Papel de Arbol

lunes, 13 de agosto de 2018

ALTIZABARA, TRES DECADAS DESPUES


Jorge Zavaleta Alegre
La iglesia Nuestra Señora de la Paz, a pocas cuadras del cementerio general de la ciudad peruana de Trujillo,  está llena de familiares de aquellos soldados que arriesgaron y sacrificaron sus vidas enfrentándose contra subversivos y terroristas de Sendero Luminoso, hace 27 años en Altizabara y otros pueblos vecinos de  Santiago de Chuco de La Libertad y provincias vecinas de  Ancash.

Es domingo 12 de Agosto del  2018. El sacerdote católico Roosvelt  Rodríguez, alzando el cáliz  invoca a los fieles a desterrar el odio, a perdonarse los unos a los otros, a vivir con sencillez y de corazón, ordenadamente,  en tanto la justicia es relativa.

Los fieles rezan por quienes lucharon en diferentes frentes de La Libertad como en Asia de Buldibuyo y caseríos vecinos.

Sensible a los efectos que genera  la profunda corrupción enraizada en el Perú, el padre Rodríguez  advierte que  diferentes estratos políticos y económicos de este país latinoamericano, el dinero robado, sustrae atención de las necesidades y derechos  de los jóvenes, a quienes se les niega el futuro, la educación, la salud y hasta la capacidad de soñar.
                                          Agencia Reuter, diarioLa Industria de Trujillo

Según documentación  suscrita por el general de división Jorge Ferreyros  Seguín, en  Altizabara perdieron la vida, en una emboscada, Andrés Castro Araujo, Pablo Vargas Miranda. Marco Silva Ortiz, Dileo Bustamante Rodríguez, Ulises Juárez Charún, a quienes  hasta ahora, sus familias han sido privadas de un derecho a la subsistencia.

Similar derecho les debe corresponder  a  quienes se enfrentaron ante un enemigo que actuaba con acciones terroristas, y se salvaron de morir. Ellos tampoco recibieron asistencia médica especializada. Los  efectos de esa guerra siguen siendo  traumáticos, que en la mayoría de los casos  aún no han sido  superados.

En tiempos electorales reaparecen   parlamentarios que respaldan candidaturas a gobiernos municipales prometiendo atender las demandas familiares de todos los héroes de la Sierra de La Libertad. Argumentan que pronto será posible ampliar los derechos otorgados  por la Ley 1169, con el voto mayoritario  del  Congreso, aunque no aseguran que el  presidente Martín Vizcarra decida la promulgación.   



Parece ser que el Lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión Social (LUM) no ha incluido aún el capítulo de la violencia en el Norte del Perú. Si es un espacio del Ministerio de Cultura  debería incluir información a fin de ampliar el  diálogo en torno a temas de derechos humanos, enfocándose en los hechos de violencia ocurridos durante el periodo 1980 - 2000 en el Perú.

La historia de los familiares de quienes integraron el  Batallón  323 o los sobrevivientes pueden ofrecer más luces sobre la guerra que desató Sendero y el  MRTA, cuyo cabecilla  fue  militante de la juventud del Apra, la Alianza Popular Revolucionaria Americana, que  fundó Haya de la Torre, en México 1917.

El periodo de violencia terrorista que afectó al Perú  es como una cicatriz en nuestra historia que muchos ciudadanos saben cómo la obtuvieron, pero otros tantos no saben cómo apareció. 
Este es el caso de una gran cantidad de jóvenes, incluso adultos. El Lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión Social  es esencial para conocer los eventos que causaron la muerte de 69,280 peruanos, la respuesta por parte del gobierno, las Fuerzas Armadas y movimientos ciudadanos y las consecuencias que generaron.

Innovaciones para luchar contra el crimen, según el Banco Interamericano de Desarrollo

América Latina ha avanzado mucho en la última década: las tasas de pobreza han bajado, y los ciudadanos hoy tienen más educación y mejor salud
Sin embargo, el crimen sigue siendo dramático. Con una tasa promedio de más de 21 homicidios por cada cien mil habitantes, América Latina y el Caribe es una de las regiones más violentas del mundo. Alrededor de 40 de las 50 ciudades con mayores tasas de asesinatos del planeta se encuentran en nuestra región. ¿Por qué nuestro desarrollo económico no se ve reflejado en la seguridad de nuestras calles?
El crimen y la violencia, más que desafíos de seguridad, son desafíos de desarrollo. El crimen no solo inhibe el desarrollo económico de nuestros países, sino también afecta el día a día de las personas, determina donde vivimos, por dónde transitamos, y a qué hora salimos. Ese miedo se ve reflejado en las estadísticas: los latinoamericanos consideran que la principal problemática a la que nos enfrentamos día a día es la inseguridad, seguida por el desempleo.

