dificultades para retener a los trabajadores jóvenes. Las empresas de camiones también tienen dificultades para reclutar mujeres, que se habían convertido en una parte mayor de la mano de obra en generaciones anteriores.

Las mujeres representan el 47% del total de la fuerza laboral de Estados Unidos. Sin embargo, solo el 6% de todos los conductores de camiones son mujeres, según datos del Departamento de Trabajo y de la ATA.

Para calificar, los camioneros deben tener al menos 21 años, una licencia para conducir camiones comerciales, aprobar una verificación de antecedentes y una prueba de drogas. Esos requisitos no han cambiado en años, dicen los expertos. Pero realmente, los antiguos choferes, que en gran número no son norteamericanos esperan su retiro para retornar a sus tierras de origen  con un  capital que les permita crear una pequeña empresa.


Hoy, los tiempos son otros.  Hay menos gente dispuesta a estar en la carretera durante días cada vez y soportar las largas horas que exige el estilo de vida de la conducción de camiones. “Están teniendo dificultades para poder contratar o retener a los conductores (jóvenes)”,  explica un chofer centroamericano, quien espera su retiro al  cumplir 65 años de edad.
Mas información
http://www.elmercuriodigital.net/2017/04/los-camioneros-y-sus-derechos-sociales.html/

www.elmercuriodigital.net/2017/01/vida-de-camioneros.html
papeldearbol@gmail.com
Corresponsalia en  EEUU

Comentario
David Flores, músico y jurista, ciudano peruano, nacido  en Huaylas,  uno de los pueblos más visitados por  el turismo de aventura. Huaylas, es uno de los puntos  más  atractivos para llegar a Alpamayo, nevado que es una pirámide perfecta. La lira  Huaylinas, conjunto  que dirige  David Flores, nos remite a su album, para ofrecernos:

CAMIONCITO ROJO
https://www.youtube.com/watch?v=q21lQfgYkQ0

La Lira  Huaylina, uno de los  grupos musicales más conocidos en el Perú, que camina cerca de un primer siglo, por miembros de la Familia  Flores  Vásquez y amigos de la  Región Ancash, se suma a la caravana americana de reconocimiento  de los Camioneros a la mayor integración  cultural. Las letras  de la  canción Camioncito  Rojo son las siguientes:

Camioneros, los de mi tiempo:, 
En determinado momento de la vida, todos soñamos con un pequeño camión: Queríamos ser camioneros. Recuerdo uno de los míos: Las llantas eran los carretes de la cinta de la máquina de escribir de mi papá; suavecitas. En hacer la carrocería nos pasábamos la vida. Era difícil. Nos preocupábamos mucho (alentados por papá) de ponerle un nombre: "El zorro", "El Pirata", etc. Luego en la calle, el siguiente trabajo era hacer la carretera (bien pegada a la pared). Era una odisea el cruce de dos camiones.

 Cuando gané algunos añitos, aprecié la valía del camionero. Hubo un huaylino, Antenor Cribillero que hacía un servicio Caraz-Huaylas, miércoles y domingos. Cuan importante era. Dictador, dueño de la carretera, "acomodador" insigne para ganar espacio. En una oportunidad una mujer le ,objetó el costo del pasaje Caraz-Huaylas. "Está más caro que el pasaje Caraz-Huaraz", le dijo. Antenor con su rústica filosofía le retrucó: "Entonces anda vete a Huaraz" y allí terminó el diálogo, previo pago, por supuesto.

 En Caraz, a eso de las 4 de la mañana salía hacia Huaraz Alicho Gonzáles con "El Caracino". Llegaba a Huaraz  cerca de las 8 de loa mañana; todos los días. Y así hubo camioneros en Yungay, Carhuaz, Huaraz y, obvio, en todo el Perú. En Yungay, mi tío Pablo Vasquez tenía una flota de camiones (6 o 7) y su auto con chofer. En una oportunidad se que allanó bien un camino para visitar a una amistad especial dándose el gusto de llegar en su auto., (lujos de camioneros) En Ranrahirca el tío Marino Méndez tenía una flota de dos o tres camiones "Mack", es decir lo máximo en tamaño y potencia. Sus hijos Lobden y Hilber heredaron el negocio y así podríamos seguir largamente.

 Acabaré contando un lío de camioneros ocurrido en una lejana carretera del Departamento de Amazonas. Yo había tomado un auto expreso en Moyobamba para dirigirme a Chachapoyas y al clarear el día, llegamos a un tramo  inundado de lodo con larga fila de vehículos a ambos lados. Dos camioneros (enemigos) se habían encontrado frente a frente y ninguno quiso darle pase al otro ocasionando obviamente gran congestión. 

Estuve como una hora tratando de persuadir a uno y otro a ceder el pase para evitar el entrampamiento. Me costó mucho trabajo hasta que uno de ellos cedió "por ,usted que va a Chachapoyas por un proyecto turístico de progreso para  mi tierra". Poco a poco desapareció la "cola" de más de un kilómetro de camioneros.

   ¿Sueldo? , ¿Beneficios sociales?. Creo que nunca. Finalmente son admirables, de paciencia extrema si nos referimos a quienes conducen un "trailer" por la Panamericana, a paso de tortuga    pues se envejecen en la rura.

