Papel de Arbol

miércoles, 5 de octubre de 2016

EL ROL DE LA GUERRILLA PERUANA por Jan Lust

NE. Ernesto Che  Guevara fue asesinado por tropas  del  ejército boliviano 
el 9 de Octube de 1967, en La Higuera, Bolivia.  Fue enterrado el 17 de Octubre  de 1997 en el Mausoleo del Che Guevara, en Santa Clara,  Cuba.  Su Cónyuge Aleida March (1955-1959) e Hilda Gadea (1955–1959)

Che Guevara fue un internacionalista. El consideraba que la lucha guerrillera continental en América Latina no solo era esencial para la supervivencia de la Revolución Cubana, sino para cualquier intento que tenía como objetivo liberar América Latina del yugo imperialista. Según el Che, el imperialismo estaba preparando la represión de los pueblos latinoamericanos. Esta represión continental debería ser respondida por una lucha guerrillera continental.

Se debería levantar un frente guerrillero continental que debería ser capaz de combatir eficazmente el imperialismo y sus aliados internos. Este frente tenía que estar conformado por varias organizaciones guerrilleras que, si bien actuando individualmente, podrían contar con un cierto nivel de coordinación continental.

Se puede argumentar que el proyecto guerrillero continental del Che se inició en 1965 con el intento de internacionalizar el ELN peruano. Se propuso, y se acordaron, que Guevara y los internacionalistas cubanos reforzarían la lucha guerrillera dirigida por el ELN en el departamento de Ayacucho. La derrota del ELN en diciembre de 1965 instó al Che a cambiar su punto de partida.

Las relaciones entre Guevara y el ELN peruano date desde principios de la década de 1960 cuando se fundó esta organización guerrillera en Cuba. De hecho, desde su fundación el ELN peruano fue apoyado por el gobierno cubano. Por lo tanto, su inserción en el proyecto guerrillero continental del Che no es sorprendente.

En el sur de Bolivia se estableció una base guerrillera continental que tenía que funcionar, principalmente, como un centro de formación. La lucha debería llevarse a cabo en el centro y en el norte de Bolivia. Aunque Guevara cambió el sitio para el inicio de la lucha guerrillera continental, el ELN peruano mantuvo su papel clave dentro del proyecto. Un nuevo frente guerrillero que se establecería en el sur de Perú, en el departamento de Puno, podría tener ayuda de los internacionalistas cubanos.

La importancia del ELN peruano en el proyecto guerrillero continental del Che puede evidenciarse por, en primer lugar, la intención de Guevara para participar en la lucha guerrillera en 1965 en el departamento de Ayacucho. Las discusiones acerca de la ubicación del frente guerrillero en Bolivia forman la segunda evidencia. Se puede sustentar que estas conversaciones apuntaban a zonas cercanas a la frontera con Perú. De hecho, no se tenía la intención de iniciar la guerra de guerrillas en el sur de Bolivia sino en el departamento de Alto Beni, cerca de la frontera de Perú, o en el departamento de Cochabamba, en el centro del país. La tercera y cuarta indicación es la participación de militantes del ELN peruano en la guerrilla boliviana dirigida por el Che Guevara y el apoyo financiero como también las facilidades de entrenamiento ofrecidas por las autoridades cubanas con el fin de construir un frente guerrillero en el departamento de Puno. Por último, la quinta prueba que evidencia la importancia del ELN peruano en el proyecto guerrillero continental del Che es el trabajo del ELN peruano para establecer un corredor logístico y depósitos de alimentos y de armas entre el departamento de Puno y el supuesto frente guerrillero en el departamento de Alto Beni, en Bolivia.

En su biografía sobre el Che, Anderson (636-637, 2010) se refería a “la polémica sobre cuál era el destino verdadero de la siguiente ─y última─ empresa guerrillera del Che”. Para este artículo no ha sido posible acceder a los archivos militares cubanos. Con el fin de obtener un conocimiento completo de los esfuerzos de Guevara para establecer un frente guerrillero continental, consideramos que es necesario que se abran estos archivos para la investigación.

A pesar de la “polémica” como mencionó Anderson, este artículo ha demostrado que el destino de Guevara fue la creación de un proyecto guerrillero con dimensiones continentales. El ELN peruano jugó un papel clave en este proyecto, aunque, al final, el Che no participó personalmente en la guerrilla peruana en el departamento de Ayacucho.

