Papel de Arbol

sábado, 11 de marzo de 2017

“La corrupción limeña contagió al resto del país”, por Marco Castillo Torres

“El tsunami Odebrecht puede servir de oportunidad para que el poder judicial nos sorprenda y aplique drásticas sanciones a peces grandes y chicos. En medio de esta tormenta el gobierno de PPK ha emitido decretos legislativos contra la corrupción”.
Autor: 
En los sesentas parecía natural que los altos mandos militares gozaran de elevada posición económica; sin embargo, sus salarios no justificaban claros signos exteriores de riqueza. Las malas prácticas en la compra de armamentos y otras adquisiciones fueron extendiéndose al resto de instituciones del estado, habiéndose exacerbado durante los gobiernos militares de Velasco Alvarado y Morales Bermúdez hasta 1980, año en que la democracia elige a Belaunde por segunda vez, cuando el cáncer de la corrupción ya se había instalado en la sociedad peruana. El narcotráfico de fines de los ochenta comenzó a extenderse y en los noventa ponía representantes en el Congreso. Tras cuernos, palos.
La forzada descentralización lo que hizo fue extender los tentáculos de la corrupción limeña al resto del país. El estado se enfrenta ahora a la hidra de siete cabezas. El tsunami Odebrecht puede servir de oportunidad para que el poder judicial nos sorprenda y aplique drásticas sanciones a peces grandes y chicos. En medio de esta tormenta el gobierno de PPK ha emitido decretos legislativos contra la corrupción. Las normas en esta área solo serán útiles siempre y cuando se apliquen a todos por igual. No como siempre ocurre y la pita se rompe por el lado más débil con la complicidad del poder judicial.
Deseamos suponer que en nuestro gobierno regional y en cada uno de nuestros 166 gobiernos municipales se va a dar suficiente difusión a los decretos legislativos contra la corrupción promulgadas recientemente por el gobierno (DL 1243; DL 1279; DL 1307; DL 1326; DL 1327).
Dicha difusión debiera incluir talleres de capacitación para el cien por ciento de los servidores municipales, alcalde y consejeros. Ojalá que estos últimos participen y no pongan sus acostumbrados pretextos de estar muy “ocupados” haciendo nada. ¡Los ciudadanos conocemos de la enorme cantidad de horas útiles y de materiales que se pierden en nuestros municipios a costa de nuestros bolsillos!
El estilo burocrático de trabajo, si a eso se puede llamar trabajo, solo podrá cambiar cuando tengamos autoridades que den el ejemplo y lideren una transformación para cambiar las cosas, con jornadas laborales más productivas y de mayor beneficio para la ciudad y pobladores.
Las oportunidades de cambio y mejora continua están frente a nosotros, debemos exigir a nuestros gobernantes que dejen de estar anclados a su inaceptable conformismo. En nuestra Región, lograr saltos importantes de desarrollo que beneficien a nuestros pueblos y ciudades es perfectamente factible. Voces solitarias exigiendo el cambio será útil, pero mejor lo será si la sociedad civil lo hace de manera insistente y desde distintas plataformas colectivas.
Los colegios profesionales no deben estar ensimismados en sus sosos problemas gremiales, pues tienen responsabilidad frente al resto de la sociedad de exigir al gobierno regional y gobiernos municipales gestiones promotoras e innovadoras. ¿Y qué de nuestras universidades? ¿Acaso no tienen capacidad de aporte y vigilancia? Y ni que decir de los medios de comunicación radial y televisiva, pues su capacidad de observación y critica bien enfocada puede impulsar la gestión local a mejores estándares de eficiencia y productividad. Los organismos no gubernamentales, las cámaras empresariales, los clubs sociales también podrían interesarse más en temas del desarrollo regional y local. La indiferencia es síntoma de enfermedad social.
Ancash requiere mayor participación y vigilancia ciudadana en el desarrollo local y regional, de lo contrario continuaremos estancados.
*Marco  Castillo Torres. Economista, consultor internacional. Fue gerente general del  Banco Peruano: Corporación Financiera de Desarrollo del Perú en cuya  gestión se impulsó la descentralización del país con   el apoyo a la micro, pequeña  y mediana empresa.

Mensajes Literarios de Inspiración Cristiana. Un siglo de Isaías E. Zavaleta

Isaías y Elena 
".....Nada más  ejemplar y bello que los esposos vivan juntos/Hasta  que la muerte los separe, y los hijos recuerden a los dos..."
Isaías Zavaleta Figueroa,  matemático, poeta, escritor, músico y predicador de mensajes de inspiración cristiana, siempre encontró un  público que lo esperaba. En lo  que va del siglo XXI, solía dialogar con la juventud  de Trujillo,  siguiendo su recorrido por un  Perú soñado.

Fue en  Caraz, su tierra natal, donde empezó a construir su prédica.  En el  Callejón de Huaylas, al pie de una cadena de los nevados más altos  de los  Andes,  se sumó  al proyecto de la emisora Claridad,  con el poeta Hernán Osorio Herrrera y el escritor Carlos  Eduardo Zavaleta. Era  una red de alto parlantes en las principales arterias de la pequeña urbe, cuyos mensajes cautivaban el interés  de los adolescentes y  adultos. Un modelo de comunicación, que bien se  traduce ahora a través de las  redes sociales y los blogs, páginas web...con la libertad en los labios.

