Papel de Arbol

martes, 1 de noviembre de 2016

LA QUIMERA SOCIAL DE AMERICA LATINA, SEGUN BID, por JORGE ZAVALETA ALEGRE

Jorge Zavaleta Alegre
En los últimos veinte años la región de Latinoamérica-Caribe,  ha vivido dramáticos cambios en las condiciones de las familias, los cuales, afectan la convivencia  familiar y las relaciones entre las generaciones. El sueño de alcanzar el  lugar de una  verdadera clase media, se aleja cada día.

La desigualdad en el ingreso es amplia a lo largo de la región. Por ejemplo, en 2014, la población de Chile, es el país con el PIB más grande en la región que tuvo ingresos per cápita 3,4 veces más altos que los ingresos per cápita en Nicaragua, un país con menos recursos.  Asimismo, los ciudadanos de los países ubicados al extremo sur de la región como Argentina, Chile y Uruguay tienen en promedio ingresos más altos--casi el doble--que los habitantes de los demás países.

Estas son  algunas conclusiones de una investigación sobre el pulso social de la Región, auspiciada por el  Banco Interamericano de Desarrollo-BID, que viene impulsando una forma distinta de periodismo o comunicación, aprovechando condiciones y facilidades que propician las principales universidades o los propios  estados. El  proceso  creativo que se pierde en el silencio es inmenso, Los archivos son  celosamente guardados por administraciones  que prefieren improvisar costosas políticas de apoyo a las poblaciones más  vulnerables. Y el  esfuerzo de los investigadores, permite conocer, por ejemplo, que en LAC se ha  producido la  multiplicación de niños y   familias  con altísimos índices de anemia, desnutrición y ausentismo escolar.

Las estadísticas nos  revelan que la pobreza ha caído para todos los grupos, pero los niños en la región se han vuelto relativamente más pobres comparado con los grupos de mayor edad. "Desde 2014 los niños son tres veces más probables de estar en condiciones de pobreza extrema que los mayores de edad, en comparación con la probabilidad que era dos veces mayor en 1996". 

Las transferencias públicas a los hogares han reducido la pobreza en la región, pero una simulación sencilla muestra que las transferencias de efectivo también han contribuido a la ampliación de la brecha de pobreza extrema entre los niños y los adultos mayores. 

En los Estados Unidos, la probabilidad de paternidad sin una pareja decrece con el nivel de educación de la madre. Sin embargo, este patrón no es uniforme en toda la región. Las madres con mayor nivel educativo en la región tienen mayores probabilidades de ser madres solteras. 

En Panamá y Perú, y el patrón es similar, aunque menos marcado, en Colombia y Ecuador. En Brasil, las madres con menores niveles de educación muestran las tasas más altas de paternidad soltera. En Ecuador,  los niños que conviven con los dos padres tienen menos chance de manifestar una demora de grado-por-edad de dos años o más en cumplimiento educativo, es factible que estén al día con las vacunas obligatorias y es menos previsible que sean atrasados de crecimiento antes de los cinco años de edad. 

Las bibliotecas de la banca multilateral,  como es el caso de la Felipe Herrera-BID viene innovando su labor, con valiosos aportes desde 1960 en la investigación económica, social y cultural de América.  El Pulso Social de América Latina y el Caribe 2016: realidades y perspectivas, es una muestra que presentan, entre otros,  autores principales de  los primeros capítulos: Suzanne Duryea, Marcos Robles, Marcela Rubio, Mayra Saenz y Drina Saric. Tenemos, gracias al  buen uso de la tecnología, el acceso al conocimiento de  realidades sociales, con opiniones expresadas que no necesariamente reflejan el punto de vista del  auspiciador.

El valor  de una investigación seria,  permite responder interrogantes cotidianas como ¿Hacia adónde vamos? ¿Qué significa nacer hoy en América Latina?.  Es verdad que ha habido un aumento general en los ingresos de los hogares y los padres de familia tienen la posibilidad de brindar mejores cuidados y alimentación a sus hijos. 

Pero al mismo tiempo la brecha social  ha crecido tanto que los  grupos económicos cada día son más poderosos  y logran insertarse en la maquinaria de varios Estados, provocando  inestabilidad y creciente corrupción,  que no es parte de este estudio.

En estos últimos veinte años la mortalidad infantil se redujo en un 65%, se alcanzó una cobertura de agua potable para el 96% de los hogares, el acceso a educación primaria es prácticamente universal y, en general, las mejoras en la calidad de vida han permitido que el latinoamericano viva en promedio ocho años más que en 1990. 

Los presupuestos oficiales para la salud y la educación no crecen. Por el  contrario, la iniciativa privada  ha creado el sofisma, la quimera de la felicidad y las conquistas del mercado. La denominación  de clase media es una apreciación subjetiva y perversa alentada por los medios de comunicación y la demagogia,  que deforma gustos y  conductas individuales, en tanto las urbes crecen a tasas nunca registradas. Y en  el interior de los países  quedan los ancianos con sus nietos, soñando un retorno  de los  hijos mayores  que casi nunca vuelven a la comarca nativa.

Latinoamérica ha logrado encontrar una harmonía relativa en el contexto del mundo. “Pulso Social: Realidades y Perspectivas”  contiene indicadores sociales en la región. Los  autores aclaran que esta investigación evita afirmar generalizaciones e invita a la acción mediante el conocimiento de información oportuna. Es tiempo de despertar. "Nacer hoy en Latinoamérica significa también pertenecer a la región más desigual del mundo. Representa tener una enorme posibilidad de nacer en una familia que, con ingresos por persona de entre 5 y 12 dólares por día, es vulnerable de recaer en la pobreza. 

La lucha contra la pobreza requiere de nuevas armas, que no sólo consideren subsidios, sino que reflejen un entendimiento multidimensional, por parte del sector público y privado, de un fenómeno que sólo cede ante medidas quirúrgicas. 

Siguiendo el ejercicio de auto-observación en perspectiva que realizan algunos de los millennials, valdría la pena analizar la reciente decisión del Reino Unido, donde en las urnas se mostró una contradicción de visiones entre los jóvenes y los adultos. 

En las condiciones actuales de nuestra región, tenemos que buscar entendimiento entre las generaciones para caminar en la misma dirección. No se puede postergar la necesidad de seguir fomentando la creación del empleo formal, que proporcione a los trabajadores acceso a prestaciones de seguridad social, incluyendo jubilación y pensiones. 

El mensaje del BID resulta interesante: Toda política pública parte de un buen análisis de diagnóstico, y cualquier ciudadano puede ser parte de este proceso. Es factible participar en esta convocatoria de propuestas de investigación en seguridad social. Bien vale contribuir en una plataforma de ayuda a que los países latinoamericanos asuman la transformación de sus compromisos en planes de inversión.
....

BID y LA SALUD MENTAL EN AMERICA LATINA, por Jorge Zavaleta Alegre/
http://blogs.iadb.org/salud/2016/10/06/salud-mental-en-america-latina/
Copyright © 2016. Banco Interamericano de Desarrollo
Por Jorge Zavaleta Alegre.
"La Salud Mental representa entre el 1% y el 6% del presupuesto sanitario en 
América Latina"