En este artículo se ha puesto de manifiesto las estrechas relaciones militares entre el ELN peruano y boliviano. Aunque, debido a una variedad de razones, ha sido muy difícil para levantar un frente guerrillero en Puno y la lucha en Bolivia se inició antes de que la base guerrillera en Puno fue realmente establecida, la historia contemporánea del Perú y de Bolivia podría haber sido diferente si las preparaciones en Puno se habían terminado antes de que el Che y Juan Pablo Chang fueron asesinados.
Visite http://www.rebelion.org/mostrar.php?tipo=5&id=Jan%20Lust&inicio=0


Referencias

Alvis, C.A (2007), “Homenaje al médico guerrillero al cumplirse 40 años de su asesinato. El “Negro”, 25 de septiembre del 2007, en http://www.rebelion.org/noticias/2007/9/56900.pdf (consultado 01/03/2016).

Anderson, J. L. (2010), Che Guevara: una vida revolucionaria, Barcelona, Editorial Anagrama/Colección Compactos.

Blaquier, E. (1998), Seguidores de un sueño, La Habana, Ediciones Verde Olivo.

Blanco, A. (1981), La lucha armada: Hablan 6 comandantes. Magoya, Luben Petkoff, Anselmo Natale, Luis Correa, Juan Vincente Cabezas, Alfredo Maneiro, Caracas, Universidad Central de Venezuela – Facultad de Ciencias Económicas y Sociales – División de Publicaciones.

Béjar, H. (1969), Perú 1965: una experiencia guerrillera, Lima Campodonico Ediciones.

Cano, D. (2011), “¿Estrategia foquista? La estructura política argentina en la estrategia de revolución de Ernesto Guevara. Notas preliminares”, Revista Izquierdas, diciembre del 2011, pp. 70-87.

Castañeda, J. G. (1997), La vida en rojo. Una biografía del Che Guevara, México, Aguilar-Altea-
Taurus-Alfaguara.

Castro, F. (1977), “Una introducción necesaria”, en Ernesto Che Guevara. Escritos y discursos 3, La Habana, Editorial de Ciencias Sociales, 1977, pp. 1-20.

Chang, J. P. (2004), “Informe de Francisco sobre la entrevista con Ramón y sobre la zona que se encuentra. Diciembre 23 de 1966”, en W. Gálvez (ed.), El guerrillero heroico. Che en Bolivia, La Habana, Instituto Cubano del Libro, Editorial de Ciencias Sociales, pp. 473–474.

Debray, R. (1978), La guerrilla del Che, México, Siglo Veintiuno Editores.

Del Carmen Garcés, M. (2009), Conversaciones con Pombo. Combatiente de la guerrilla del
Che en Bolivia, Quito, Casa de la Cultura Ecuatoriana Núcleo de Tungurahua.

Del Carmen Garcés, M. (2007), La guerrilla de Ernesto Che Guevara en Bolivia. Antecedentes, preparativos, acciones, discursos, declaraciones, proclamas, testimonios, entrevistas, diarios, Quito, Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión Núcleo de Tungurahua.

Drago, T. (2007), Cara y Cruz. El Che y Fidel, Málaga, SEPHA, Edición y Diseño SL.

Estrada, U. (2005), Tania la guerrillera y la epopeya suramericana del Che, La Habana, Ocean Press.

Furiati, C. (2006), “Barba Roja, el socio del Che”, en Manuel “Barbarroja” Piñeiro, Che Guevara y la revolución latinoamericana, Colombia, Ocean Sur & Ediciones Tricontinental, pp. 42-57.

Gálvez, W. (2004), El guerrillero heroico. Che en Bolivia, La Habana, Instituto Cubano del Libro, Editorial de Ciencias Sociales.

Gleijeses, P. (2007), Misiones en conflicto: La Habana, Washington y África, 1959–1976, La Habana, Editorial de Ciencias Sociales.

Gónzalez, L. J. y Sánchez, G. A. (1969), The Great Rebel. Che Guevara in Bolivia, New York, Grove Press.

Gott, R. (1973), Rural guerrillas in Latin America, Middlesex, Penguin Books Ltd.

Guevara, E. (1962), “Palabras en el acto conmemorativo del 152 aniversario de la independencia
Argentina, celebrado en Río Cristal, 25 mayo 1962”, en http://www.rosa-blindada.info/b2-img/CheGuevaraylahistoriadeAmricalatinamayode2011.pdf (consultado 23/01/2015).