La música fue cultivada a  través de la guitarra. Su familia  recuerda las sesiones diarias, junto con otro amigo.  Entre las 6.00 y 8.00 pm, se escuchaba el trino de  cuerdas y ritmos de antaño. Aún perdura en la memoria de todos sus seres queridos esos conciertos. Rosa Amelia, la hija menor, heredó esta vocación, a través del  acordeón, el canto  y la fotografía.
July Balarezo, Lienzo 2013, Taller Mestres Lima/Barcelona

Junto a esa labor, cofundó una iglesia luterana, en los albores de la década del sesenta, época en  que llegaron a América Latina las corrientes libertarias del socialismo y el  cristianismo activo y  militante (avivamiento).

Llegamos al 16 de Febrero del  2017, al Celebrar  sus 100 años de vida, Isaías Zavaleta Figueroa,  logró convocar a una audiencia múltiple, como si fuera una réplica armoniosa de sus décadas juveniles. Inclusive, más de un orador, destacó  la lección de  IZF por la multiplicación  de su prédica, no solo a  través de la Iglesia de las  Asambleas  de Dios,  sino de la conducta indididual  y colectiva basada en la defensa  y la promoción de la vida, estrechamente ligada con el  bien común.

Las páginas  del  Libro  reúne, junto a una síntesis de la producción de IZF, crónicas  de Francisco Carranza Romero, profesor de la Universidad de  Corea del  Sur; Alejandro Méndez Olivera, docente de la Universidad Nacional de Trujillo; Adolfo  Céspedes  Thorndike, abogado y docente, Jorge Zavaleta Alegre, entre otros.

Fruto de ese acto simbólico, su  hija Hélida Beatriz,  Adolfo y Eduardo CéspedesThorndique presentan  Testimonio de Vida, una síntesis de los frutos que brotan del corazón de Isaías, y  que son aportes a un movimiento universal que trata de corregir  la  extinción del libro.

IZF, nació  el 16 de  Febrero  de 1917. Contrajo matrimonio con Elena  Alegre Mejía  (Huaylas  1916-Trujillo 1933), de cuya feliz unión son sus  hijos hijos Hélida  Beatriz, Jorge Edilberto, Arturo Miguel, Rosa Amelia Zavaleta  Alegre. Y sus nietos: Adolfo, Jorge  Céspedes Zavaleta; July y Jorge Zavaleta Balarezo, Rolando y Bruno  Castillo Zavaleta y un bisnieto, Andreu  Céspedes Costa.
....
Desde Madrid e Italia

 El escritor Isaías Zavaleta Figueroa,  muestra 100 años de intensa vida dedicada a la literatura, la poesía, la matemática y sobre todo en un movimiento espiritual, que en el siglo XXI se extiende entre cristianos del mundo, en torno a la necesidad de buscar la armonía entre el conocimiento y la acción social para aplacar la desmedida acumulación del capital, en desmedro de los valores humanos.

Isaías Zavaleta Figueroa (Caraz, Febrero 2017- Setiembre 2016) enfatizó en sus últimos días, que la vida   continúa en otros escenarios, como bien lo explica el escritor checo Milán Kundera. Esta evidencia tiene estrecha relación   en tanto se busque para para todos una educación de calidad y una buena salud pública, marcada por la Etica como pensamiento y acción. Pues, si estas conquistas se logran, el resto vendrá por añadidura y la humanidad podrá disfrutar, desde las comarcas más alejadas hasta las grandes ciudades, de la abundancia de recursos que nos ofrece el planeta, y en particular el Perú.

Isaías Zavaleta, aprovechando sus estudios de ingeniería, logró construir un modelo de vivienda, que no sufrió daño alguno con el terremoto del 31 de Mayo de 1970, siniestro que sepultó a más de 70 mil personas. Una misión de técnicos de Moscú visitó esa vivienda, en Caraz, obra que la misión de Europa del Este entregó esas investigaciones de urbanismo a las principales bibliotecas universitarias del mundo.

Isaías, compartió su adolescencia y juventud con Carlos Eduardo Zavaleta,   autor de una novela ejemplar titulada Los Aprendices, e Isaías, con El final de una vida,   ambas obras coinciden en señalar que las sociedades de pequeñas comarcas, asumen hábitos y costumbres muy similares a los prototipos de las grandes urbes. Por ello perviven, deformaciones, como el racismo, prevalencia del valor material en lugar de pensamientos solidarios con los desposeídos.
Alpamayo, uno de los nevados más hermosos  del planeta, según estudios de arquitectos y geógrafoss.


