Papel de Arbol

sábado, 11 de marzo de 2017

Mensajes Literarios de Inspiración Cristiana. Un siglo de Isaías E. Zavaleta

Isaías y Elena 
".....Nada más  ejemplar y bello que los esposos vivan juntos/Hasta  que la muerte los separe, y los hijos recuerden a los dos..."
Isaías Zavaleta Figueroa,  matemático, poeta, escritor, músico y predicador de mensajes de inspiración cristiana, siempre encontró un  público que lo esperaba. En lo  que va del siglo XXI, solía dialogar con la juventud  de Trujillo,  siguiendo su recorrido por un  Perú soñado.

Fue en  Caraz, su tierra natal, donde empezó a construir su prédica.  En el  Callejón de Huaylas, al pie de una cadena de los nevados más altos  de los  Andes,  se sumó  al proyecto de la emisora Claridad,  con el poeta Hernán Osorio Herrrera y el escritor Carlos  Eduardo Zavaleta. Era  una red de alto parlantes en las principales arterias de la pequeña urbe, cuyos mensajes cautivaban el interés  de los adolescentes y  adultos. Un modelo de comunicación, que bien se  traduce ahora a través de las  redes sociales y los blogs, páginas web...con la libertad en los labios.

La música fue cultivada a  través de la guitarra. Su familia  recuerda las sesiones diarias, junto con otro amigo.  Entre las 6.00 y 8.00 pm, se escuchaba el trino de  cuerdas y ritmos de antaño. Aún perdura en la memoria de todos sus seres queridos esos conciertos. Rosa Amelia, la hija menor, heredó esta vocación, a través del  acordeón, el canto  y la fotografía.
July Balarezo, Lienzo 2013, Taller Mestres Lima/Barcelona

Junto a esa labor, cofundó una iglesia luterana, en los albores de la década del sesenta, época en  que llegaron a América Latina las corrientes libertarias del socialismo y el  cristianismo activo y  militante (avivamiento).

Llegamos al 16 de Febrero del  2017, al Celebrar  sus 100 años de vida, Isaías Zavaleta Figueroa,  logró convocar a una audiencia múltiple, como si fuera una réplica armoniosa de sus décadas juveniles. Inclusive, más de un orador, destacó  la lección de  IZF por la multiplicación  de su prédica, no solo a  través de la Iglesia de las  Asambleas  de Dios,  sino de la conducta indididual  y colectiva basada en la defensa  y la promoción de la vida, estrechamente ligada con el  bien común.

Las páginas  del  Libro  reúne, junto a una síntesis de la producción de IZF, crónicas  de Francisco Carranza Romero, profesor de la Universidad de  Corea del  Sur; Alejandro Méndez Olivera, docente de la Universidad Nacional de Trujillo; Adolfo  Céspedes  Thorndike, abogado y docente, Jorge Zavaleta Alegre, entre otros.

Fruto de ese acto simbólico, su  hija Hélida Beatriz,  Adolfo y Eduardo CéspedesThorndique presentan  Testimonio de Vida, una síntesis de los frutos que brotan del corazón de Isaías, y  que son aportes a un movimiento universal que trata de corregir  la  extinción del libro.

IZF, nació  el 16 de  Febrero  de 1917. Contrajo matrimonio con Elena  Alegre Mejía  (Huaylas  1916-Trujillo 1933), de cuya feliz unión son sus  hijos hijos Hélida  Beatriz, Jorge Edilberto, Arturo Miguel, Rosa Amelia Zavaleta  Alegre. Y sus nietos: Adolfo, Jorge  Céspedes Zavaleta; July y Jorge Zavaleta Balarezo, Rolando y Bruno  Castillo Zavaleta y un bisnieto, Andreu  Céspedes Costa.
....
Desde Madrid e Italia

 El escritor Isaías Zavaleta Figueroa,  muestra 100 años de intensa vida dedicada a la literatura, la poesía, la matemática y sobre todo en un movimiento espiritual, que en el siglo XXI se extiende entre cristianos del mundo, en torno a la necesidad de buscar la armonía entre el conocimiento y la acción social para aplacar la desmedida acumulación del capital, en desmedro de los valores humanos.

Isaías Zavaleta Figueroa (Caraz, Febrero 2017- Setiembre 2016) enfatizó en sus últimos días, que la vida   continúa en otros escenarios, como bien lo explica el escritor checo Milán Kundera. Esta evidencia tiene estrecha relación   en tanto se busque para para todos una educación de calidad y una buena salud pública, marcada por la Etica como pensamiento y acción. Pues, si estas conquistas se logran, el resto vendrá por añadidura y la humanidad podrá disfrutar, desde las comarcas más alejadas hasta las grandes ciudades, de la abundancia de recursos que nos ofrece el planeta, y en particular el Perú.

Isaías Zavaleta, aprovechando sus estudios de ingeniería, logró construir un modelo de vivienda, que no sufrió daño alguno con el terremoto del 31 de Mayo de 1970, siniestro que sepultó a más de 70 mil personas. Una misión de técnicos de Moscú visitó esa vivienda, en Caraz, obra que la misión de Europa del Este entregó esas investigaciones de urbanismo a las principales bibliotecas universitarias del mundo.

Isaías, compartió su adolescencia y juventud con Carlos Eduardo Zavaleta,   autor de una novela ejemplar titulada Los Aprendices, e Isaías, con El final de una vida,   ambas obras coinciden en señalar que las sociedades de pequeñas comarcas, asumen hábitos y costumbres muy similares a los prototipos de las grandes urbes. Por ello perviven, deformaciones, como el racismo, prevalencia del valor material en lugar de pensamientos solidarios con los desposeídos.
Alpamayo, uno de los nevados más hermosos  del planeta, según estudios de arquitectos y geógrafoss.


El Siglo de Isaías Zavaleta, no es de soledad sino de absoluta y constante comunión con muchos de sus semejantes, con quienes ponderó la vocación por el bien social, alentó con pasión la necesidad de conocer la Matemática y la Literatura, practicar la militancia Política y reforzar la misión de forjar generaciones de bien. Fue un predicador de los derechos sociales que deben gozar aquellos mensajeros de la paz, que al final de sus vidas – salvo los que logran construir familias sólidas- terminan en condiciones subhumanas.

 http://diario16.com/fallecio-el-escritor-isaias-zavaleta-figueroa/
*Diario16
*Panoramica Latina - Unión Europea/Milán, Bruselas.

*Libro; Mensajes Literarios  de Inspiración Cristiana,Testimonio de Vida
Editor: Adolfo Céspedes Thorndike
Diseño  e Impresión: Eduardo Céspedes Thorndike
Coordinación: Hélida  Zavaleta Alegre
Archivo Fotográfico: Rosa Amelia Zavaleta Alegre
Presentación de la ceremonia: Lolo Castillo  Estremadoyro