Papel de Arbol

miércoles, 24 de agosto de 2016

EL AGUA COMO EL DINERO TAMBIEN ES MUY DESIGUAL EN LOS ANDES, por Jorge Zavaleta Alegre





http://www.panoramical.eu/politica/clima-glaciares-recursos-hidricos-sociedad-problema-huancayo-prof-pablo-lazo-video/#comment-687


Por  Jorge Zavaleta Alegre
El Foro sobre desglazación realizado en Agosto 2016, en Huaraz, por iniciativa de  Panoramica Latinoamericana permite conocer la clara visión de un periodismo nuevo. Ahora entrega la segunda parte de lo que expuso el Ing. Pablo Lagos, profesor de la Universidad Mayor de San Marcos. 

El analiza en esta  entrega  de lo  que ocurre en  Huancayo respecto al consumo de agua. Gran sorpresa la que nos revela, al precisar que no hay ningún interés del  gobierno  central, regional, ni local por concretar inversiones que permitan la dotación de un mejor servicio para todos lo habitantes. 

La disposición de agua durante las  24 horas del día solo es para un sector minoritario. El . Huaytapallana, es un nevado mucho más sensible que los existentes en Ancash.  La  AID, después de un largo peregrinaje de los  especialistas peruanos, ha permitido realizar un estudio, cuyas conclusiones realmente son dramáticas. 

Pero también esos estudios permanecen en el sepulcro de las instancias gubernamentales. Los lectores no deben olvidar que el Mantaro, uno de los ríos más caudalosos de la cuenca amazónica, ha sido destruido por los relaves de las mineras en Cerro  de Pasco  y La Oroya. Doe Run (Ciervo que corre) ha dejado en la calle a más  3 mil  trabajadores, porque la inversión realizada, al no tener la debida supervisión del Estado,  se ha constatado que ese proyecto estaba "financiado" con bonos buitres. La silente administración nacionalista ya dejó la responsabilidad al nuevo jefe de Estado, el empresario Pedro Pablo Kuzcynski. 





El cielo, los glaciares y la vida, por Isabel Recavarren y Jorge Zavaleta Alegre

http://www.panoramical.eu/politica/entrevista-al-profesor-pablo-lagos-cinco-aspectos-problema-cambio-climatico/

En el ámbito del Foro de los Glaciares recientemente realizado en la ciudad de Huaraz, Isabel Recavarren, Directora de Panorama Latinoamericana, conversó con el profesor Pablo Lagos Enríquez, quien es  meteorólogo, físico e investigador peruano. Bachiller en ciencias físicas y matemáticas por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Master y PhD. en Meteorología por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

Sus principales áreas de investigación son la meteorología, oceanografía, predicción climática, así como la ciencia y dimensión humana del cambio climático. Es investigador principal del Instituto Geofísico del Perú, parte del Ministerio de Ambiente; así como catedrático de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

La entrevista que incluye 5 items,  se publicará sucesivamente, según el calendario adjunto. Esta es la primera entrega  de la serie.

El Fenómeno del Niño y el Cambio Climático;  (22/08/2016)

Clima, Glaciares, Recursos Hídricos y Sociedad ¿cuál es el problema en Huancayo?; (24/08/2016)

Ante el “estado del arte” ¿Cuál es el origen del problema hídrico?; (29/08/2016)

El proceso del “calentamiento global”; (31/08/2016)

Escenarios climáticos futuros. (02/09/2016)

El Fenómeno del Niño y el Cambio Climático

Panorámica Latinoamericana es una plataforma informativa, de investigación y análisis, especializada en las relaciones birregionales Unión europea-América Latina y Caribe o CELAC-UE. Nuestro objetivo es lograr mayor acercamiento, entre estas regiones, basado en el conocimiento.

EL CIELO, EL AGUA Y LA VIDA//Madrid

Jorge Zavaleta Alegre
Un cielo azul luminoso en el día. Estrellas rutilantes y nubes blancas que se desplazan por la noche. Nevados disputando altura y formando centenas de lagunas y lagunillas. Y ríos cuyas aguas terminan en el mar, comienza a ser un paisaje del pasado y una amenaza irreversible para la Vida, desde La Patagonia hasta la gran Colombia, donde termina esa gran columna vertebral llamada los Andes y se abre el paisaje tropical de Centro América y el Caribe.

El Perú, por ser parte de esa privilegiada naturaleza, ha elegido la ciudad de Huaraz, capital de la Región Ancash, como la sede del Instituto Nacional de Investigación en Glaciares y Ecosistemas de Montaña-INOGEM. Esta será la contribución a la ruta hacia París para profundizar la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, acorde con la convención de la ONU sobre cambio climático y no exceder los dos grados centígrados de temperatura en el planeta.

En opinión del Ministro del Ambiente, ese instituto será un modelo de organización en manos de profesionales de reconocido prestigio para trabajar por una economía verde y baja en carbono.

El mensaje es elocuente porque la comunidad local e internacional demanda el trabajo honesto por la preservación de la Cordillera Blanca, porque ha vivido o conoce los efectos siniestros de sucesivos terremotos, aluviones e inundaciones.

Hoy ningún pueblo de esa cadena de montañas está dispuesto a aceptar la corrupción organizada, que pretende continuar con la sustracción del patrimonio del Estado mediante el cambio de nombre de Ancash por Región Huaylas, decisión legal que estaría tramando un ex presidente del Congreso, lo que implicaría el cambio del registro de la propiedad de cada ciudadano, sin importar la deglaciación.