¿Dónde estamos en la lucha contra el crimen?

A pesar de los avances en materia de seguridad ciudadana, todavía hay mucho que no sabemos. ¿Cuáles son las causas de los altos niveles de crimen y violencia en nuestros países? ¿Qué hemos hecho en la región para enfrentar este enorme reto? ¿Qué intervenciones han funcionado y cuáles no y por qué?
El crimen tiene múltiples causas, y por lo tanto existen múltiples políticas públicas para resolverloNinguna variable explica por si sola la criminalidad. Es más, zonas con características sociodemográficas y económicas similares pueden registrar niveles de criminalidad muy diferentes. Para mejorar la implementación de las políticas públicas, es necesario conocer lo mejor posible el perfil de las poblaciones y adecuar los programas al contexto de cada territorio.
Los puntos calientes del crimen. Las intervenciones en materia de prevención social se están orientando cada vez más hacia programasen barrios conflictivos para generar cambios en el comportamiento de los individuos. Los diseños de estas intervenciones se basan en las teorías ecológicas que concluyen que la ciudad propicia el surgimiento de la delincuencia, en especial en aquellos territorios donde hay hacinamiento, deterioro de los núcleos familiares, falta de control social, cercanía con zonas industriales, desempleo y decaimiento urbano.
El rol estratégico de los gobiernos locales. La participación de los gobiernos locales en la tarea de la prevención de la violencia es fundamental dado su detallado conocimiento del territorio y su relación con los actores relevantes. La participación de la comunidad también es clave en la implementación de políticas públicas de seguridad para garantizar transparencia del uso de recursos, por ejemplo a través de veedurías ciudadanas.
Mas policía, mejor formada y con estrategias sólidas de vigilancia.En los últimos tiempos se ha sofisticado el reclutamiento y la formación policial, el análisis de información estadística criminal, y los modelos de patrullaje y ética policial. Entre las nuevas estrategias de seguridad ciudadana están la acción policial profesional, acción policial en equipo, vigilancia barrial y vecinal, ventanas rotas, policía comunitaria, hot spots, entre otros.
Las prisiones como escuela del crimen. Las prisiones de América Latina y el Caribe tienen hoy altos niveles de hacinamiento, y muchos presos permanecen privados de libertad pendientes de recibir sentencia, y se carece de recursos materiales y presupuestales para una correcta gestión penitenciaria. Muchas cárceles están de hecho controladas por grupos criminales y no poseen divisiones apropiadas entre delincuentes de diferentes peligrosidades. El tema de las prisiones y la resocialización de los privados de libertad en la región fue desatendido durante años. Actualmente, el crecimiento constante de la población carcelaria y las deficiencias en su resocialización han hecho que la cárcel sea un tema privilegiado de estudio de los centros de criminología.
¿Qué funciona y qué no? Midiendo el impacto. Algunas estrategias parecen haber tenido algún éxito como la atención a la primera infancia, la conciliación tras altercados entre vecinos, las políticas de integración urbana o la organización del patrullaje policial. Por el contrario, otras medidas como la mano dura contra pandilleros no han registrado resultados positivos. A pesar de los avances, las políticas y programas de seguridad ciudadana no siempre son evaluados, y aquellos que sí han sido examinados presentan resultados desiguales. Sin evaluaciones sólidas, resulta difícil que los tomadores de decisiones tengan información adecuada para decidir cómo articular políticas de seguridad efectivas.  

Una carrera de fondo

Aunque no existen fórmulas únicas para la formulación de políticas públicas en seguridad ciudadana dadas las realidades de cada país, la experiencia regional demuestra que es esencial abordar los problemas de inseguridad de manera sistémica. Eso se logra a través de intervenciones intersectoriales, como las estrategias sociales, mayor eficiencia de lo aparato de justicia y policía, y fortalecimiento de nuestras comunidades.

