Papel de Arbol

miércoles, 2 de marzo de 2016

LA AMAZONIA SIN MITOS


Jorge Zavaleta Alegre
Chico Mendes: "Não quero flores no meu enterro, pois sei que irão arrancá-las das florestas...":

Gabriel  García Márquez, que se encargó de la revisión del libro La Amazonía sin mitos, publicado por el BID, empezó su exposición con un  prólogo que nos trasladó de inmediato, a los periodistas presentes,  a un ”mágico espacio terrenal”:

“La cerámica más antigua del hemisferio occidental se encontró cerca de Santarem, Brasil, en la cuenca amazónica. En unas pocas hectáreas de ese vasto laboratorio del mundo hay más especies de árboles nativos que en toda América del Norte, y en una sola de ellas viven tantas especies de hormigas como todas las de Inglaterra”.
“Su superficie, que ocupa solamente el siete por ciento de la Tierra, constituye más de la mitad, del patrimonio biológico del mundo. Sus ríos tienen la quinta parte de toda el agua dulce del planeta, y el sistema hídrico del Amazonas es el tributario mayor de todos los océanos”.
“Más de 20 millones de personas viven en ese enclave de fascinación, poblado de mitos milenarios y simplificaciones fantásticas que han terminado por confundirse con la realidad. Es, en la imaginación del mundo, el último reducto del paraíso terrenal”.


Los pasquines disfrazados de ideas revolucionarias o de extremismos liberales ya no impactan al lector. Son identificados porque como  editores  omiten  firmar una crónica, una opinión,   y se encubren en un “anonimato” sepulcral, en la sombra del Palacio de Pizarro,  entre congresistas iletrados  o empresarios de dudosa fortuna, siempre teatralizando un campo minado que implica en la prensa.

Milagros Salazar es de otra madera. La agencia  italiana  IPS, la recuerda en el Perú desde junio de 2006, con sus temas sobre los conflictos sociales y ambientales, en especial los vinculados a las industrias de la minería, el petróleo y el gas.

Ella forma parte del equipo de investigación de IDL-Reporteros. Trabajó para el diario La República y fue corresponsal y editora de varios medios nacionales, entre ellos Expreso y El Peruano, como muchos otros que nunca serán profetas en su tierra.

Nacida en Lima en 1976, Milagros se graduó en comunicación social en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y obtuvo una maestría en derechos humanos en la Pontificia Universidad Católica de Perú. Ha profundizado además en estudios sobre gobernanza política en programas auspiciados por la estadounidense George Washington University.

REVELACIONES
Entre el 2013 y 2015 se deforestaron más de 13,867 has de bosques, solo en Loreto y Ucayali, revela el trabajo de  Milagros Salazar.

La tendencia de la deforestación es creciente. Solo en las regiones de Loreto y Ucayali, entre el 2013 y 2015 alcanzó más de 13.867 hectáreas de bosques primarios, como consecuencia de las actividades del Grupo Melka para la instalación de monocultivos de palma aceitera y cacao. Este grupo empresarial enfrenta denuncias penales por deforestación, usurpación de terrenos y daño agravado. Esta es una de las conclusiones que revela el Informe “El Grupo Melka y la deforestación por palma en el Perú”.
Oxfam, Convoca, KENÉ y el Instituto de Estudios Forestales y Ambientales, organizaciones  de prestigio por la seriedad de sus investigaciones, casi siempre  son ocultadas por esos editores o coordinadores  de numerosos medios del Perú  y América Latina, que ven que la verdad les quebranta su estrecho y pálido mundo del servilismo al poder.

El documento, presentado por uno de sus autores, la periodista Milagros Salazar, identifica las condiciones y el contexto que permitieron el desarrollo de los proyectos de palma en las zonas mencionadas. El informe recoge también la preocupación y las demandas de la población afectada por los proyectos en Tamshiyacu en Loreto y Nueva Requena  en Ucayali

 Al año 2000, la superficie deforestada acumulada en el Perú era de 7.172.553,97 hectáreas (9,25% de la superficie de bosques húmedos amazónicos del país).

 Según los últimos reportes del Programa Nacional de Conservación de Bosques para la Mitigación del Cambio Climático y el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri), entre los años 2001 - 2013 el Perú perdió 1.469.723 hectáreas de bosque Amazónico.

En la sensibilidad y la capacidad  de Milagros  Salazar, bien podría  incluirse,  por ejemplo  el trabajo  del  Instituto  del  Bien Común y Territorios Seguros paras las nuevas  comunidades que mueven al Perú, en el cual  se advierte que los censos nacionales  han ignorado por muchos años a los indígenas. “Los datos  más  recientes:  4 millones 45 mil 713 habitantes de los  cerca de 28 millones de peruanos reconocieron como su primer idioma al  quechua,  aymara, asháninka u otra lengua nativa”. El IBC ha contabilizado unas  600 comunidades ribereñas y estima que existen  2 mil  cuatrocientos.

Para concluir y saludar  este  esfuerzo  del  periodismo,  recuerdo con mis colegas convocados al Centro Cultural del BID, para compartir los consejos de Carlos  Fuentes, Octavio Paz, Eduardo Galeano en forma directa o en teleconferencias sobre los necesarios aportes de las diferentes disciplinas para escribir un nota periodística. 
Por ejemplo, la  Estadística  nos permite conocer las comunidades  en cifras. Solo  un dato: Hay en el Perú 6,069 comunidades campesinas  y 1469 comunidades reconocidas (Cofopri). De estas, un 16% aún no cuenta con título de propiedad. Y si lo  tienen, en más de un caso  han servido para que banqueros o audaces neo latitundistas propicien la compra o hipoteca de una valiosa parcela por unas cuantas monedas devaluadas.
….