Papel de Arbol

jueves, 8 de septiembre de 2016

EN BUSCA DEL TIEMPO PERDIDO, LECCIONES EN LA CORDILLERA BLANCA. por Jorge Zavaleta Alegre




Por  Jorge Zavaleta Alegre**
Lienzo de July Balarezo, la casa paterna
Dedicado a Isaías Zavaleta  Figueroa, por un Siglo de Vida y sus aportes al cuidado ambiental  (Caraz-Perú 1916)
Las Universidades de Alemania  y EEUU  han multiplicado sus esfuerzos  para promover más especialistas en ecología  y cuidado  ambiental. En  América Latina son escasas,  contadas con los dedos de la mano.

El profesor  Pablo  Sánchez, docente de la  Universidad Mayor de San Marcos,  (segunda en antigüedad  de Latinoamérica)  no  ha podido  hasta  el  2016  poner en marcha una verdadera  facultad  ecología sino  algunos cursos aislados.

Las   124  universidades entre nacionales  y particulares que tiene el Perú  no  proyectan  estas  Facultades Ambientales, porque requieren de inversiones en instrumental  y   docentes especializados que no pueden trabajar con salarios miserables.

Triste  y penosa  es el  gestión del  ministro  Pulgar-Vidal Otárola (así con guión), tan ligado a una familia  ancashina, conocida por su lenguaje procaz con la prensa y con sus opositores políticos. Esta  familia, con su presidente del Legislativo, movilizó  recursos para promover su proyecto de  ley para  cambiar de nombre a la  Región  Ancash por  Huaylas, para  beneficiar  a las notarías  de  su ciudad natal,   Huaraz, que ya el  terremoto del  70 le  dejó  utilidades mil.

Las  revelaciones  del Dr. Lagos, en una entrevista con Panorámica Latinoamericanal, un ejemplo de periodismo moderno, pedagógico,  publica en cinco entregas, los temas debatidos en el Foro de Desglaciación (Huaraz, Agosto 2016) nos permite  entender la dimensión  del daño que causa  el acelerado cambio ambiental, sobre todo en  países que tienen una geografía tan compleja  y tan rica en especies naturales.

Panorámica Latinoamericana es una plataforma informativa, de investigación y análisis, especializada en las relaciones birregionales Unión europea-América Latina y Caribe o CELAC-UE. Nuestro objetivo es lograr mayor acercamiento, entre estas regiones, basado en el conocimiento.

ESTADO PARASITO
La  creación  del  Ministerio  del  Ambiente en el Perú, no ha significado  mayor aporte  de lo que esperaba la  comunidad científica  ni menos la ciudadanía.  La  COP realizada en Lima 2015, fue una  cita poco útil para conocer mejor las consecuencias  del  cambio climático. Los mayores  beneficiarios fueron y son la  hotelería  y servicios.  Los países  Europeos y  EEUU  resultan muy caros para  estas citas.  Nunca mejor hacerlas  en países pobres  de espíritu  y de magros ingresos, donde los organizadores  se preocupan más de formas,  protocolos que de contenidos. 

El turismo cultural  ofrece pingues ganancias para los capitales  de agencias  de viajes, de líneas áreas  y  hoteles exclusivos. Las poblaciones  no participan en nada, absolutamente en nada.  Nadie explica por ejemplo por qué se ha construido  un edificio para  el  Banco  de la  Nación  de 23 pisos, como sede del Banco de la Nación,  junto al  Teatro Nacional, Museo de la Nación, Biblioteca  Nacional.  El costo de esa mole de cemento supera los 183 millones  de soles, según información del diario El Peruano.

LA CASA PATERNA
Soluciones para  cuidar el cambio climático por supuesto  existen y  siempre han existido.  La  inmensa red  de ríos que cuenta la  Amazonía  y cuyas  aguas terminan en el  Atlántico  y Pacífico, no pasan por la mente  de los gobernantes la posibilidad de garantizar  su  conservación  y uso  de esas  vertientes. Los paneles solares tienen precios prohibitivos…

Mi  testimonio  personal. Mi padre lucha día a día - como un cirio  cuya luz se va apagando noche a noche, en casa, con cuidados fundamentales de sus dos hijas Helida y Rosa Amelia,  para cumplir en febrero próximo un siglo de vida. Su vocación por la Matemática, le  llevó a ser  docente y estudiar ingeniería por correspondencia. Me  acuerdo que tanto estudiaba  que  quebrantó su salud. Eran tiempos en que los médicos no conocían  nada, absolutamente nada, del agotamiento físico, como  tampoco hoy que la Salud Pública sigue grave, muy grave.  Los  hospitales, según médicos residentes, son antesalas de la muerte.