  Un abrazo:

     David


sábado, 22 de abril de 2017

CAMBIO16 Y LA AMAZONIA

Cambio16  registro años atras las promesas  de los gobernantes. Las  promesas
no fueron cumplicas.  Gobernantes sudamericanos hoy son  buscados por la policia
internacional o tienen sus guaridas en las  grandes ciudades.

viernes, 21 de abril de 2017

Gerardo Torres: LA DEUDA SOCIAL CON UCHURACCAY. LA PRENSA ANGEL O DEMONIO


Juan Manuel Vilca, Gerardo Torres, hoy Editor de Claridad, Roberto Cubas, y 
Pedro Sánchez, el penúltimo  viaje a los andes de  Huancavelica,
7 días antes  de la  tragedia de Uchuraccay,

http://www.elmercuriodigital.net/2017/04/uchyraccay-la-deuda-social-del-peru.html
Jorge  Zavaleta  Alegre
Corresponsal en Washington DC del Grupo El Mercurio  Digital.
Mi saludo a Claridad. Mis primeras palabras: La prens atraviesa por una profunda crisis  de credibilidad. En este drama, la prensa local, aquella que se preocupa de los problemas concretos del  poblador de las aldeas, de los pueblos remotos, es más importante que los grandes circuitos internacionales que manejan una sola “verdad”.

Como afirman investigadores de la  fundación madrileña Juan Manuel  Flores Jimeno, los periodistas están cada vez más lejos de los procesos de producción y emisión de información y cada vez tienen menos control del producto final de la labor que desarrollan. Las  agencias de asesoramiento de periodistas, (periodistas “en el otro lado”) sirven más para defender los propósitos de  grupo que proponer  soluciones a las demandas sociales.

En este contexto, cabe recordar siempre la violencia en la  historia. Uchuraccay, en los Andes de Ayacucho, es una drama inconcluso, cuya conocimiento puede ayudar a entender como la violencia asesina la vida. 

Uchuraccay, crimen de Estado, es una conmovedora Crónica, un  relato  de un testigo directo,  cuya lectura  nos invita a la reflexión.  Gerardo Torres Cóndor, periodista comprometido con la verdad, nos entrega un informe publicado  en Claridad,   que ninguna crónica oficial podría haber recogido. No  hay peor enemigo de la prensa que las organizaciones criminales y los Estados con sus informes oficiales, para confundir el  universo que nos rodea.

Claridad, es el fruto de un sindicato  de periodistas, que sale a las calles de Lima, para ocupar el inmenso vacío informativo que deja la prensa empresarial, la cual experimenta, con  el impulso de la tecnología digital, una acelerada  merma de lectores. 

Me alegra mucho que este nuevo vocero popular también lleva  el mismo nombre.de  la Sonora, en la ciudad de Caraz, Ancash,  a 50O  km al Noreste de la capital del Perú. Este medio,  con su cadena de altoparlantes en las esquinas de las principales calles,  influenció en la población a leer poesía, literatura, hacer teatro, aprender  a cantar, con el  acompñamiento de instrumentos de cuerda y percusión. Los temas que abordaba eran esencialmente locales. Radio Claridad ayudó a promover el turismo  por los pueblos  del  Callejón de Huaylas, cuyo  belleza natural es su gente laboriosa   que cuidaba sus nevados, lagunas,  ríos y manantiales para garantizar el regadió de sus chacras y llegue limpia a los desiertos. 

Resultado de imagen para fotos masacre de uchuraccay
Las páginas siguientes  corresponden  a: Gerardo  Torres  Cóndor, Editor de Claridad, valeoroso periodista. Leamos:

Por GerardoTorres, Editor de Claridad
Uchuraccay sigue siendo una herida abierta y sangrante en el periodismo porque hasta ahora no se hace justicia a los mártires de la prensa nacional que fueron  asesinados en la lejana comunidad de los Andes de Ayacucho, hace  34 años.
El alevoso crimen fue perpetrado un mes después de estallar  la guerra interna en suelo ayacuchano, el 26 de enero de 1983, durante el segundo gobierno de Fernando Belaúnde Terry.

En vísperas de la Navidad  del año 1982, el presidente Belaúnde había decretado el estado de emergencia en esa región,  y encargó a las Fuerzas Armadas el control político militar  para combatir a las huestes maoístas de Sendero Luminoso que dirigía Abimael Guzmán.

Los periodistas habían llegado a Uchuraccay el atardecer del 26 de enero, tras una caminata de varias horas desde el caserío de Toccto, hasta donde los trasladó el taxi que contrataron en la ciudad de Huamanga.

La delegación lo integraban Pedro Sánchez, Eduardo de la Piniella, Félix Gavilán (Diario de Marka) Willy Reto, Gerardo Torres; Jorge Luis Mendívil (El  Observador)  Jorge Sedano (La República),  Amador García (revista Oiga),  el periodista ayacuchano Octavio Infante y el guía Juan Argumedo.

En el grupo habían tres quechuablantes: Gavilán, Infante y Argumedo, quienes consideraban que no tendrían problemas de traducción si la necesidad  lo exigiera, en esa región quechua.

Los periodistas y su guía recorrieron solitarios valles, montañas y quebradas  por un estrecho camino, sin pensar que estaban transitando el último trecho de su vida.  El objetivo de ellos  era buscar la verdad en torno a la matanza de varios adolescentes en Huaychao, comunidad vecina de Uchuracay. Ambas están asentadas en un valle andino a 4,000 metros sobre el nivel del mar.

El sangriento episodio había ocurrido una semana antes y las informaciones que se manejaban en Huamanga eran contradictorias. Viajeros procedentes de Huanta señalaban que los infantes de Marina habían ultimado a balazos a varios adolescentes. No precisaban cifras, en tanto que fuentes castrenses aseguraban que las víctimas eran senderistas que fueron linchados por los comuneros de Huaychao.

