Papel de Arbol

viernes, 7 de agosto de 2015

ODEBRECHET RECIBE SEVERA CRITICA DE FUNDADOR DE GESTION, DIARIO ESPECIALIZADO EN ECONOMIA

LIMA.- Explicación necesaria. El economista Manuel Romero, fundador de GESTION, diario especializado que apareció en  aquel Setiembre Negro, hace 25 años, en un país con  30 millones de habitantes  que ahora vive de cerca los abusos del poder. Su primer enfoque en este informe los inicia con los pecados de Odebrechet. En una próxima crónica espero que se pueda publicar, en extenso, en los  medios de Europa  y América Latina en los cuales escribo desde  Lima  y los EEUU. Gracias: JZA

Jorge Zavaleta Alegre –Cambio Financiero de Cambio16, El Mercurio Global y Argenpress Bs. As.  y diarios  regionales del Perú  como  Los  Andes de Puno  y Bolivia.


América Latina y el Caribe viven una etapa  muy complicada  en la cual se entrecruzan  grandes rezagos y desafíos sociales con una creciente e impune  situación de creciente corrupción y cómo enfrentar.

Este es un tema que viene siendo analizado por las Naciones  Unidas  desde los Derechos y de las Convenciones suscritos por los países, incluyendo  las relaciones entre crimen organizado, exclusión social e ingobernabilidad.  Además percibe  la desconfianza social con motivo de la crisis de legitimidad que sufren las democracias en la región por ausencia de  transparencia pública y la corrupción, contradictoriamente, cuando los derechos sociales, económicos y culturales, consagrados jurídica y legislativamente,  se han convertido  en utopías.

Veamos en esta oportunidad solo el caso de los negocios entre el gobierno  peruano y la empresa Odebrecht para ver y poder deducir la gravedad que se vive hoy en día. Los recursos que tiene la caja fiscal  son abundantes, que bien podrían ser invertidos en generar empresas medianas y pequeñas para mejorar la  producción y condiciones  laborales de los  trabajadores. Casi finalizando  el período gubernamental  se aceleran los  contratos, burlando controles, estrategias  que la  CEPAL y estudios serios califican  como mecanismos para   concretar  grandes negocios y posibilidades  de disponer de  dinero para el proselitismo fraudulento,

Manuel  Romero  Caro, desde  su columna de Gestión, del diario que fundó hace 25 años,   sigue manteniendo calidad  y prestigio como   en sus enfoques. En uno de sus recientes análisis  con castellano claro,  directo  y asequible para los lectores  señala, a manera de síntesis que: “En el país  es más fácil concretar  un  proyecto público de varios millones de dólares, que lograr una compra de dos millones de soles”. (El tipo de cambio de un dólar  este agosto 2015 es  de 1 por 3.15 soles)

Romero Caro, ex Ministro de Estado en Industria, Turismo e Integración, asesor económico y docente,  explica los problemas que  afrontan Brasil  y Perú respecto de la deficiencia  de las  administraciones y las consecuencias perversas para ambos países y  en la  región.  Los presidentes de dos de las mayores empresas constructoras de América Latina, las brasileñas Odebrecht y Andrade Gutiérrez, están arrestados por presuntos actos de corrupción vinculados a la petrolera estatal Petrobras.

Marcelo Odebrecht, cuya empresa es considerada la principal constructora de la región, había sido señalado por delatores que colaboran con la justicia como un miembro del cartel de constructoras que operó en Petrobras.

Romero Caro en esta ocasión nos explica que a raíz del encarcelamiento de Marcelo Odebrecht y del  hallazgo de documentación sobre posibles sobornos a personalidades de los dos últimos gobiernos peruanos, han aumentado las inquietudes acerca de si las prácticas ilícitas en Petrobras se pudieran haber “exportado” al Perú.

Es así que  el procurador Anticorrupción afirmó que existen varias indagaciones respecto de las obras de Odebrecht (Odb) en gobiernos regionales. Y la Contraloría informó que ésta recibió irregularmente S/. 155 millones 36 días antes de firmar un contrato para una carretera. Por lo que resulta necesario investigar las operaciones efectuadas por Odb.

Si se revisa cómo se concretaron los contratos de las principales obras de Odb se encontrará que las mismas contienen cinco características indeseables para el país:
1) Se aprueban cuestionables leyes que promueven dichos proyectos, festinado trámites.
2) No pasan por el Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP).
3) Tienen cuestionables términos de licitaciones.
4) Con frecuencia con postor único.
5) Tienen grandes escalamientos en sus costos. Hay otras características indeseables, como el incumplimiento de las obligaciones contraídas contractualmente (Kuntur); las significativas demoras en la ejecución de las obras y los abusivos contratos, pero por espacio solo se han escogido cinco.

Ternos a la medida. 1) Si bien casi todos los grandes proyectos de Odb han requerido leyes “especiales”, las más cuestionadas son las del Proyecto Integrado (gasoducto más la Petroquímica del Etano-PQE).