Guevara, E. (1977a), “Diario”, en Ernesto Che Guevara. Escritos y discursos, vol. 3, La Habana, Editorial de Ciencias Sociales, pp. 1–231.

Guevara, E. (1977b), “Discurso clausura de la semana de solidaridad con Vietnam del Sur”, en Ernesto Che Guevara. Escritos y discursos, vol. 9, La Habana, Editorial de Ciencias Sociales, pp. 241–249.

Guevara, E. (1977c), “Táctica y estrategia de la revolución latinoamericana”, en Ernesto Che Guevara. Escritos y discursos, vol. 9, La Habana, Editorial de Ciencias Sociales, pp. 225–240.

Guevara, E. (1977d), “Mensaje a los pueblos del mundo a través de la Tricontinental” en Ernesto Che Guevara. Escritos y discursos, vol. 9, La Habana, Editorial de Ciencias Sociales, pp.355-372.

Kalfon, P. (1997), Che. Ernesto Guevara, una leyendo de nuestro siglo, Barcelona, Plaza and Janés Editores.

Kohan, N. (2005), “El internacionalismo de la Revolución Cubana y la herencia del Che Guevara. Entrevista a Ulises Estrada Lescaille, combatiente internacionalista y compañero del Che”, en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=18996 (consultado 08/04/2016).

Kohan, N. (2003), “Las enseñanzas del Che. Entrevista a Harry Villegas Tamayo (Pombo)”, en http://www.rebelion.org/hemeroteca/argentina/031011kohan.htm (consultado 23/01/2015).

Korol, C. (2002), “El Che y los argentinos”, en http://www.rebelion.org/hemeroteca/argentina/korolargent280702.htm (consultado, 29/10/2015).

Lavretsky, I. (1974), Che Guevara, Colombia, Ediciones Suramérica.

Martínez, J. L. (1996), Educación intercultural bilingüe en Bolivia, La Paz, Centro Boliviano de Investigación y Acción Educativas.

Mayo, J. (s.f.), En la guerrilla junto al Che. Testimonio de Urbano, La Habana, Editorial Gente Nueva.

Monje, M. (1968), “Las divergencias del PC boliviano con Che Guevara”, Punto Final (Santiago de Chile), Año 2, No. 49, 27 de febrero de 1968, pp. 2-7.

O’Donnell, P. (2003), Che, Barcelona, Random House Mondadori.

Pastoriza, L. (2006), “La “traición” de Roberto Quieto: Treinta años de silencia”, Lucha Armada en la Argentina, vol. 2, no. 6, pp. 4–31.

Peredo, I. (1970), Mi campaña con el Che, La Paz/Cochabamba, Los Amigos del Libro.

Prado, G. (1987), Como capturé al Che, Barcelona, Ediciones B, Serie Reporter.

Presencia (1968), “La guerrilla en la confesión de un “enlace”. Así eran preparadas las operaciones”, Presencia, 21 de abril, pp. 6–14.

Punto Final (1972), Entrevista a Roberto Mario Santucho (PRT-ERP), Marcos Osatinsky (FAR) y Fernando Vaca Narvaja (Montoneros) sobre la masacre de Trelew, en http://www.elhistoriador.com.ar/articulos/los_70/entrevista_santucho.php (consultado 29/10/2015).

Rodríguez, G. (2007), “Los comunistas bolivianos y el Che. ¿Traición o diferencia?”, Lucha
Armada en la Argentina, vol. 3, no. 9, pp. 82–93.

Soria, C. (2005), El Che en Bolivia. Documentos y testimonios, Tomo 2: Los otros diarios y papeles, La Paz, La Razón.

Suárez, L., Zuazo, I. y Pellón, A. M. (2006) “Mi modesto homenaje al Che”, en M. B. Piñeiro
(coord.), Che Guevara y la revolución latinoamericana, Colombia, Ocean Sur and Ediciones Tricontinental, pp. 17–41.

Taibo II, P. I. (2006), Ernesto Guevara, también conocido como el Che, Barcelona, Editorial Planeta.

Vázquez-Viaña, H. (2008), Una guerrilla para el Che, Santa Cruz de la Sierra, El País.

Villegas, H. (Pombo) (1997), Pombo: un hombre de la guerrilla del Che. Diario y testimonios inéditos, Buenos Aires, Ediciones Colihue and Editora Política.