Mi padre, meses después de recuperarse necesariamente en Lima, prosiguió la  construcción de la  vivienda familiar con cimientos de piedra, paredes de ladrillo  y cemento  y techos reforzados con las rieles del  tren Chimbote-Hidroeléctrica de Huallanca, que la Corporación del  Santa reemplazaba  por un carretera  polvorienta y estrecha, rematando los  rieles.

El tema de la Salud Mental solo aparece el  discurso  demagógico y miserable del  presidente del  Banco Mundial  que al visitar el Perú en noviembre del  2015  declaró,  con el aplauso del anodino Ollanta Humala, que se iniciaba en el  Mundo, a partir de  una posta  de Carabayllo, un gran proyecto de Salud,  ubicado en  un pueblo al norte de Lima, donde no  hay agua potable, ni energía eléctrica para todos. El gobierno nacionalista  mostró  un cheque de  20 millones de soles para crear un moderno servicio en todo el  país, suma  ridícula que equivale, sin duda alguna, al  gasto de un mes de viajes y alojamiento  de una burocracia parásita que gasta los fines de semana para visitar  proyectos que no “pueden” ser dirigidos  por los propios municipios.

Volviendo al tema ambiental. La casa paterna, tiene desde hace 60 años atrás, agua potable, un techo cubierto de un  tejido de cañerías con pintura negra, que con el calor del día deja agua caliente  hasta el siguiente día.

Cuando se produjo  el terremoto del 31 de Mayo de 1970,  que causó la desaparición de más  de  50 mil  vidas,  una misión  de técnicos  de Moscú visitó la casa paterna.  Y su testimonio,  escrito en su vieja Remington, fue entregado a la misión soviética.   

Gran satisfacción para  el matemático y su familia cercana que el escritor  y poeta  veía  su  testimonio  en una  editorial lejana  y que hoy  se encuentra en las  principales  universidades  del  mundo.  Isaías  Zavaleta  Figueroa, fue fervoroso aprista de los años  cuarenta y cincuenta, perseguido por sus ideas. Me acuerdo mucho que una madrugada, en un pueblito de Cashapampa, en Santa Cruz,  provincia  de Huaylas, violentaron la puerta de  casa, y mi madre  abrió  la pequeña ventana del dormitorio al traspatio,  y el joven soñador  desapareció  entre los rosales  y  enredaderas de Madre Selva, que  dejaban un perfume que nos  acompaña en  la memoria hasta ahora, setiembre  2016.

El  cuidado  ambiental siempre ha existido. Pero  los  gobiernos de turno, prefieren comprometerse  con los  vendedores de mercancías, olvidándose de la  vida. Los cambios que se dan en los pueblos, no son obra de los  gobernantes.  La prohibición de rendir culto a San  Juan, quemando la vegetación seca del  Cerro que lleva el nombre de este discípulo de Cristo, fue un decisión estimulada por los maestros, especialmente por  Néstor  Gadea,  quien como Director de Estudios del  Colegio Markhan de Lima,  logró incorporar el Quechua, en la currícula de este centro. Producido el terremoto del  70, se creó una sucursal  del Markhan,  en un terreno continúo al  viejo plantel “2 de Mayo  de 1866”.

Una lectura obligada para conocer mejor las consecuencias  de muchos provincianos que dejan su tierra natal, es la novela Los  Aprendices, de  Carlos  Eduardo  Zavaleta,  quien pasó  su juventud  en su tierra de Caraz, tierra que nunca la olvidó.  Autor de 15 novelas, siempre la  primera presentación  de cada uno de sus libros, se realizaba en el municipio provincial de Huaylas, ciudad cobijada por el  Huandoy, nevado que empieza mostrar  grietas  y sus  aguas de la laguna de Parón, por decisión de una transnacional,  solo  sirven para regar los neo latifundios de Chimbote, Santa, Tanguche, Virú, Moche y Chicama,  cuyos  espárragos, chirimoyas y paltas, producidas por una empresa belga, se van para alimentar países lejanos, dejando  mujeres cansadas, con  vejez prematura por los salarios miserables de 250 dólares mensuales, en jornada  de doce horas ,  y que, no cabe duda,  impiden el cuidado de los menores  hijos, cuya anemia sigue en aumento. El neo latifundio no  es progreso.  Es una práctica cruel contra el medio ambiental  y la vida del ser humano.