Los periodistas decidieron llegar al lugar de los hechos y partieron  con  la  confianza  de periplos anteriores a otros puntos de la zona convulsionada,  junto a colegas que días antes  ya habían  retornado a Lima, entre ellos el que suscribe  esta crónica (Torres Cóndor).

Diez días antes de la tragedia de Uchuraccay viajamos con Pedro Sánchez y colegas de otros medios a Pariabamba, en la cuenca del río Pampas, Andahuaylas, Apurímac, donde lugareños habían encontrado en un desolado paraje el cadáver de la senderista identificada con el pseudónimo de Carla.

El 15 de enero contratamos un taxi y partimos temprano rumbo a la zona. Recuerdo como si fuera hoy, que en los controles policiales y militares  preguntaban insistentemente por periodistas del “Diario Marka”, periódico de tendencia izquierdista que en ese entonces  en Ayacucho era  adquirido por más de 10 mil ejemplares diarios y a nivel nacional superaba tirajes de más de  100 mil.Resultado de imagen para fotos masacre de uchuraccay

Junto a nosotros viajaban Manuel Vilca (La República), Roberto Cubas (Correo) y Jorge Torres Serna (revista Gente). No obstante el peligro,  decidimos no mostrar la credencial de Marka. Pedro Sánchez enseñaba el carnet de “Quehacer”, revista  de un prestigiado Centro  de Investigación Social,   y yo mostraba el carnet del Colegio de Periodistas del Perú (CPP).

Llegamos a Andahuay, cuna del escritor José María Arguedas, cerca de la media noche, tras un viaje de más de 12 horas,  con torrenciales  lluvias,  lo  que  dificultaba el desplazamiento del  automóvil por una carretera sin asfalto.

En Andahuaylas nos alojamos en el hotel de turistas, que estaba atestado de policías y efectivos del servicio de inteligencia del Ejército. Los colegas de la región y lugareños de la zona nos aconsejaron no continuar el viaje al río Pampas: “En las comunidades de la zona están los “sinchis”, cuerpo especializado de la policía, que operan vestidos de campesinos. No expongan su vida”, nos advirtieron. La mayoría de esa expedición decidió no seguir viaje.

Pedro Sánchez se molestó. Él era el más entusiasmado en llegar a Pariabamba. Decía que necesitaba tomar fotos y mostrar al mundo su trabajo profesional.

Hacía sólo dos días que él había llegado a la zona de guerra, en reemplazo de Severo Huaycochea, veterano reportero de “Marka” que estaba en Ayacucho desde el 23 de diciembre, un día después del ingreso de las tropas militares al mando del comandante Clemente Noél Moral.

Retornamos a Huamanga la noche del 17 de enero y en la madrugada del día siguiente, aproximadamente a las 2 am, el portero de la hostal “Santa Rosa” tocó la puerta de mi habitación, en el segundo piso, y me dijo que dos personas me buscaban y querían hablar conmigo. No salí, le dije que se identificaran y dijeran el motivo de su visita a esa hora.

El portero llevó el encargo y 5 minutos después retornó. “Insisten en hablar con Ud., dicen que han secuestrado a la hija del distribuidor del periódico”, dijo. El distribuidor de “Marka” en Huamanga era un hombre humilde de baja estatura de apellido Quispe, cuya tarea contaba con la ayuda de su hija Norma, una colegiala de 15 años de edad.

Me preocupó  el mensaje y estuve a punto  de despertar a Pedro Sánchez para salir juntos,  pero un mal presentimiento me detuvo  y le  dije al portero que me sentía  con un malestar y les diga a los visitantes  que buscaría al  distribuidor  de Marka a las 7 de la mañana. Así fue,  a esa hora  hablé con Quispe, me confirmó que habían llevado a su hija Norma. El responsabilizaba a los  militares  del  secuestro.

Ante mi requerimiento, Quispe me dijo  que él  no  había ido a buscarme a la hostal, hecho que me preocupó, y desde  ese  momento pensé  en algo malo  me podía pasar.

El  19  de  enero  hablé  con  el  director   del   periódico,   José   María  Salcedo,  y  pedí  mi  relevo.  Retorné  a  Lima  el  22  de  enero  y  dos  días  después  partió a Huamanga mi reemplazo, Eduardo de la Piniella.

Los periodistas sabíamos que al Comando Político Militar le molestaba  las  noticias  que  se  difundían en el país y el mundo de lo que ocurría en la zona convulsa.  Casi  todos  los  días, los    senderistas  mataban  policías,  jueces,  alcaldes  y  gobernadores. Incursionaban en pueblos  y  caseríos  y  asesinaban  a  jóvenes   y   adultos   inocentes   que  se  resistían  plegarse  a  sus  filas.

Después  que  se  marchaban  los  subversivos,  llegaban  los  militares  y  policías  y  también  mataban a los pobladores acusándoles  de  terroristas  como  sucedió  en  Accomarca,  Lucanamarca, Putis, Pampa Cangallo  y  muchas  otras  comunidades de la región

Los   periodistas   que   llegábamos  a  los  pueblos  a  donde  habían  incursionado  las  fuer-zas beligerantes escuchábamos sólo  relatos  de  horror  de  parte  de los sobrevivientes. Mujeres ancianas  imploraban  ayuda  de  rodillas,   decían   en   quechua   que  los  senderistas  o  militares  mataron  a  sus  hijos  o  que  se  habían  llevado  a  sus  hijos.   Javier  Ascue  (ya  fallecido),  que  trabajaba  para  “El  Comercio”,  nos servía de traductor.

