Papel de Arbol

sábado, 13 de diciembre de 2014

CONCLUSIONES SOBRE LA CUMBRE CLIMATICA



Jorge  Zavaleta Alegre
 Lima, una de las ciudades de América que concentra  un tercio de su población nacional   (casi 10 millones de los 30 millones de personas), muestra a flor de piel los más complejos problemas ambientales, empezando por la amenazante saturación  de sus lagunas por el deshielo de sus  cordilleras andinas y eventuales desbordes de sus caudales en los frágiles territorios del Arco del Fuego del Pacífico.

Este  telón de fondo de la naturaleza geográfica, se agudiza con la creciente marginalidad de una mayoría de personas sumida en  caótico trasporte motorizado. Crecientes desechos en calles y plazas. Hospitales y postas saturados de pacientes,  con aguda  escasez de medicinas, de equipos  y de profesionales idóneos en permanente paro por mejores  salarios.  

Mendigos y enfermos mentales, fue deambulan por las calles y  el Centro Histórico  de la Capital, sin la mínima posibilidad de recibir atención del  Estado. Indiferencia de una empleocracia insensible y disfuncional que solo recurre a las fuerzas policiales para ocultar la miseria del transeúnte.

Todo esto, en una agravante concentración del crecimiento económico y comercial de la última década para beneficio de un puñado de empresarios, banqueros y funcionarios muchos de ellos corruptos,  alejados de una realidad que los enrostra.  

En la  nueva  aldea de Babel, donde los  que están convencidos de  una  posible solución integral,   reclaman de diferentes formas la necesaria inversión pública para Educación, Tecnología y Salud.  Pero esas voces  no alcanzan aún el eco para  defender la  supervivencia de  las artes, la literatura, la música, ni   el pensamiento crítico de sus mejores hijos que pugna por  en un espacio  negado por  una comunicación mediática envilecida por la carroña y  la chatarra, sin posibilidades de reciclaje.

La Declaración de Lima del Grupo Perú, incluye una Presentación, Introducción, III Capítulos y Conclusiones. Leamos para emitir nuevas conclusiones:

Capítulo 1: El Cambio Climático y los Ecosistemas en el Perú: Impacto diferenciado del cambio climático en hombres y mujeres. Ecosistema Marino-Costero. Ecosistema de Montaña. Ecosistema Bosque-Amazónico.
Capítulo 2: Negociaciones Climáticas: Adaptación: Pérdidas y Daños. Mitigación: Protocolo de Kyoto, Mercado de carbono, REDD. Financiamiento: Fuentes y Canales de distribución. Transferencia de tecnología: Cambio de matriz energética
Capítulo 3. Avances y retrocesos en políticas nacionales y articulaciones internacionales

1. El cambio climático es un proceso global, multidimensional, de carácter irreversible, que está afectando de manera diferenciada continentes, países regiones, grupos sociales, siendo Perú uno de los países más vulnerables a sus impactos. Tiene además un aspecto étnico cultural al repercutir principalmente sobre las poblaciones indígenas y los sectores rurales, y una dimensión de género que acentúa el sufrimiento de las mujeres. Está definitivamente probado que el cambio climático deviene de la emisión masiva de gases de efecto invernadero producido por la producción industrial a gran escala y el incontenible crecimiento de actividades productivas sin consideración con los equilibrios ambientales en los que se desenvuelven. 

2. La degradación de los ecosistemas, como consecuencia de las actividades que dañan el entorno natural, en un contexto de cambio climático, está acumulando una cadena de factores que ponen en riesgo la sobrevivencia de diversos grupos humanos. Los ecosistemas que integran el territorio peruano brindan servicios sumamente importantes para la vida. Estos ecosistemas, están siendo modificados progresivamente por el cambio climático, lo que los hace cada vez más vulnerables, pero eso no está deteniendo el afán por explotar sus recursos de la manera más intensa posible. En consecuencia es importante llamar la atención sobre la necesidad de plantear una mirada integral acerca de las maneras como afrontar, mitigar y revertir las tendencias negativas existentes.

3. Las negociaciones internacionales sobre cambio climático, que llevan 20 años, han tenido avances significativos, si las consideramos como un proceso de construcción global. Sin embargo, frente al objetivo “estabilizar las emisiones de GEI para evitar que la temperatura promedio global alcance los 2°C”, los logros reales son aún muy tenues. El proceso es complejo, por la diversidad de intereses de los actores involucrados, lo que suele producir una sensación de falta de claridad suficiente sobre el objetivo que todos deberíamos tratar de alcanzar: mantener la temperatura global en un nivel seguro para todos.

4. Frente a esto Perú, como la mayoría de países en desarrollo, tiene el reto de seguir esforzándose por reducir la pobreza, mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos, reducir las brechas de desigualdad, pero teniendo en cuenta que no se puede seguir degradando los ecosistemas en el proceso por crecer, invertir, explotar los recursos naturales y expandir el consumo. El modelo económico actual que tiende a intensificarse a través del tiempo es contradictorio con el criterio, de aparente consenso, de que hay que generar medidas para enfrentar los impactos del cambio climático. Por eso la discusión debe ir más allá de los especialistas y debe conducir a un cambio de prioridades respaldado por una gran corriente social. 

Adaptarse al cambio climático, tener políticas especificas hacia la población más vulnerable, y ser más cautos con el tipo de crecimiento económico son las pautas que deberán llevarnos a un desarrollo menos agresivo con nuestros ecosistemas.
comunicaciones@ grupoperucop20.org.pe
 +(511) 2628522