LÍDERES PARA LA GESTIÓN CIUDADANA
Con el fin de contribuir al cierre de esta brecha en la región, el Banco Interamericano de Desarrollo acaba de lanzar el curso de Líderes para la Gestión en Seguridad Ciudadana y Justicia, desarrollado junto con el consorcio de universidades conformado por el Centro de Estudios en Seguridad Ciudadana de la Universidad de Chile, Colegio de Justicia Criminal John Jay de la Universidad de la Ciudad de Nueva York y la Facultad de Derecho de Santa María (FADISMA) de Brasil.
¿Te gustaría participar? Infórmate aquí y déjanos tus datos.
Karelia Villa
Sobre el autor
Karelia Villa es Especialista Senior en Seguridad Ciudadana en el Banco Interamericano de Desarrollo. Es el punto focal para el trabajo de Seguridad Ciudadana del Banco en México, Centro América y República Dominicana, y tiene más de 15 años de experiencia apoyando procesos de modernización del estado en América Latina y el Caribe. Tiene una Maestría en Políticas Públicas de la Universidad de George Washington y obtuvo su Licenciatura en Economía en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, México.
mm
Sobre el autor
Bárbara Cedillo es consultora del área de Seguridad Ciudadana y Justicia del Banco Interamericano de Desarrollo en Washington, D.C. Es maestra en Seguridad por la Universidad de Georgetown y licenciada en Relaciones Internacionales por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). Ha sido consultora del Departamento de Seguridad Pública de la OEA y del Banco Mundial en Washington, DC. Anteriormente, trabajó en el área de comunicación social del Consejo de Seguridad Nacional de la Presidencia de la República en México.
....
Jorge Zavaleta Alegre  
papeldearbol@gmail.com
Corresponsal de El Meercurio y Diario16 Madrid

domingo, 12 de agosto de 2018

LAS SINFONICAS DE AMERICA LATINA


elmercuriodigital.- agosto 12, 2018

Jorge Zavaleta Alegre.-Los compositores latinoamericanos de la “música culta”, fuera del canon germánico, atraviesa por una difícil elección entre la tradición europea y la de sus propios países.

Este es un conflicto existencial de los estados o entes rectores que aún no han entendido la creciente demanda popular por su música regional y la nostalgia de los grupos tradicionales que conservan vertientes musicales de la vieja Europa.

Leamos esta extensa crónica publicada por el  Grupo El Mercurio de España.
JZA, Corresponsal en América 

COLOMBIA: SANTOS ROBO LAS ELECCIONES DEL 2014....

José Obdulio Gaviria: “Santos nos robó las elecciones del 2014 utilizando fondos espurios, algo que ya está demostrado y comprobado”

El expresidente de Colombia Álvaro Uribe expresó al exsecretario general de la ONU Kofi Annan su preocupación por la "violencia silenciosa" que vive el país y por la impunidad que puede generar el proceso de paz con las Farc.

Uribe se reunió con Annan en Bogotá, con quien conversó sobre las negociaciones de paz con las Farc en Cuba y le expresó su visión del proceso, especialmente su temor a que no se haga justicia con los millones de víctimas del conflicto armado.

Según dijo a periodistas, le explicó a Annan que en Colombia se está debatiendo "entre la justicia restaurativa, que es la que busca resarcir a las víctimas, y la punitiva, que es la que dice que los grandes delincuentes tienen que ir a la cárcel". Uribe considera que estos dos modelos de justicia deben ser complementarios y no se puede dejar de lado el uno para privilegiar al otro, y así se lo expresó a Annan.

"Para nosotros la justicia restaurativa no puede desligarse de la justicia punitiva, porque si no hay cárcel para los grandes delincuentes, para los responsables de atrocidades, así sea con sentencias reducidas, no se cumple la finalidad de reparar a la víctimas", afirmó el actual senador del partido Centro Democrático.

Tras su encuentro con el exsecretario general de la ONU y Premio Nobel de Paz de 2001, Uribe recordó que Annan "fue el gran promotor de la Corte Penal Internacional y de la tesis de que los grandes delincuentes responsables de los grandes delitos tienen que ir a la cárcel".

En las negociaciones con las Farc se discute actualmente el tema de víctimas, que incluye verdad, justicia, reparación y garantía de no repetición.

Uribe expresó también a Annan su preocupación por lo que llamó crecimiento de la "violencia silenciosa" y "el control territorial de grupos terroristas" en varias regiones del país, donde, dijo, la ciudadanía está sometida al cobro de extorsiones.

El exmandatario agregó que también le habló a Annan de otros problemas del país, entre los que citó el rearme de grupos ilegales, la expansión de cultivos ilícitos, el reclutamiento de menores, el secuestro, la extorsión y "la falta de decisión del Gobierno para exigirle a los grupos terroristas la entrega de armas y de dinero para reparar a la víctimas".