La estrategia de los militares en Ayacucho era de tierra arrasada, no podían dejar testigos en las zonas donde incursionaban. Eso fue lo que ocurrió en Uchuraccay  y  en  Accomarca,  por mencionar sólo dos ejemplos.
La   matanza   de   Accomarca  ocurrió  el  14  de  agosto  de  1985.  Empezaba  lo  que  sería  el  primer  desastroso  gobierno  de Alan García, sindicado hoy como  uno  de  los  ex  mandatarios más corruptos y que amasó fortuna en sus dos gestiones.

Teófila  Ochoa  Lizarbe, la única sobreviviente  de Accomarca,  reveló  ante  los  tribunales  de  justicia  que  ese  día,  en  horas  de  la  mañana,  una  patrulla  militar  incursionó en el pueblo y obligó a 60 comuneros,    entre  adultos  y  niños,  ir  a  la  plaza  para  una  supuesta   asamblea.  

Después fueron obligados a ingresar a una casa  casa  donde  fueron  acribillados  a  balazos  y  luego  la  incendiaron para que no quede evidencia. Teófila, que entonces tenía 12 años, presenció el horror  desde  la  parte  alta  del  poblado.  No  estuvo  entre  los  sentenciados a muerte porque se había demorado en retornar a casa  de un mandado que le hizo su madre, doña Silvestra Lizarbe.

Teófila relató que después los asesinos la persiguieron a balazos,  pero  gracias  al  Divino  no  la  mataron.  Logró  salvarse  y  vivió para contar el horror ante el mundo.

La  justicia  ha  condenado  a  los  criminales  de  Accomarca,  31  años  después,  aunque  no  a  todos.  Al  responsable  político,  Alan García, no le pasa nada. Los  familiares  de  los  periodistas masacrados en Uchuraccay,  los  gremios  profesionales  y  todo  el  Perú  exigen  sanción  para los asesinos de los mártires del periodismo.

El  poder  militar  y  político  de  entonces  afirmaba  que  los comuneros de ese alejado  poblado  de  las  alturas  de Huanta. dijeron que lo confundieron  con  terroristas,  pero  los alzados en armas nunca an-daban  cargando  cámaras  foto-gráficas sino fusiles, cuchillos, machetes y dinamita.

Cuando fui citado a declarar a  la  Comisión  investigadora  que presidió el escritor  Mario Vargas  Llosa  afirmé  todo  lo relatado en esta crónica y puntualicé  que  no  creía  que  los  comuneros  sean  los  criminales. Sustenté mi afirmación en el  buen  trato  que  recibíamos  los periodistas en las comunidades  a las que llegábamos en misión periodística.

Ante   el   requerimiento   del   Nobel, señalé que para mí en el asesinato de los periodistas tuvieron  
participación  activa  los  militares y los policías  vestidos de campesinos.

La comisión Vargas Llosa no recogió completo mi testimonio en el informe final que elevó al presidente de la República, Fernando Belaúnde. El crimen sigue impune. 

Nota. El Lugar de la Memoria, en Lima, LUM, es una inversión de US$ 9.000  000,  donación del Estado de Alemania, muestra documentos escritos y visuales del  Caso Uchuraccay, pero  muy pocas personas visitan. La anomia de sus funcionarios y empleados es una de las causas de esta indiferencia. http://lum.cultura.pe/
papeldearbol@gmail.com

martes, 18 de abril de 2017

LA LECCION MUSICAL DE TURQUIA


Jorge Zavaleta  Alegre /Nueva York.
La música turca es, al igual que la árabe y la persa, uno de los principales “dialectos” del lenguaje musical propio de los países musulmanes. Música popular como la de Zara Zamani Gelda o  de Mozart, con la Marcha Turca, expresan la inmensa riqueza musical de este país.

Cuando uno escucha a Zara Zamani Geldi, cantante y actriz turca,  quien  ganó la Mariposa de Oro por "Mejor Cantante de Música Popular Turca", cualquier latinoamericano debería sentir  cuan poco o nada realizan los países de esta parte del planeta para promover su  rica tradición musical, salvo Argentina, Cuba,  Colombia, Bolivia o Chile.

Zara  Geldi,  es considerada como una artista representativa de la música de su país. La música popular tradicional (Türk halk müziği), menospreciada e ignorada durante siglos, ha sido recuperada por musicólogos y folkloristas. Representa la esencia de tradición nacional, es de origen asiático y no conserva elementos de la antigua Grecia. En ella encontramos una parte profana, que aún hoy suele interpretarse al aire libre con instrumentos ruidosos, en unos casos el davul y en otros, la zurna, y otra religiosa.

Zara Geldi o Nese Yilmax, confiesa a los periodistas en un teatro de Nueva York, que  fue estudiante en el conservatorio estatal de la universidad técnica de Estambul. Fue en el departamento de la música vocal, cuando ganó un  concurso  nacional de la escuela secundaria de la música y de la danza popular como solista musical turco del folk del sexo femenino.

Ella nació  en Estambul, Turquía  y estuvo casada solo cinco años con el propietario de la compañía de grabación İskender Ulus. Su talento  se  pone en evidencia cuando interpreta  la música tradicional turca, la cual recibe constantemente numerosas influencias culturales,  que se superponen a las islámicas más ancestrales y a las propias de Anatolia, y entre ellas no faltan, por supuesto, las modernas aportaciones de la música Europea.