Waters, M.A y L. Madrid (1997), At the side of Che Guevara. Interviews with Harry Villegas (Pombo), New York, Pathfinder Press.

Archivos

Comandancia General del Ejército, DINTE (1968) Nota de Inteligencia No. 01-B2. Situación subversiva actual, Lima, 18 de enero. En archivo del autor.

Entrevistas exmilitantes del ELN

Béjar, Héctor, 24 de marzo de 2003; 31 de marzo de 2003; 7 de abril de 2003; 24 de mayo de 2003; 2 de junio de 2003; 9 de junio de 2003; 14 de julio de 2008; 21 de julio de 2008; 4 de agosto de 2008, Lima.

Calvo, Igor, 7 de agosto de 2008, Lima.

Dagnino, Julio, 26 de diciembre de 2003, Lima.

Elías, Alaín, 14 de mayo de 2003; 21 de mayo de 2003; 13 de junio de 2003; 20 de agosto de 2008; 1 de septiembre de 2008, Lima.

Guevara, Néstor, 12 de noviembre de 2005, Lima; 26 de julio de 2008, Cusco.

Li, Antonio, 22 de junio de 2008, Lima.

Márquez, Edilberto, 25 de mayo de 2005, Lima.

Pacheco, Antonio, 28 de junio de 2008, Lima.

Pérez, Hildebrando, 16 de junio de 2008, Lima.

Ruíz, Milciades, 21 de junio de 2008, Lima.

Entrevista exmilitante del FALN

Samaniego, Fernando, 16 de septiembre de 2009, Lima.

Entrevista exmilitante grupo Cahuide

Benavides, Omar, 13 de febrero de 2011, Lima.

Entrevista exmilitante del MIR

Gadea, Ricardo, 1 de mayo de 2003, Lima.

Correspondencia exmilitantes del ELN

Lama, Abraham, 26 de julio de 2009.

Ruíz, Milciades, 28 de junio de 2008.