Annan, que no dio declaraciones a la prensa, se reunió ayer con el presidente Juan Manuel Santos, y con miembros del Congreso, quienes le informaron de los avances del proceso de paz. (EFE)



Por Ricardo Angoso - 
Entrevista a José Obdulio Gaviria, senador de la República de Colombia y "oráculo" de Álvaro Uribe
 12/08/2018 0

Dicen que un día alguien le preguntó al presidente Alvaro Uribe que qué era eso del uribismo y que él, en su estilo tranquilo y campechano, respondió: “Esa pregunta que se la responda José Obdulio Gaviria”. El considerado oráculo del presidente Uribe durante su mandato y uno de los hombres más cercanos al líder del Centro Democrático, analiza en esta entrevista los últimos acontecimientos vividos en el país y se muestra optimista con respecto al nuevo curso político que comienza en Colombia de la mano del nuevo presidente, Iván Duque.

¿Qué es lo que ha ocurrido con el presidente Alvaro Uribe y su probable enjuiciamiento?

 El presidente Alvaro Uribe es un hombre impoluto. Es una persona que casi desde niño ha participado en la vida política del país y nunca ha tenido un escándalo de corrupción.Mas bien lo contrario: es un gran ejemplo para todos. Siempre ha tenido un manejo correcto con respecto a todas las actividades cuando ha tenido responsabilidades políticas al frente del Estado. Fue un gran Senador de la República, un gran gobernador de Antioquía y una gran presidente de la República de Colombia, amén de un hombre con una gran formación académica en todos los sentidos. Es graduado en Harvard, tiene estudios en administración y otras materias; es un hombre de grandes conocimientos históricos e indudable preparación intelectual. Fue profesor invitado de la Universidad de Oxford cuando salió de la gobernación de Antioquía y tiene grandes dotes para la dirección.

Eso en primer lugar hay que decirlo sin dudarlo. Y, en segundo lugar, aquí lo que ha habido es una fuerza política de carácter terrorista, las FARC, con muchos crímenes y delitos a sus espaldas, financiada muchas veces a través de los secuestros, y que sigue maquinando contra el presidente Uribe. Esa fuerza desde la década de los ochenta fue construyendo un gran imperio de la coca y así hoy Colombia es el mayor productor y exportador de esta sustancia en el mundo. Las FARC nacieron de la estructura política misma del Partido Comunista Colombiano, una fuerza  muy ortodoxa y siempre muy sumisa a la línea de Moscú en todos los sentidos. Fue un partido que siempre siguió las directrices que emanaban de Moscú tras la Segunda Guerra Mundial y que rompió incluso con China, tal como habían dictaminado los soviéticos. 

También ha sido un partido que siempre tuvo buenas relaciones con el régimen cubano de Fidel Castro, una dictadura reprobable que ha hundido a Cuba en la miseria comunista. Uribe, en la década de los ochenta, se convierte en el gran referente de la democracia liberal en Colombia en abierta lucha contra eso que ahora se llamó como el “socialismo del siglo XXI”, que no es ni más ni menos que una continuación de la lucha que llevaban los comunistas en nuestro país a través de las FARC. No olvidemos que el Partido Comunista Colombiano justificaba la violencia de esta organización terrorista porque cumplía cabalmente con esa estrategia que los comunistas denominaban como la combinación de todas las formas de lucha, en un contexto donde se aseguraba que en  Colombia no había una democracia plena. Nosotros, con Uribe al frente, decíamos lo contrario: lo que hacen las FARC, simple y llanamente, es una agresión terrorista porque Colombia tiene una democracia plena, con debilidades claro, pero sin dejar de ser una democracia respetable. Uribe confrontó ese discurso con dureza, energía y la fuerza del Estado de Derecho, y ahora se están viendo las consecuencias de esa lucha.

En todo este asunto hay un gran protagonismo de Iván Cepeda, ¿no cree?

Entonces las FARC, como eran una organización terrorista señalada por todas las organizaciones internacionales y los Estados Unidos, no tenían voceros oficiales y uno de los hijos de uno de los fundadores de las FARC, Iván Cepeda, llega al Congreso de la República y se convierte en uno de los referentes de este grupo cuando Uribe llega al gobierno y les confronta dándoles la batalla en todos los terrenos. 