Albert Lázaro-Tinaut, explica que algunos juglares interpretan la música con instrumentos de cuerda pinzada. La mayor parte de estos instrumentos, como veremos más adelante, se usaba en el antiguo Imperio otomano.

La música profana encuentra su más alta expresión en las bodas, ceremonias que pueden llegar a durar hasta una semana. La música religiosa, en cambio, es más discreta y queda relegada, sobre todo, a algunas cofradías sufíes.

En las regiones de Esmirna, Aydin y en algunas zonas montañosas, es frecuente que estas danzas sean interpretadas por grupos folklóricos asociativos. Mustafa Kemal Atatürk planeó incluso establecer una danza nacional basada en el zeybek para la Turquía republicana, de la que es considerado fundador en 1923.

Las influencias de la música clásica otomana son muy diversas, al igual que las de la música popular: bizantina, turca, árabe, persa, armenia e incluso zíngara. Esta variedad de inspiraciones hizo que los otomanos fueran los primeros en utilizar una notación musical sistemática en el mundo musulmán.

Según musicólogos turcos, habría que buscar los orígenes de la música otomana en la época del Imperio selyúcida (entre los siglos XI y XIII), aunque su refinamiento tendría lugar más tarde en las grandes ciudades, sobre todo en Constantinopla, de donde le vendría esa condición elitista. Mientras tanto habría evolucionado de algún modo a través de la música popular anatolia relacionada con el ámbito religioso y militar (de ésta procedería la mehter takımı, la música marcial otomana).

 Albert Lázaro-Tinaut, en una profusa investigación  de la música, destaca el artículo de Mario Scolas “Les musiques en Turquie” (en Last night in Orient, 25 de diciembre de 2007) y  habla en plural  cuando se refiere a  las músicas turcas, porque  ratifica que hay diversos elementos que han ido surgiendo a lo largo de los siglos para configurar el conjunto de la cultura musical popular del Asia Menor.

Al hablar de Asia Menor  encuentra elementos procedentes de otros pueblos del antiguo Imperio otomano, que van desde la música persa hasta influencias balcánicas, o que son herencia del aún más antiguo Imperio bizantino. En Turquía también son muchos los tipos de danza tradicional que se conservan.Resultado de imagen para constantinopla fotos


Estambul (las antiguas Bizancio y Constantinopla) puede considerarse, en cierto modo, la síntesis de esa diversidad. Puesto que el Imperio otomano se extendía por los territorios de treinta y cinco estados actuales, y que en Constantinopla, su capital, había gentes procedentes de todos ellos.  Estambul continúa siendo tan cosmopolita como antes, y quienes llegan a ella actualmente proceden de todos los rincones de Turquía, pero también de los Balcanes, el Cáucaso, el Asia central turcófona y el Próximo Oriente.

Aumentan los jóvenes sin estudios que ni tienen trabajo ni lo busca



CAMBIO FINANCIERO
POR JUAN E. BALLESTEROS
Cambio16, Madrid
12/4/2017 
El bajo nivel educativo es el principal obstáculo de los jóvenes para encontrar empleo, una circunstancia que se ha convertido en un fenómeno estructural y que se ha agudizado durante la crisis económica y que se agravará ante la perspectiva de un colectivo de desempleados que ni tiene trabajo ni lo busca, lo que puede conducir no solo a la exclusión laboral sino también social, según la principal conclusión del estudio ‘Paro juvenil y pobreza, ¿un problema estructural?’, realizado por el Observatorio Social de ”la Caixa” con el objetivo de analizar la incidencia de la recesión en el mercado laboral y las consecuencias que se derivan para los jóvenes menores de 30 años.

Este informe identifica los argumentos que esgrimen los jóvenes para no participar activamente en la búsqueda de un empleo. El primero de ellos es su propia condición de estudiantes, ocupación que les impide dedicarse a otra actividad, aunque también esgrimen razones que tienen que ver con la enfermedad o incapacidad propia y el cuidado de algún familiar.

Independientemente del ciclo económico, la tasa de empleo de las personas con estudios básicos no llega al 60% en los momentos centrales de sus vidas, mientras que la de aquellas que tienen estudios superiores alcanza el 90%.

Según Begoña Cueto, profesora de Economía Aplicada en la Universidad de Oviedo, y autora del trabajo ‘Bajo nivel educativo, baja participación laboral’, hacen falta políticas de empleo diferenciadas dirigidas especialmente a los jóvenes con bajo nivel educativo. El número de jóvenes que ni tiene trabajo ni lo busca para poder seguir estudiando se disparó del 36% en el año 2006, coincidiendo con el inicio de la crisis económica, al 51,8% en 2016. Esta causa la esgrimen fundamentalmente los jóvenes que cursan estudios secundario.

En cuanto a los que solo tienen formación primaria, las excusas para estar inactivo tienen que ver con la incapacidad y la enfermedad, argumento que utilizan el 28,5% de los hombres y el 17,2% de las mujeres. El cuidado de personas dependientes y las responsabilidades familiares o personales afectan al 35,8% de los que tienen un nivel de estudios más bajo.

Durante la recesión, la tasa de empleo de los menores de 30 años se ha reducido entre 25 y 30 puntos en la población que dispone de estudios primarios; 20 puntos entre los que tienen la ESO, y 10 puntos entre los que cuentan con estudios superiores.

Almudena Moreno, profesora de Sociología de la Universidad de Valladolid, es la autora del trabajo ‘El reto de la Garantía Juvenil’, en el que aborda la incidencia en el mercado laboral de este programa puesto en marcha por la Unión Europea y su escasa eficacia entre los jóvenes que no desarrollan ninguna actividad. Su idoneidad como instrumento para conseguir empleo es menor que en otros países de nuestro entorno, por lo que es aconsejable tomar medidas para hacerlo más efectivo, dotarlo de recursos y evaluar mejor los resultados.

