Papel de Arbol

martes, 15 de abril de 2014

El foro Sudamérica - Países Árabes, según El Mercurio



Por Jorge Zavaleta Alegre, Perú.- 

De Yatrib y La Meca, donde surgieron los más prósperos comerciantes, llegaron a Sudamérica los principales aportes de la península arábiga, en cuanto a las religiones católicas y judía, ciencia y política.

El Corán, el libro más sagrado de los musulmanes, en el cual se recopila sus dogmas y preceptos de la voluntad de Ala a través de su profeta Mahoma, nos habla de la limosna, el ayuno, la peregrinación como la fuerza incomparable de la cultura islámica, que ayudó a la filosofía de griegos y surgió el concepto del humanismo, de Universidad.

Las Matemáticas y la Astronomía son las disciplinas con mayor desarrollo. El Sistema numérico Aravico, originario en la India, devino en palabras árabes como algebra, aritmética, la creación del cero. En la literatura y la poesía cambiaron las temáticas occidentales, con aportaciones derivadas del latín, al igual que a la geografía con producción de cartografía del Islam.

En arquitectura y artes plásticas el Islam prohibió producir las imágenes humanas. En la actividad textil, sobresalen las alfombras con una o varias cenefas..

Este y otros referentes recrean la globalización. En Lima, reciente sede de dos foros de América del Sur y los Países Arabes, se han analizado la quebrantada salud de ambas regiones y las mujeres líderes han renovado su compromiso para participar en la transformación del mundo.


En este diálogo, las instituciones culturales juegan un rol especial. En el Perú, los delegados visitantes han apreciado cine, danza, teatro, literatura latinoamericana. Magaly Solier. ofreció sus composiciones y cantos en quechua. El Coro Nacional de Niños, obras en lenguas vernáculas americanas como el quechua, el náhuatl y el chiquitano. El grupo Yuyachkani sus ‘Estampas Vivas”.

Y la uruguaya Teresa Aishemberg, directora de exportadores de su país, resumió su exposición con el poema de Mario Benedetti, vinculado con la resiliencia: No te rindas, aún estás a tiempo/ Enterrar tus miedos, // Retomar el vuelo./ No te rindas que la vida es eso,/