Las FARC, ante la lucha de Uribe contra el terrorismo, se convierte en una víbora furiosa dedicada a desprestigiar al presidente. Crearon el mito de que todos los terroristas y sus colaboradores caídos en combate habían sido asesinados por el Estado, cuando habían muerto en el curso de operaciones de la Fuerza Pública contra el terrorismo. Decían que habían siete mil presos políticos cuando realmente eran terroristas y asesinos natos. Consideraban que las acciones y bombardeos de nuestras fuerzas militares contra las FARC eran actos de violencia política y terrorista, generando, además, otros problemas geopolíticos al instalar sus campamentos en territorio ecuatoriano donde se refugiaban los terroristas, que finalmente hubo que bombardear para evitar que desde allá se atacara a Colombia. 

Así, Colombia tuvo que atacar esos campamentos desde donde se planificaban los secuestros, se organizaba el tráfico de droga y donde estaban una buena parte de los dirigentes de las FARC. Como consecuencia de ese bombardeo, como recordara, Colombia fue aislada en la escena regional porque los grupos que apoyaban a las FARC, que englobaban en la región a los partidos y organizaciones que conformaban el Foro de Sao Paulo, pusieron sobre la mesa como principales objetivos políticos el ataque permanente al presidente Uribe y el apoyo firme a los terroristas colombianos.

LA CAMPAÑA CONTRA URIBE

¿Y el Foro de Sao Paulo tuvo algún papel en esa campaña contra Uribe?

Hay que tener en cuenta que en aquellos momentos, cuando Uribe era presidente, el Foro de Sao Paulo estaba en el gobierno en varios países de la región y que las FARC mismas habían sido fundadoras de ese movimiento. En el año 2010, cuando Uribe acaba su mandato, gobierna en Venezuela un gobierno que apoya las FARC, en Ecuador estaba Rafael Correa, que había sido reelegido con dinero de las FARC, y en Bolivia, Evo Morales, que apoya abiertamente a los terroristas en Colombia. Esos países juntos con otros, como Uruguay, Brasil, Nicaragua, Argentina y Paraguay, en aquellos momentos apoyan claramente esa estrategia contra el presidente Uribe y en contra de la democracia colombiana, dando un balón de oxígeno a las FARC.

Iván Cepeda, además, cuenta con el apoyo de algunos grupos mediáticos. Y lidera un grupo de personalidades en este país que son enemigos declarados del presidente Uribe. Además, cuentan con el apoyo de medios potentes, como Prisa y la misma Caracol, para amplificar esas críticas en el país. ¿Por qué medios tan prestigiosos como Cromos, El Espectador, Blu Radio, Semana y otros atacan a Uribe? Pues muy claro, porque a diferencia de Santos, Uribe siempre se negó a darles todo lo querían a cambio de favores políticos. Santos compró a casi todos los medios a cambio de generosas pautas publicitarias que salían del bolsillo de los colombianos. Uribe siempre se negó a la utilización de los fondos públicos de los colombianos para generar una opinión pública a su favor. Entonces, ahora viene la última acción contra el presidente Uribe, al que pretenden levantarle acusaciones falsas a través de falsos testigos en connivencia con determinados medios de comunicación que no casualmente son aliados políticos del presidente Santos. 

Cepeda ha estado detrás de esta campaña, pero creo que le puede salir mal y ya el pueblo colombiano parece reaccionar rodeando al presidente Uribe, al tiempo que nos llegan informaciones y documentos que muestran a las claras cómo se montó toda esta trama, que apunta directamente a determinadas cortes, a la Casa de Gobierno y a algunos medios que han conspirado contra el presidente Uribe. Aquí no se puede confiar en la justicia. Tenemos pruebas de que cuatro presidentes de la Corte de Justicia vendían las sentencias. La justicia está politizada en Colombia, eso está claro. Estos señores manipulaban hasta nombramientos de cargos del Estado y una hija de uno de estos sujetos nombraba cargos a su libre disposición y se llevaba un porcentaje sobre sus sueldos. De este nivel de personajes estamos hablando, ese el grupo que persigue a Uribe.

No obstante, independientemente de lo que pasé a Uribe, el Centro Democrático entra en una nueva fase porque pasáis a ser partido de gobierno y no la oposición, ¿es un gran cambio, no?

Nosotros en el año 2010 fuimos traicionados por el presidente que apoyamos, Juan Manuel Santos, que abandona nuestro programa de gobierno y hace otras políticas muy distintas a aquellas de los que le habíamos apoyado. Ganó con un programa y desarrolló otro my distinto, traicionando a su partido y también a sus electores. Colombia, en aquellos momentos, estaba despegando hacia el progreso y hacia el crecimiento, viviendo grandes cambios y transformaciones. Todo ello junto con el elemento fundamental de la seguridad que lleva a la paz y a fortalecer esos avances de los que hablo. Santos abandona esas políticas y se alía con los enemigos del presidente Uribe.