En mayo del 2011, cuando no existía menos la PQE (en la que estaba interesado Braskem, controlada por Odb), el Congreso aprueba la Ley 29690 para “promover” la PQE, mediante la cual se obligaba a los productores de etano a vender su producto; con un control de precios por parte del Estado.

A pesar que dicha ley colisiona con la Constitución (Libertad de contratación) y vulnera un contrato-ley  que no puede ser modificado legislativamente. ¿Cuáles fueron los argumentos que convencieron a los congresistas para aprobar dicho Frankestein?

Otro cuestionamiento es que los principales proyectos de Odb han sido exonerados del SNIP: Interoceánica Norte, Interoceánica Sur, Proyecto Olmos y Gasoducto Sur Peruano. Y estas exoneraciones son decisiones puramente políticas. Y el actual ministro Alonso Segura, de Economía y Finanzas, al criticar los proyectos exonerados, manifestó que en estos “no se podría saber si en verdad tenían rentabilidad y eran buenos para la población”.

Manuel Romero argumenta que en el Perú persiste la paradoja que es más fácil concretar un proyecto público de miles de millones de dólares, que lograr una compra pública de S/. 2 millones, porque estas compras menores no se exoneran del SNIP, lo que  afecta la ejecución de proyectos de gran beneficio social.

Los términos de licitaciones  cuestionables. En el caso del GSP se dio una situación muy particular porque competían de un lado el consorcio liderado por Odebrecht y otro consorcio competidor. Siendo la principal ventaja del primero el  tener en Kuntur (de su propiedad) el EIA ya aprobado, lo que le representaba una ventaja de 1.5 años. Es por ello que el otro consorcio solicitó que el Estado garantizara que el ganador de la licitación pudiera utilizar el EIA ya aprobado, cuyo costo sería asumido por el ganador. Lo que no fue concedido.

Los concursos con postor único: en el caso del GSP, obra que bordea los 8,000 millones de dólares, el consorcio de Odb fue postor único, pues ProInversión descalificó a última hora al otro competidor.

En el caso del megaproyecto Olmos, Odb también fue postor único. Y en Kuntur se trató de una solicitud de parte. 

Se conoce de grandes escalamientos en sus costos: en este caso el premio se lo llevan las interoceánicas norte (IO norte) y sur (IO sur), que son las que estarían vinculadas al posible pago de sobornos, según material incautado en Brasil. En la IO sur la Contraloría detalla presuntas irregularidades en los contratos y en el mantenimiento de las obras. Esta inicialmente fue valorizada en US$ 800 millones, y luego de 22 adendas, llegó a un monto superior a los 2,000 millones de dólares. Y el caso de la IO norte es similar.

En conclusión, el análisis  precisa que la mejor manera de combatir la corrupción no es teorizando sobre ella sino investigando, encontrando indicios y denunciándola. Se espera  que la  justicia actúe con severidad para  garantizar las condiciones  de estabilidad emocional  y estructural  de nuestras repúblicas.

Para  concluir este informe, desde Lima,  leemos y recogemos algunas líneas de lo  que Romero Caro explica en una entrevista que Gestión publica en un  Libro especial a propósito del cuarto de siglo de vigencia del Diario, Respondiendo a una pregunta sobre  las razones y condiciones tan difíciles de finales de esa década y siguientes sobre  ¿Por qué lanzar Gestión en esa coyuntura?

Hombre de principios y convicciones  responde. “Nosotros teníamos una empresa de consultoría y asesoría empresarial, y yo, mucha experiencia en el tema de evaluación y análisis de proyectos de inversión. Eso devino en una revista que se llamó Gestión, que tuvo una duración de dos años, antes de la fundación del periódico. Por entonces, vivíamos un proceso hiperinflacionario, y las noticias de la revista que daban desactualizadas por la velocidad propia de los acontecimientos".

"El modelo económico que se estaba aplicando era el modelo de sustitución de importaciones con una gran presencia del Estado (la actividad empresarial del Estado era como el 25% del PBI, una barbaridad). Además, el mundo estaba cambiando: en 1989, cayó el muro de Berlín, y en 1991, se acabó la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas"

"En ese momento, era evidente que quienquiera que saliera elegido en julio de 1990 iba a tener que cambiar el modelo económico, porque este ya estaba agotado. Se pasaría a un modelo con una preponderancia de la actividad privada, iba a haber mayor competencia y más requerimiento de información; entonces, empezamos a preparar este proyecto”.

Agrega y remarca: “Desde el primer número, hemos criticado y señalado las desviaciones del modelo económico y los abusos del sector privado”.

1 comentario:

papeldearbol dijo...

Las paginas de Papel de Arbol estan abiertas para el debate y esclarecimiento de esta forma de gobernar el país con un mar de
irreguleridades como se explica la actuacion de Odebrechet. JZA