El Instituto Nacional de Investigación en Glaciares y Ecosistemas de Montaña, adscrito al Ministerio del Ambiente (MINAM), en palabras de su representante, Manuel Gerardo Pedro Pulgar-Vidal Otálora (Lima, 1962), abogado especializado en Derecho ambiental, “el Perú ha saldado, con la creación de esta institución una deuda con los ecosistemas de montaña.

De esta forma, tan simple, muestra la enorme responsabilidad ante la vulnerabilidad de los glaciares y montañas frente al cambio climático, un tema y problema que nos atañe a todos.

La COP 20 realizada en Lima en diciembre del 2014, y ahora en agosto de 2016 en Huaraz,con la reunión de especialistas se ratifica que uno de los ejes temáticos más importantes es, precisamente, aquel que “involucra al ecosistema de montañas y las cuencas, pues con ellas se garantiza la provisión de agua en todo el Perú, y se adelanta a los próximos embates del Cambio Climático”.

El iluso presidente del Perú O. Humala, informó al secretario de la ONU que  otros países también afrontan la misma problemática.Perú perdió alrededor del 50 % de superficie de glaciares debido al cambio climático. El Perú es el país donde se ubica la mayor parte de los glaciares tropicales del mundo. El caso más evidente es la desaparición del nevado Pastoruri, en pleno Callejón de Huaylas, peligro que las nuevas generaciones conocen los nevados solo por imágenes de archivo.

Nuestras reservas de agua dulce, que se han acumulado durante miles de años, están perdiéndose. Algunos científicos estiman que en unos 20 o 30 años habrán desaparecido por completo varios de estos glaciares. La disminución de glaciares ya generó una pérdida de 7,000 millones de metros cúbicos de agua. Los Glaciares del Parque Nacional Huascarán están siendo afectados por el cambio climático.

Va en aumento la pérdida de agua, empezando por la laguna de Parón, al pie del nevado del Huandoy, en la cabecera del valle de Huaylas, con su capital Caraz Dulzura, según el diccionario geográfico del peruanista- italiano Antonio Raimondi. Para el año 2050, todos los glaciares ubicados por debajo de los 5 500 msnm desaparecerían.

La superficie glaciar de la Cordillera Parón se ha reducido en 18% en los últimos 24 años, agravado por la irresponsable perforación del fondo de la laguna por una empresa transnacional encargada de abastecer con más agua a los neolatifundios costeros de Chavimochic, en La Libertad.

El Ministro del Ambiente pocos  esfuerzos ha realizado a través del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental – OEFA, respecto a solicitudes de diversas comunidades  como la contaminación del  aire en el distrito de Comas, donde una comunidad de pobladores de la  Cordillera Negra, observaba la destrucción de las lagunas.

La disminución de glaciares ya generó una pérdida de 7,000 millones de metros cúbicos de agua. Los Glaciares del Parque Nacional Huascarán están siendo afectados por el cambio climático. Va en aumento la pérdida de agua, empezando por la laguna de Parón, al pie del nevado del Huandoy, en la cabecera del valle de Huaylas, con su capital Caraz Dulzura, según el diccionario geográfico del peruanista- italiano Antonio Raimondi. Para el año 2050, todos los glaciares ubicados por debajo de los 5 500 msnm desaparecerían.

La superficie glaciar de la Cordillera Parón se ha reducido en 18% en los últimos 24 años, agravado por la irresponsable perforación del fondo de la laguna por una empresa transnacional encargada de abastecer con más agua a los neolatifundios costeros de Chavimochic, en La Libertad.

UN MANEJO SABIO

Para el año 2050, todos los glaciares ubicados por debajo de los 5 500 msnm desaparecerían.


La superficie glaciar de la Cordillera Parón se ha reducido en 18% en los últimos 24 años, agravado por la irresponsable perforación del fondo de la laguna por una empresa transnacional encargada de abastecer con más agua a los neolatifundios costeros de Chavimochic, en La Libertad.

Los estudios sobre prevención que aparecen en diferentes fuentes pueden ser simplificados en estos principios: -Cambiar, cuando sea posible, de combustibles intensivos en carbono, como el carbón, a combustibles intensivo en hidrógenos, como el gas natural. – Fomentar el rápido desarrollo y uso de a energía solar y de otras fuentes de energía libre de carbono.- Reducir la tasa de deforestación.

“En suma, el manejo sabio de los recursos naturales y la protección del ambiente son esenciales para lograr el desarrollo económico sostenible y por tanto mitigar la pobreza, mejorar la condición humana y preservar los sistemas biológicos de las cuales depende toda la vida”

Estas son palabras de Enrique Iglesias, un americanista admirador obsesivo del valor de Los Andes, quien como presidente del Banco Interamericano de Desarrollo y ahora secretario general de la Cumbre Iberoamericana, repetía incesantemente sobre el valor el agua y la vida comunal.

En entrevista con Cambio16, en el año 2006, el economista y ex canciller de Uruguay, afirmaba  que el BID nació en Arequipa, financiando como el primer proyecto, un sistema de administración del agua en Perú, después de un terremoto que destruyó la estructura de los suelos y fuentes hídricas.


Las naciones de América Latina, dependen en gran medida de la agricultura, la silvicultura y la pesca. Con sus culturas antiguas y con la violencia moderna relacionada con el tráfico de drogas, el futuro radica en disminuir la pobreza, principal flagelo que complica soluciones para aplacar el irreversible Cambio Climático.