Luego Santos legaliza a las FARC y les da una legalidad con la que nunca había contado, con todos los costes tiene para el país. Santos se alía incluso con gentes como Iván Cepeda y sienta en el Senado a representantes de las FARC que  han cometido secuestros y atentados. Uribe ya había vencido a ese grupo a través de una estrategia combinada de acciones políticas y de la Fuerza Pública, pero luego Santos claudicó. Santos, además, nos robó las elecciones del 2014 utilizando fondos espurios, algo que ya está demostrado y comprobado. Hicimos mucha pedagogía para derrotar a esos grupos y Santos hizo todo lo contrario. Y también, no lo olvidemos, le ganamos a Santos el plebiscito, en el que denunciamos como Santos había claudicado ante las FARC y les había entregado el país. 

Más tarde, hemos sido capaces de ganar las elecciones legislativas y las presidenciales, pero sin perder de vista que sin Uribe ninguna de estas victorias se hubiera producido, eso está meridianamente claro. Uribe es uno de los grandes líderes del país y me atrevería decir del continente. Yo tengo el mismo ánimo que Uribe de luchar contra Santos y sus políticas basadas en la corrupción y en la claudicación, claramente, pero nunca hubiera sido capaz de construir el aparato político que construyó Uribe para lograr lo que hemos logrado en estos meses. Uribe, además, cuenta con el apoyo y el amor del pueblo colombiano como nunca ningún otro líder lo hubiera tenido.

LA PRESIDENCIA DE IVÁN DUQUE

¿Qué le espera al próximo presidente de Colombia?

El próximo presidente, Iván Duque, tendrá que concentrarse en el tema económico, que está realmente muy mal y muy abandonado por la retórica pacifista, que parece inundar todo. Pero yo, personalmente, creo que hay condiciones favorables para ello. para desarrollar un vasto programa de desarrollo económico y lo digo porque creo que hay mucha fuerza repesada que se va a manifestar con fuerza durante el mandato de Duque, desbordando esos índices mediocres que nos dejó Santos encima de la mesa.

¿Crees que Santos responderá algún día sobre tanta corrupción que ha habido durante su mandato, como por ejemplo el caso Oderbrecht, que en Colombia no tuvo ninguna repercusión?

Yo te quiero compartir algo que creo que es importante. Tengo suficiente información y documentación que confirma que los Estados Unidos ya nos han hecho una buena parte del trabajo. Según me han informado al parecer  se hicieron una serie de grabaciones a los magistrados de algunas cortes del país porque vendían decisiones favorables a extraditables relacionados con el tráfico de drogas. 

Colombia tiene un tratado con los Estados Unidos por el cual hemos extraditado a algunos capos del narcotráfico y que hoy cumplen condena en los Estados Unidos, siendo uno de los países que más extradiciones ha realizado en ese campo. Los Estados Unidos, más concretamente la DEA, la justicia norteamericana y la Secretaría de Estado de ese país, han acabado construyendo un caso, o un expediente, por el cual han acabado señalados cuatro magistrados colombianos por estar sindicados y tener relaciones con el narcotráfico. Estos magistrados han acabado relacionados en este expediente con actividades criminales ilícitas y por tener relaciones con sujetos relacionados claramente con el narcotráfico.

Por razones políticas en Colombia, además, nunca se ha llegado al final del asunto de Odebrecht, ya que al parecer el presidente Santos tiene implicaciones en este caso no cerrado. Pero, en los próximos meses la suerte de todos los implicados en el caso Odebrecht, y su compleja trama de compra de políticos en toda América Latina, se va a conocer y van a salir muchos asuntos a la luz. Este caso se acabará resolviendo, como ya le he dicho, con la ayuda de la justicia norteamericana y se clarificarán las responsabilidades, acompañando en todo este proceso la nueva mayoría que hay en las cámaras del legislativo colombiano, con la ayuda, claro está, del Centro Democrático.

sábado, 11 de agosto de 2018

LAS SINFONICAS DE AMERICA LATINA


Jorge Zavaleta Alegre
Los compositores latinoamericanos de la “música culta”, fuera del canon germánico, atraviesa por una difícil elección entre la tradición europea y la de sus propios países. 

Este es un conflicto existencial  de los estados o entes rectores que aún no  han entendido  la creciente demanda popular por su música  regional  y la nostalgia de los grupos tradicionales que  conservan vertientes musicales de la vieja Europa.