[1] Ver también: Furiati (2006: 50). Che Guevara estaba convencido, según Harry Villegas, de que el Ejército de los Estados Unidos intervendría y eso consideraba como uno de los objetivos de la lucha guerrillera (Waters y Madrid, 1997: 20).
[2] Según Harry Villegas, la investigación de Regis Debray consistía en la elaboración de mapas de la zona, tomar fotos, analizar las condiciones socioeconómicas y políticas, y debía hacer una lista de posibles simpatizantes y colaboradores (Gálvez, 2004: 72).
[3] Regis Debray no dejó en claro en qué se estaba basando. En un mensaje del Che a Fidel Castro que debió ser escrito en el período del 10-19 de abril de 1967, el Che señaló que en las proximidades del río Chapare, ubicado en el norte de Cochabamba, se organizará un segundo frente (Soria, 2005: 233). En su resumen del mes de abril de 1967, el Che escribió, tras la muerte de Eliseo Reyes (Rolando), que había pensado dar a Rolando la dirección de un posible segundo frente guerrillero (Guevara, 1977a: 115). En una reunión, el 28 de septiembre de 1966, en que participaron Mario Monje, José María Martínez y Harry Villegas, se habló sobre las posibles cuatro zonas guerrilleras: Alto Beni, Yungas, Cochabamba y Santa Cruz. En una de estas regiones debía comenzar la guerrilla (Villegas, 1997: 62).
[4] Según Harry Villegas, el proyecto revolucionario del Che Guevara se centró en Bolivia, Perú y Argentina (Del Carmen Garcés, 2009: 47).
[5] Ver también: Anderson (1997: 643); Del Carmen Garcés (2007: 576).
[6] Ver también: Gott (1973: 495).
[7] Según Drago (2007: 199-216), exmiembro del ELN de Argentina, recién en 1969 este ELN, en estrecha colaboración con su organización hermana de Bolivia, inició las acciones. Al final de 1970, la organización se habría desarticulado. Ver Cano (2011: 70-87) para un esbozo sobre la guerrilla argentina en los años 1966 y 1967.
[8] Según Ricardo Gadea (entrevista, 01/05/2003), exmiembro del Comité Central del MIR, no solamente los miembros del ELN fueron invitados a participar en la guerrilla boliviana, sino también esta propuesta fue presentada al MIR. La difícil situación en que se encontraba el MIR, hacía imposible su participación.
[9] Ver también: Del Carmen Garcés (2009: 21-22).
[10] Ver también: Gleijeses (2007: 336-337).
[11] Héctor Béjar no fue detenido en marzo sino en febrero.
[12] Está confirmado que José María Martínez (Papi) fue al Perú. Héctor Béjar (entrevista, 02/06/2003) dice: “Estando yo en prisión aquí, mi esposa, que ya murió, me visitó en la prisión y dijo:
―Oye, Papi te manda saludos.
Papi le decíamos al compañero Tamayo que también murió con el Che. Papi era su sobrenombre. Entonces, él había estado aquí en Lima, con Juan Pablo Chang. Estoy hablando de 1966 más o menos.”
[13] Luis de la Puente no murió en noviembre, sino el 23 de octubre de 1965. Héctor Béjar fue detenido en febrero de 1966. Aún en diciembre de 1965, bajo su liderazgo, se estaba combatiendo en Ayacucho.
[14] Según el exguerrillero, Luben Petkoff, de las FALN de Venezuela, fue a finales de 1965 y principios de 1966 que invitaron al Che a venir para reforzar a los guerrilleros venezolanos. Che rechazó la invitación (Blanco, 1981: 149).
[15] Los nombres Gallardo y Bolas son seudónimos de un peruano cuya identidad es desconocida.
* La palabra ‘bola’ se traduce como ‘plan’.
[16] Ver también: Mayo (s.f: 64).Según la CIA, solo ya en base a razones geográficas sería entendible por qué Bolivia fue elegido como el punto de partida para la lucha guerrillera continental. Limita con cinco países y topográficamente era ideal para la guerra de guerrillas. Por otra parte, sin embargo, hubo inestabilidad política y económica crónica, el país tenía un movimiento obrero militante y los servicios de seguridad eran ineficientes (Gleijeses, 2007: 337).
[17] Harry Villegas y Manuel Piñeiro confirman la investigación de Régis Debray (Villegas, 1997: 60; Gálvez, 2004: 72).
[18] Según Rodríguez (2007: 85), en el periodo mayo/junio de 1966, se compraron una hacienda. González y Sánchez (1969: 52) escriben que a mediados de 1966 se compró una finca en Alto Beni.
[19] González y Sánchez (1969: 52) escriben que en Alto Beni se debía construir el núcleo revolucionario central. Gálvez (2004: 60). En base al censo de 1975 (el último censo había sido en 1950), se concluye que la lengua aymara se habla principalmente en los departamentos de La Paz, Oruro y en el norte de Potosí. El departamento de La Paz está situado al lado del Perú (departamento de Puno). Se hablaba quechua, sobre todo, en los departamentos de Cochabamba y Potosí. En la Amazonía, por ejemplo el Departamento de Beni, se hablaba principalmente español o lenguas originarias de esta área (Martínez, 1996: 14, 16-17, 22, 24). El hecho de que los guerrilleros cubanos recibían clases de quechua podría fundamentar el “planteamiento” de Régis Debray que Che quería montar un guerrilla en el departamento de Cochabamba.
[20]. El 4 octubre de 1966 habrían comprado dos haciendas (Vázquez-Viaña, 2008: 312).
[21] Ver también: A. Reyes, “Su ejemplo inmortal”, Verde Olivo (La Habana), No. 40, 7 de octubre de 1982, citado en Del Carmen Garcés (2009: 26).
[22] Ver también: Del Carmen Garcés (2009: 70, 74).
[23] También en Alto Beni se construyeron depósitos de armas (Gálvez, 2004: 313).
[24] Cabe señalar que había un tercer peruano que participó en la red urbana, su seudónimo era Mito. El autor ha sostenido varias conversaciones con Mito para que explique cuál era su rol en la red urbana. Lamentablemente, hasta ahora Mito se niega a relatar sus experiencias. El autor conoce la verdadera identidad de Mito, sin embargo, Mito pidió no revelarla. Eso ha sido respetado por el autor.
[25] Omar Benavides confirmó que el ELN en Puno tuvo una falta de “personal” (entrevista, Benavides, 13/02/2011). Benavides fue militante del grupo Cahuide (ver abajo).
[26] También Antonio Pacheco señala que no hubo un trabajo político. La construcción de la guerrilla en Puno era un asunto puramente militar (entrevista, Pacheco, 28/06/2008).
[27] Según Hildebrando Pérez, también habrían construido depósitos de armas cerca de las ciudades de Tacna y Lima (entrevista, Pérez, 16/06/2008).