El Siglo de Isaías Zavaleta, no es de soledad sino de absoluta y constante comunión con muchos de sus semejantes, con quienes ponderó la vocación por el bien social, alentó con pasión la necesidad de conocer la Matemática y la Literatura, practicar la militancia Política y reforzar la misión de forjar generaciones de bien. Fue un predicador de los derechos sociales que deben gozar aquellos mensajeros de la paz, que al final de sus vidas – salvo los que logran construir familias sólidas- terminan en condiciones subhumanas.

 http://diario16.com/fallecio-el-escritor-isaias-zavaleta-figueroa/
*Diario16
*Panoramica Latina - Unión Europea/Milán, Bruselas.

*Libro; Mensajes Literarios  de Inspiración Cristiana,Testimonio de Vida
Editor: Adolfo Céspedes Thorndike
Diseño  e Impresión: Eduardo Céspedes Thorndike
Coordinación: Hélida  Zavaleta Alegre
Archivo Fotográfico: Rosa Amelia Zavaleta Alegre
Presentación de la ceremonia: Lolo Castillo  Estremadoyro







Fundamentalismo de derecha, por Sinesio López


Escribe: Sinesio López
Una de las cosas que más me llamó la atención de la marcha “Con mis hijos no te metas” era el rostro desencajado de los manifestantes que vociferaban calumnias e insultos contra sus supuestos enemigos que defienden la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres y que, recogiendo la contribución de las ciencias sociales, sostienen que el género es una construcción social a partir de la realidad biológica del sexo.

Ese rostro desencajado expresa el rechazo a la violación de algo que los manifestantes juzgan sagrado e intocable. Ellos creen a pie juntillas que Dios creó a los hombres y mujeres con sexos diferentes y que, como ley natural creada por Dios, ella es inmutable: Ni las sociedades, ni las culturas ni los Estados la pueden cambiar. Cualquier intento de cambiarla tiene que ser combatido y toda violación tiene que ser castigada con la muerte como ha sostenido el pastor Rodolfo González: “Si Ud. ve a dos mujeres besándose mate a las dos”.

El episodio de la marcha revela la dificultad que tiene el Perú para llegar a ser una sociedad moderna. Ya tuvimos el fundamentalismo de izquierda de Sendero Luminoso con las trágicas consecuencias que conocemos y ahora nos amenaza un fundamentalismo de derecha que aún no sabemos hasta dónde nos puede conducir. Lo que sí sabemos es que todo fundamentalismo impide el desarrollo del Perú como sociedad moderna.

Uno de las condiciones necesarias para llegar a ser una sociedad moderna es la separación entre la religión y la política. Esta fue una de las principales contribuciones del republicanismo prerrenacentista y renacentista (siglos XIV, XV y parte del XVI). El republicanismo tomó distancia de la historia de Dios (Providencia) para afirmar la historia de los hombres que se hace a través del desarrollo de sus capacidades (virtud). El más insigne representante del republicanismo es Maquiavelo (1469-1527), quien ha sido injustamente denostado por todas las derechas del mundo.

Las guerras religiosas entre católicos y protestantes del siglo XVII constituyeron un enorme retroceso en el desarrollo del mundo moderno que, curiosamente, retomó un impulso con la monarquía absoluta que derrotó a los dos grandes principios de disolución de los estados: el principio religioso que fragmentaba a las sociedades y la voluntad de autonomía de los príncipes. La monarquía absoluta en el siglo XVII separó lo público (relación de autoridad con los ciudadanos) de lo privado (religión, moral privada, convicciones íntimas, actividades económicas de las personas) y dispuso, como estrategia de tolerancia, que lo privado no invada lo público ni viceversa.

La revolución francesa consolidó la separación entre lo público y privado lo mismo que el desarrollo posterior de las ciencias sociales (la economía, la sociología, la antropología, la política). El Perú no ha vivido o ha vivido superficialmente algunas de estas experiencias modernas. Eso explica quizás los frecuentes intentos de algunos sectores sociales de volver al medioevo para imponer sus creencias religiosas desde el Estado. En el mundo moderno, todos tienen derecho a tener sus propias religiones, pero no tienen derecho a imponerlas a todos desde el Estado.

Sinesio López Jiménez
Es doctor en Sociología por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) de Lima, Perú. Hizo estudios de doctorado en la Ecole Pratique des Hautes Etudes de la Universidad de París bajo la dirección de Alan Touraine. En la actualidad es profesor principal de la Facultad de Ciencias Sociales de la PUCP y de la Facultad de Ciencias Sociales de la UNMSM. Fue coordinador de la maestría en Sociología de la PUCP, coordinador de la maestría en Ciencia Política de la PUCP, Director de la Biblioteca Nacional del Perú (2001-2005), Director de El Diario de Marka (1982-1984) y columnista político del mismo. Los campos de interés académico son la Teoría Política, la Política Comparada, el Estado, la Democracia y la Ciudadanía. Ha sido profesor visitante de FLACSO, Quito, Ecuador y del CAEM. Es autor de los libros El Dios Mortal, Ciudadanos Reales e Imaginarios, Los tiempos de la política, coautor de varios libros de sociología y política y ha escrito muchos artículos y ensayos de su especialidad publicados en el Perú y en el extranjero. Actualmente es columnista del diario perano La República.