Acaso Theodor Adorno no sea la primera referencia a la que habría que recurrir para hablar de un objeto tan elusivo como la música latinoamericana, comenta el Clarín de Buenos Aires. 

Pero el autor de Filosofía de la nueva música, haciendo referencia a la obra de autores “marginales” dentro del canon como Janácek, Kodály o Bartók, avanzó una hipótesis que bien puede servir para una música que, en cierto modo, se encuentra en el margen del margen. 

Dice Adorno: “la música realmente regional, cuyo material en sí fácil y corriente está organizado de manera muy diferente de la occidental, posee una forma de extrañamiento que la aproxima a la vanguardia y no a la reacción nacionalista.” 

No importa aquí si Adorno tenía razón (lo de “material en sí fácil y corriente” no logra ocultar del todo el matiz despectivo), sino el hecho de que la utilización de materiales regionales por parte de un compositor no necesariamente tiene como correlato una posición conservadora en el plano estético o político.

Un breve repaso por la música latinoamericana del siglo pasado (y lo que va de éste) ofrece un panorama en el que la tensión entre reacción y vanguardias es particularmente urticante. 

Porque, ¿en qué consistiría la música latinoamericana? ¿Basta con referirse a compositores nacidos en el territorio que se extiende desde el norte de México hasta la Patagonia? ¿O, independientemente de ese marco, existe algún tipo de criterio estético que permite individualizar algún tipo de corriente musical homogénea a la que sería posible unirle el adjetivo “latinoamericana”? 

¿Es necesario, finalmente, que un compositor recurra a esa música “realmente regional” (como la llamaba Adorno), para ser considerado, en primer lugar, un compositor nacional y, en una segunda instancia, latinoamericano? 

En principio, la referencia a Latinoamérica como un todo es imposible sin un previo análisis de cada una de sus partes, sin una consideración de los complejos entramados musicales (y culturales, en un sentido amplio) de las naciones que la integran. 

En cada una de ellas, la tensión entre la afirmación de una cultura nacional y la influencia de las tradiciones internacionales de las que esa cultura se nutre y eventualmente discute, será abordada de diversas maneras. 

Así, el panteón de los “genios de la música universal” condena a los músicos de la periferia a convertirse en “la expresión musical de su tierra”. En cualquier caso, la música latinoamericana, sea ella lo que fuere, no implica necesariamente que los compositores deban recurrir a la estilización de materiales del folclore de su tierra. 

Un reciente registro de Gustavo Dudamel y la Orquesta Juvenil Simón Bolívar para la Deutsche Grammophon, en cambio, parece darle la razón a la visión más “localista”. 

El compositor argentino Marcelo Delgado escribió un Cancionero regional inspirado en poemas americanos, que cubren desde la América del Norte hasta la Tierra del Fuego. Allí, el cruce entre la tradición local y la música occidental de tradición escrita encuentra otro posible modo de manifestarse: “Creo que los géneros son bien diferentes entre sí”, dice Delgado. 

“La música popular, por ejemplo, tiene una frescura y cierta rebeldía contra lo estructurado que muchas veces es muy fértil, aunque a veces le falta el rigor formal que en el otro campo, el de la música escrita, es una de las preocupaciones fundamentales”. 

Una nueva generación de orquestas sinfónicas está marcando un antes y un después en la música clásica en América Latina. Las orquestas latinoamericanas que históricamente se habían detenido en el tiempo, después del declive de la URSS, numerosos instrumentistas emigraron en busca de trabajo.

Algunos fueron a Brasil, otros a Argentina y a varios países de la región. La sinfónica de San Pablo actualmente es una de las primeras  orquestas Juveniles de América Latina, siguiendo la experiencia  de Venezuela de décadas pasadas.

Otro proyecto interesante es el  grupo de 100 jóvenes de Brasil, Perú  y Colombia que se unen para ensamblar la Orquesta que, por primera vez, se presentó en septiembre de 2017. 

Sin embargo, ha sido un reto muy interesante el poder crear la primera Orquesta juvenil de América Latina”. El repertorio será latinoamericano, la Orquesta interpretará obras de compositores argentinos, brasileros, colombianos y peruanos, así como arreglos sinfónicos sobre aires tradicionales de los diferentes países y obras del repertorio universal, con el objetivo de difundir la música sinfónica del continente bajo una misma identidad latina y un mismo lenguaje musical.