Juan Emilio  Ballesteros:
El equipo directivo de la redacción de Cambio16 se completa con Juan Emilio Ballesteros, como jefe de Cierre y Publicaciones, función que se amplía  con la de secretario del Consejo Editor. Nacido en Sevilla en 1960, cursó la carrera de Periodismo en la Universidad de Navarra y la Complutense de Madrid. Ha trabajado para Radio Cadena Española, Diario Nueva Andalucía y Diario 16, donde llegó a ser redactor jefe. Se incorporó a Cambio 16 en 1998. Es autor del libro El Sindicato Clandestino de la Guardia Civil (Ediciones B, 1990).

lunes, 17 de abril de 2017

VERACRUZ: LOS CRÍMENES DE DUARTE

  · in Chile ·  

Veracruz, México:
El doloroso sexenio de Javier Duarte
por Agencia | 15/04/2017 | planoinformativo.com
El ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa del PRI (Partido Revolucionario Institucional) fue detenido el sábado 15 en Guatemala, donde ingresó ilegalmente. Se le hace responsable de corrupción mayúscula y violaciones de derechos humanos tales como los asesinatos de periodistas ocurridos bajo su sexenio. Esta nota de PlanoInformativo.com describe los principales delitos del ex gobernador.
El exgobernador, Javier Duarte, ha sido acusado por periodistas y universitarios de represiones en contra suya, tan sólo en tres años de su gobierno hubo más de mil 800 homicidios dolosos y se reportaron más de 10 periodistas asesinados desde el inició su mandato.
 Algunos periodistas asesinados durante 2010 y 2016 son:
 Regina Martínez, quien trabajaba para La Jornada y Proceso, fue asesinada dentro de su casa en abril del 2012.
Yolanda Ordaz quien laboraba para el periódico Notiver fue asesinada en julio del 2011.
Anabel Flores asesinada en febrero de 2016, era periodista en El Sol de Orizaba.
Pedro Tamayo, fue asesinado en julio del 2016 en el municipio de Tierra Blanca.
 Otros periodistas que se han reportado como desaparecidos son: Gabriel Fonseca, quien laboraba para el periódico Diario de Acuyacan se encuentra desaparecido desde 2011 y Sergio Landa Rosado, periodista del Diario Cardel desaparecido desde 2013.
 Además se reportaron 16 homicidios dolosos en contra de periodistas desde el año 2000 hasta el 2015, siendo el 2012 el año en el que más muertes se reportaron, esto con base en el Informe Estadístico de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Expresión.
 ATAQUES A LA SOCIEDAD CIVIL
En Veracruz hay 185 personas reportadas como desaparecidas, que poseen fuero federal, para el fuero estatal se reportan 515 personas como desaparecidas del periodo comprendido de 2010 a 2016, lo que suma un total de 700 desaparecidos, según datos del Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas.
 Durante 2016 se reportaron mil 224 homicidios dolosos, casi el doble que en 2015 cuando hubo 615, de acuerdo con el Informe de Víctimas de Homicidio, Secuestro y Extorsión 2016 publicado por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública
 Algunos casos de homicidio, ataque o tortura que se dieron a conocer durante la administración de Duarte son los siguientes:
 – En la madrugada del 5 de junio del 2015 ocho estudiantes de la Universidad de Veracruz fueron torturados y golpeados por hombres encapuchados, las autoridades no aclararon los hechos, incluso esa misma noche, algunos policías llegaron a ver lo sucedido pero abandonaron el lugar luego de recibir instrucciones de personas que se encontraban afuera del lugar de los hechos en un auto blanco.
 El caso Narvarte
– Está el caso del homicidio en la colonia Narvarte (en Ciudad de México) ocurrido en julio del 2015, donde fueron encontrados los cuerpos de Nadia Vera, Mille Virginia, Yesenia Quiroz, Alejandra Negrete y Rubén Espinosa. Vera y Espinosa eran activos en cuanto a las protestas sociales en contra del gobierno de Duarte, éste último era fotoperiodista y había huido de Veracruz debido a amenazas que había recibido en su contra.
 – En enero de 2016, cinco jóvenes desaparecieron en el municipio de Tierra Blanca, Veracruz, los jóvenes fueron interceptados por una patrulla estatal por una supuesta falta de exceso de velocidad, posteriormente los subieron a la patrulla y no se volvió a saber de ellos, la Fiscalía de Veracruz y la PGR concluyeron en que fue un caso de desaparición forzada.
 En marzo, peritos argentinos analizaron restos óseos encontrados en un rancho llamado El Limón en Veracruz, llegando a la conclusión de que algunos de los restos pertenecían a uno de los jóvenes, por último uno de los ocho policías que supuestamente participaron en el levantamiento de los jóvenes declaró que los cinco habían sido asesinados, y que dos de ellos declararon trabajar para el Cártel del Golfo.
 – En mayo, en Xalapa en el Bar Madame, fueron asesinadas cinco personas y fueron heridas 13, en el bar se encontraban alrededor de 180 personas, de las cuales algunas mencionan haber sido acribillados por sujetos encapuchados.
 – En septiembre de este año desaparecieron cuatro jóvenes en Boca del Río, una semana después la Fiscalía de Veracruz les informó a los padres que habían encontrado los restos de sólo tres de los cuatro jóvenes a lado de una carretera en Paso del Macho.
 La mayoría de los homicidios y ataques perpetrados en contra de ciudadanos se han relacionado con el crimen organizado, mencionando que éste es quien les ha cobrado la vida debido a la relación que podrían tener los atacados con cárteles como el Cártel del Golfo y el Cártel Jalisco Nueva Generación.
 Fuente:

SOLO IMPORTA EL APELLIDO

 Resultado de imagen para LOS NEGROS EN CUBA
Jorge Zavaleta  Alegre
El negro en la obra de Nicolás Guillén  es uno de los libros más  importantes y  de plena vigencia en  América Latina.   Debería ser materia de  reflexión  en las  aulas y en los hogares,  empezando por aquellas familias que predican  militancia  de “izquierda” de “socialimos”, pero  viven y actúan  igual  o peor que  los más  radicales  de la ultraderecha.

Este sector privilegiado por el fácil  acceso al dinero  y al poder,  sigue siendo en su comarca una representación del   gamonalismo urbano de siempre, mientras miles de miles de familias emigran  para supervivir y/o estudiar.  Cuando retornan, son igualmente marginales en su propio suelo, mientras los predicadores del socialismo, siguen monopolizando la academia,  dando espaldas a los que no poseen apellidos rimbombantes. Los  Rectores de las principales universidades  jamás conceden o escuchan a un migrante de éxito. La  Universidad  es una academia de la confabulación, un laboratorio para traficar contra las exigencias  de la  realidad.

El presidente de EEUU Donald Trump, hablando en nombre de sus socios de empresa, sostiene que los inmigrantes indocumentados se aprovechan de los servicios públicos estadounidenses. “Los que abusan de nuestro sistema del bienestar serán prioritarios para la inmediata expulsión"

Sin embargo, varios estudios demuestran lo contrario para las arcas federales: Los indocumentados pagan bastantes más impuestos que los servicios públicos que reciben. A escala estatal y local, depende del caso. Estos inmigrantes no  acceden  fácilmente a los programas sociales.

Un cálculo de la Seguridad Social en 2013 dice que los indocumentados recibieron en servicios de esta institución por valor de 1,000 millones de dólares, en tanto que aporte en impuestos es 13 veces más  que eso. Los indocumentados viven en la sombra para las autoridades migratorias, pero no para las fiscales.
Resultado de imagen para MARCHA DE CAMPESINOS  EN  BRASIL
Denia García Ronda, a partir de una búsqueda de los especialistas de la Fundación Nicolás Guillén, nos ofrece la puerta para entrar en el mundo de uno de los más grandes intelectuales de esta parte del mundo, desde la perspectiva particular que recoge el título: la presencia del negro en su escritura.

Cuando los textos fueron escritos por una persona tan descollante como Guillén, leerlos nos hace crecer como individuos, señala la investigadora. Al mismo tiempo, nos sirven como un instrumento más para combatir el racismo antinegro que persiste  y amenaza con crecer. Que en los países andinos se relaciona contra  el oriundo de la selva y de los andes. No hay que descartar que el narcotráfico  y el contrabando,  incursionado a la  partidocracia, va logrando una incorporación  a los sectores sociales  tradicionales.

Una útil referencia. El cementerio de Miraflores, en la ciudad española de Trujillo, una de  las más conservadoras del  estigma virreinal, ha permitido que un conocido por la justicia como el gran narcotraficante  del norte peruano, haya sido sepultado en un lujoso mausoleo, a pocos metros de la tumba  de Víctor  Raúl  Haya de la Torre, fundador de la  Alianza Política Revolucionaria Americana-Apra, fundada en México en 1917.

Las razas y el racismo son siempre construcciones sociales. Ellas tienen sus características, su razón de ser y su historia en todas partes. Las razas siguen agobiando a la mayoría de los negros y mulatos, agravadas por la enorme tasa de desempleo y subempleo que ahora caracterizó a la formación económica.

Negro cubano, eso sí, y por tanto cubano negro. En “El camino de Harlem”, breve manifiesto publicado en 1929, expone con gran lucidez cívica el cuadro real de separaciones entre las razas, prejuicios y racismo republicanos, y sus nefastas consecuencias.

La rica diversidad viene del origen múltiple y de los nuevos frutos que sus relaciones van dando, la desigualdad ha sido creada por los sistemas sociales de dominación, que trasmutan la ganancia capitalista en el poder del dinero y el despojo en propiedad privada.

“¿Es mi nombre, estáis ciertos? / ¿Tenéis todas mis señas?” -preguntará el autor de “El apellido”-: “[…] Lo habéis robado a un pobre negro indefenso. / Lo escondisteis, creyendo / que iba a bajar los ojos yo de la vergüenza”.

Contra la naturalización racista de las iniquidades sociales, que las devuelve como el destino al que cada uno debe resignarse, los poemas del joven Guillén son arte y denuncia.
 “Me matan, si no trabajo, / y si trabajo, me matan: / siempre me matan, me matan / ¡siempre me matan!”, grita en 1934. Y a Sabás, “el negro sin veneno”, le reclama: “¡Sabás,no seas tan bruto,/ ni tan bueno!” A los poemas de West Indies se les sale la rebeldía por los poros.

Resultado de imagen para LOS INDIOS DEL PERU Y BOLIVIA

COLOFON. Años atrás, en un domingo festivo, pasé  rumbo al sur  de Lima  y  observé en  un restaurante,  cuyo frontis era  ocupado por decenas de los coches más caros  y confortables del mercado, con guardianes de raza negra y mujeres cobrizas de mandil blanco.