Ya en la década del sesenta, el puerto  de  Chimbote, fue saqueado por las fábricas  de harina de pescado.  Y José María  Arguedas, en su obra  Zorro de arriba y  zorro de abajo, en una mezcla  de temas y  poderes hegemónicos, nos ofrece una construcción literaria como también un documento  de lo que fue la sociedad peruana de la década de los sesentas del siglo XX.  Más adelante, en sus diarios, se vislumbran sus tentativas suicidas, sus lagunas literarias, la literatura como terapia, el arte y el compromiso literario y algunas definiciones de lo que es un escritor profesional. Como en Todas las sangres, se ve el poder casi absoluto de las grandes corporaciones internacionales –relacionadas con las empresas pesqueras en este caso- y su dominio todopoderoso de estas sobre el pueblo, que, como en todos los casos, son “los de abajo”.

A manera de conclusión:
Un cielo azul luminoso en el día. Estrellas rutilantes y nubes blancas que se desplazan por la noche. Nevados disputando altura y formando centenas de lagunas y lagunillas. Y ríos cuyas aguas terminan en el mar, comienza a ser un paisaje del pasado y una amenaza irreversible para la Vida, desde La Patagonia hasta la gran Colombia, donde termina esa gran columna vertebral llamada los Andes y se abre el paisaje tropical de Centro América y el Caribe.
El Perú, por ser parte de esa privilegiada naturaleza, eligió la ciudad de Huaraz, capital de la Región Ancash, como la sede del Instituto Nacional de Investigación en Glaciares y Ecosistemas de Montaña-INOGEM. Esta será la contribución a la ruta hacia París para profundizar la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, acorde con la convención de la ONU sobre cambio climático y no exceder los dos grados centígrados de temperatura en el planeta,  palabras más, turismo exclusivo y excluyente.
La superficie glaciar de la Cordillera Parón se ha reducido en 18% en los últimos 24 años, agravado por la irresponsable perforación del fondo de la laguna por una empresa transnacional encargada de abastecer con más agua a los neolatifundios costeros de Chavimochic, en La Libertad.
La disminución de glaciares ya generó una pérdida de 7,000 millones de metros cúbicos de agua. Los Glaciares del Parque Nacional Huascarán están siendo afectados por el cambio climático. Va en aumento la pérdida de agua, empezando por la laguna de Parón, al pie del nevado del Huandoy, en la cabecera del valle de Huaylas, con su capital Caraz Dulzura, según el diccionario geográfico del peruanista- italiano Antonio Raimondi. Para el año 2050, todos los glaciares ubicados por debajo de los 5 500 msnm desaparecerían.
Para el año 2050, todos los glaciares ubicados por debajo de los 5 500 msnm desaparecerían.
“En suma, el manejo sabio de los recursos naturales y la protección del ambiente son esenciales para lograr el desarrollo económico sostenible y por tanto mitigar la pobreza, mejorar la condición humana y preservar los sistemas biológicos de las cuales depende toda la vida”
Estas son palabras de Enrique Iglesias, un americanista admirador obsesivo del valor de Los Andes, quien como presidente del Banco Interamericano de Desarrollo y ahora secretario general de la Cumbre Iberoamericana, repetía incesantemente sobre el valor el agua y la vida comunal. Ideas que son compartidas por los pobladores de todas las comarcas, y acalladas por la miseria, por su anomia, su mezquindad a la vida de sus gobernantes  y de los que lucran despiadamente de los huérfanos de los terremotos, deshielos y escasez de agua....

En entrevista con El Mercurio, el economista y ex canciller de Uruguay, afirmaba  que el BID nació en Arequipa, financiando como el primer proyecto, un sistema de administración del agua en Perú, después de un terremoto que destruyó la estructura de los suelos y fuentes hídricas.

Las naciones de América Latina, dependen en gran medida de la agricultura, la silvicultura y la pesca. Con sus culturas antiguas y con la violencia moderna relacionada con el tráfico de drogas, el futuro radica en disminuir la pobreza, principal flagelo que complica soluciones para aplacar el irreversible Cambio Climático.

Lienzo de July Balarezo, 2013
FUENTES REFERENCIALES