La tecnología al parecer no  es suficiente para romper las islas de incomunicación. El lenguaje musical, con sus múltiples partituras, se extiende por el mundo para buscar la paz, la amistad, la oportunidad de vivir mejor para todos.

viernes, 10 de agosto de 2018

CLONACION DE TARJETAS DE CREDITO EN BANCA PERUANA


Jorge Zavaleta Alegre
Tres ciudadanos, dos hombres y una mujer, visitan las oficinas de un banco peruano, portando una carta  fianza para formalizar una operación  de crédito. Al principio ellos muestran  serenidad de hierro. El documento comienza a ser revisado por una exigente funcionaria a quien no le convence la fidelidad de las rúbricas. 

Los tres clientes pasan a un  segundo filtro, y la fianza es aceptada, con  rapidez asombrosa... Este segundo tamiz es identificado como parte de una mafia… Llega la policía y  los cuatro involucrados son llevados a la comisaria  e internados a un penal. Cuatro días después la fiscal provincial dispone  la libertad de los cuatro, ante la indignación de los policías que ven frustrada  su acción ciudadana. Y la primera funcionaria del  banco se retira a su domicilio, casi convencida de su frustración laboral. La corrupción se extiende…

Este  relato se lee en la prensa, se escucha,  se vive en Trujillo, la  virreinal ciudad capital de la primavera, donde el enriquecimiento ilícito se extiende en amplios sectores de empresas formales   informales, con nuevos protagonistas. 

La población de las provincias  y regiones vecinas se han trasladado  a la capital de La Libertad porque en sus pueblos  pequeños la posibilidad de vivir se agota día a día. La minería legal  e ilegal,  el narcotráfico, el contrabando, la coima, el soborno, universidades de dudoso origen, junto a la diabólica acción delictiva de algunos  jueces, va  configurando una urbe cada vez más difícil para  vivir.

En este maremágnum, el ciudadano se expone a la vulnerabilidad de sus documentos personales, incluyendo las tarjetas de débito y crédito. Tratados de economía advierten que si se logra identificar el "número único e imprevisible" que autentifica las operaciones, los millones de usuarios en todo el mundo podrían ser víctimas de fraude, según lo señala una investigación de la Universidad de Cambridge.

La actual vulnerabilidad del popular método de pago con tarjetas de débito y crédito —que poseen un chip y un número pin— ha sido expuesta por investigadores de esa y múltples casas de estudios.

Meses atrás, los hallazgos, presentados  en una conferencia de criptografía en Leuven, Bélgica, muestran que las tarjetas aún pueden ser clonadas, a pesar de las promesas de los bancos que aseguran que los dispositivos están protegidos de cualquier amenaza.

Según los expertos, la razón es la escasa implementación de métodos de criptografía. Por ello, acusan a las instituciones bancarias de ocultar información acerca de las debilidades del sistema.

El trabajo de investigación asegura que aunque el método del chip y la clave secreta ha sido utilizado por más de una década, "solo recientemente ha comenzado a estar bajo el escrutinio de la industria, los académicos y los medios de comunicación".

Cuando alguien saca dinero del cajero automático, se genera "un número imprevisible" para darle autenticidad a la operación.

Se supone que ese código (UN, por sus siglas en inglés), generado por un software en los cajeros y otros equipos similares, se escoge al azar. Sin embargo, los investigadores descubrieron que los equipos menos modernos pueden generar números muy previsibles.

"Si se logra adivinar el UN, será posible grabar todos los datos necesarios para conseguir un acceso momentáneo a la tarjeta y volver a utilizarlos en el futuro", indica la investigación  de Mike Bond, según la BBC de Londres. "Es como si se hubiese clonado el chip. Se trata de un ataque planeado".

Más de 1.000 millones de usuarios en todo el mundo realizan transacciones de débito y crédito. Pero el sistema bancario que tiene el Perú  carece de eficiencia, y una clonación se convierte en un martirio para el cliente.  La demora en resolver una clonación no tiene la respuesta inmediata. Las alarmas no se dan. Algunos bancos  recurren a sutiles encuestadoras de los clientes para amainar la indignación y la demora en resolver los errores del sistema.

Todo indica que  dentro de un  banco  existen infiltrados en técnicas de clonación, porque no es casualidad que una tarjeta de crédito  vuelve a ser clonada, irregularidad que tras meses de reclamo dan la razón al usuario  y se evade toda responsabilidad sobre los  gastos en defensa  y  otros.  Las instituciones públicas como  SBS e indecopi, actúan con una desesperante parsimonia.  Y todo  reclamo va quedando en la  impunidad.  Y la sociedad  va perdiendo confianza en la  banca.