No  había un espacio para un  nuevo comensal.  Esperamos. Y la sorpresa,  treinta años después, sigue siendo más ostentosa.  En el Perú, sobre todo, existe una  estrecha relación con  el  apellido,  ligado a la “tradición”, sinónimo de  dinero,  de poder  adquisitivo, de reparto de la torta  y del privilegio  infinito, empezando por el acceso y conducción de las universidades y  de los centros  de investigación más conocidos en el mercado.  Los allegados a estos grupos, nos dicen "resentidos sociales" a quienes abordamos estos temas.  Carlos  Eduardo Zavaleta, en su novela Los Aprendices, describió  las vanidades de los notables, que reproducen los sueños de los apellidos, que disfrazan su origen quechua  o criollo con un primer nombre en inglés.

domingo, 16 de abril de 2017

UNA SERENATA CON HISTORIA

NE: Para los lectores de Papel de Arbol, una crónica del  Director
de la Lira  Huaylina, David Flores Vásquez uno de los conjuntos musicales 
que más ha contribuido a la integración de diversas  generaciones del
Callejón de Huaylas.  Sus  integrantes siguen manteniendo
un profundo la lazo con su tierra natal. 
Una hermosa lección de cómo las artes, empezando por la musica, la literatura, el cine....logran cerrar
conflictos ancestrales y construir mejores oportunidades de vida. 

La Lira Huaylina, ha  cumplido mas de una vez, en múltiples  lugares del mundo,
una excelente tarea diplomática. El Ministerio de Cultura del Perú, nunca ha tenido el coraje
de dar realce a estas manifestaciones,

Los cajones y armarios del MC, están repletos de estudios que no llegan a ninguna parte.
Jamás se le ha ocurrido a un ministro de Educación a la   promoción de estas expresiones
legítimas de los pueblos más bellos  del Perú. Si seguimos las lecciones de Bolivia, Chile, Ecuador,
Venezuela, Cuba, bien se podría dar un salto contra el racismo y el  asalto a las arcas del  Estado.

Jorge Zavaleta  Alegre,  Grupo El Mercurio de
Madrid/Washington DC.
https://youtu.be/_iL1TBpWZ5s

https://www.youtube.com/watch?v=_iL1TBpWZ5s
La Lira Huaylina
Por  David  Flores  Vásquez
Corría en Huaylas, Ancash, seguramente, la tercera o cuarta década del mil novecientos y había una familia en la que tres de las hijas mayores estaban listas para el “casorio”. Por cierto eran muy atractivas. Yo las conocí cuando ya habían pasado la primavera y seguían guapas.

Ante ese regalo de la vida, no faltaban los sensibles “Romeos” que querían echar su numerito al ánfora. Uno de ellos, al que llegué a conocer, era para entonces un joven si bien atractivo, medio bohemio, que quiso hacer méritos llevando una serenata al llegar el santo de la mamá. Todo indica que no estaba en la lista de los “elegibles” pues no obstante las tres piezas del repertorio, no se encendieron las luces, que era una señal de aceptación de la visita.

El discreto desaire era evidente por lo que, caballerosamente, no había sino que retirarse. Así hizo el grupo que, finalmente, se detuvo a dos cuadras a “rumiar” la pena. En ese trance, en la solemnidad de la noche, sin luz artificial entonces, en la que los pasos se sentían a distancia, el grupo percibió afanes en la esquina de la mencionada residencia. No quedó duda alguna. Empezó la música (arpa y violín) y a la tercera pieza se encendieron las luces. Eran bienvenidos. El grupo sí ingresó a la casa y se armó la jarana.

Los desairados destacaron un vigía a la esquina del movimiento. Este, periódicamente, narraba lo que veía “en vivo y en directo”. La casa era amplia con una sala respetable; la cocina estaba un poco distante, patio por en medio, en la que se cocinaba un sabroso caldo de dos gallinas en una olla grande de fierro, con asa incluida. 

Las hijas se turnaban, después de cada baile, para atizar la candela. (Era la época en que se cocinaba con leña). Luego de avivar el fuego, volvían a la sala a proseguir con el baile.

La pena del desaire generó finalmente una idea: “Debemos robarnos el caldo”.  En efecto: Calculados debidamente los tiempos del baile con la atención del fuego, dos jóvenes decididos entraron sigilosamente hasta la cocina portando un palo fuerte que pasaron por el asa de la olla. Se lo pusieron al hombro y salieron con el caldo hirviendo. El vigía quedó para conocer la reacción y vio que la chica de turno miró por todo lado en busca de la olla, sin encontrarla. Tuvo que reportar entonces en la sala la desaparición de la olla y se armó, dice, un gran alboroto.

Se por la versión que me dio el “desairado” que todos se fueron con la olla por una calle solitaria en total silencio. Que en secreto se fueron a una casa y consumieron el caldo y las buenas presas hasta saciarse y que enterraron la olla con todos los huesos en una quebrada prometiendo guardar el secreto, bajo juramento.

Se supo que en la familia “damnificada”, todos sospechaban de los integrantes del primer grupo, pero no los llegaron a culpar, pues no había pruebas concretas. La olla nunca apareció y debe seguir enterrada.

La anécdota la conocí por versión personal del protagonista que solo admitió el nombre de uno de los ”conspiradores” cuando le barajé diversos nombres. Cumplió con guardar el secreto prometido.

Yo que he tomado muchos caldos de gallina en las numerosas serenatas que he dado en mi vida, creo que no probé el mejor que pudo darse en mi tierra.