Papel de Arbol

martes, 6 de diciembre de 2016

APUESTA POR LA EDUCACION: El ADN de la integración regional, por Gustavo Beliz Santiago Chelala



La voz de los latinoamericanos por una convergencia de calidad: innovación, equidad y cuidado ambiental, señala esta nueva entrega del  BID, en la cual  la población en su gran mayoría postula por más inversiones en educación de calidad, que obras  de infraestructura.

En trabajo conjunto del Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (INTAL) y la banca de desarrollo regional -BID,  nos ofrecen una  nueva investigación  sobre integración, en busca de "la convergencia de calidad en cuanto innovación, equidad y cuidado ambiental". 

Gran sueño  y gran tarea. Las siguientes líneas  forman parte de un resumen. 

Espero que la publicación en Papel de Arbol, así como en otros medios,  ayuden a conocer mejor los alcances de aquel  sueño  trunco  de  Bolívar. Siempre la literatura  y el periodismo serán aliados de la integración.

García Márquez  recrea  en un  breve pasaje  de El  General en su laberinto:... El  general  Sucre le dijo a Bolívar, mientras más esfuerzos realiza usted por la unión de las repúblicas, éstas se van separando más. El libertador, muy enfermo, con fiebre alta, contestó; "aunque siendo verdad lo que usted dice, carajo no la repitas (interjección  que algunos expositores omiten para no herir  susceptibilidades auditivas de algunos asistentes). Jorge  Zavaleta Alegre.

 Conectividad física
 América Latina y el Caribe invierte en infraestructura apenas el 3% del Producto Interno Bruto (PIB), la mitad de la inversión que hacen los países más desarrollados. Para las pymes de la región, los costos logísticos pueden incluso superar el 40% del valor del producto, cuando en las regiones avanzadas apenas llegan al 8%.

A pesar de este déficit y su consecuente pérdida de competitividad, los latinoamericanos aún no están suficientemente dispuestos a realizar el esfuerzo necesario para mejorar su infraestructura y tienen por delante otras prioridades vinculadas a las políticas sociales.

En los países con infraestructura más deficiente se requieren mayores esfuerzos por mejorar la conectividad física (el hardware de la integración) y resulta un punto de partida esperanzador que la población de estos países esté más dispuesta a acompañar estos esfuerzos. Innovación y nuevas tecnologías

La innovación es un rubro muy valorado por los latinoamericanos. En los diversos aspectos de la vida cotidiana –la educación de los niños, la creatividad en el trabajo o incluso a nivel país–, la innovación tuvo un apoyo superior a 9 puntos en una escala de 1 a 10. Se trata de una innovación que lejos de ser ajena a los procesos de integración cada vez se asocia más con ellos.

Casi cuatro de cada diez latinoamericanos aseguran que la integración tuvo un impacto positivo en el acceso a tecnología. Las expectativas sobre las tecnologías se centran en el área de la salud.

El 48% de los latinoamericanos sostuvo que el cuidado de la salud y la atención médica será el área donde la tecnología realizará más avances y, al mismo tiempo, el rubro que debería ser prioritario para la investigación científica.

El 32% sostuvo que sería bueno generalizar el uso de robots que puedan cuidar enfermos y ancianos. Sin embargo, otras tecnologías de vanguardia no gozan del mismo nivel de aprobación. Es el caso de la carne artificial o sintética (de los drones y los autores sin conductor, entre otras tecnologías), que solo fue considerada como un invento positivo para el 8% de los latinoamericanos. Puede ocurrir que estas valoraciones menos positivas estén relacionadas con las amenazas

Las nuevas tecnologías representan para algunas actividades productivas, como la carne artificial para la ganadería tradicional. Una alternativa para hacer frente a estos temores sería observar el impacto de las nuevas tecnologías en la producción y el empleo con fines prospectivos, de modo de tomar los recaudos necesarios que permitan amortiguar posibles sobresaltos en los mercados, una asignatura pendiente a nivel regional.

Marca país y marca región.  Deporte, turismo y alimentos conforman los pilares de la “Marca América Latina”. El 57% de los latinoamericanos cree que el resto del mundo reconoce a su país a partir de logros deportivos.

También los carnavales y la violencia aparecen como etiquetas frecuentes que se atribuyen los latinoamericanos. Las preferencias de consumo están centradas en Estados Unidos, desde donde los latinoamericanos prefieren que provenga la música (12% de las preferencias regionales), la vestimenta (27%), el turismo (25%) y la gastronomía (10%).

En tanto que las telenovelas preferidas son mexicanas (con 23% de las preferencias), los aparatos electrónicos chinos (21%) y los deportistas brasileños (13%).

 El 51% sostiene que las políticas sociales deberían ser la prioridad del desarrollo y el 40% asegura que la integración impactó positivamente sobre el empleo, a contramano del prejuicio vinculado a que “los extranjeros vienen a quitarnos nuestro empleo”.

A partir de estos ejercicios, este documento ofrece un mapa dinámico de la integración en nuestros países para saber cómo impactan las políticas públicas a la opinión ciudadana y viceversa: las consideraciones de opinión pública que pueden ser útiles en la formulación de políticas de integración.