Papel de Arbol

domingo, 10 de abril de 2016

El vínculo belga–latinoamericano, según el Diario Oficial del Perú

RESEÑA

LOS PAÍSES LATINOAMERICANOS MANTIENEN estrecha relación con el Viejo Mundo gracias al mayor conocimiento de las culturas, costumbres y el aumento del comercio global. Y ahora que Bélgica ha sido golpeada por el extremismo, los ojos se dirigen a esta nación europea en la que viven alrededor de 3,500 peruanos, mientras que 800 belgas hacen lo propio en el Perú, según el representante diplomático de ese país en Lima, Michel Dewez.



Princesa  Belga visito  Colombia y Perú y anuncio continuidad  de coopeeración técnica en desarrollo rural
  •  
  •  
9/4/2016

Jorge Zavaleta Alegre Periodista


La capital, Bruselas, es sede de la Unión Europea, y ha cuidado de mantener un perfil propio desde hace 45 años en aspectos de política internacional, cultivando el diálogo y la cooperación gubernamental, no gubernamental, multilateral, la ayuda humanitaria y el apoyo al sector privado como camino de paz y desarrollo humano.

La cooperación con el Perú se inició en 1965 y se ha prolongado hasta nuestros días, especialmente en los sectores de Salud y Medioambiente porque Bélgica tiene especial preocupación en estos campos. Un ejemplo de esa contribución es el apoyo brindado a la región Cajamarca para la preservación del entorno natural y la ecología.

Es necesario subrayar que las relaciones múltiples de la nación belga tienen características propias. Por ejemplo, difieren los vínculos de Bélgica y el Congo africano, con los lazos de España y América Latina. Sin embargo, el Acuerdo Unión Europea-Comunidad Andina y el intercambio bilateral mantienen vivos esos contactos con esta parte del continente americano en el contexto de la globalización.

Por ejemplo, la cooperación técnica y científica de Bélgica en el trapecio andino se encuentra alineada a los Objetivos del Milenio, al Bicentenario 2021 y a políticas sectoriales. Esta colaboración ha puesto énfasis en derechos humanos, lucha contra la violencia familiar y sexual, prevención en el consumo de drogas, formación de líderes indígenas en políticas interculturales, gestión de recursos naturales, salud, becas de estudio, entre otros.

Asimismo, la cooperación académica se traduce especialmente en el intercambio de la universidad local, como la Universidad Nacional Agraria, la Universidad San Antonio Abad del Cusco y el Instituto de Medicina Tropical Alexander von Humboldt de la Universidad Cayetano Heredia, con universidades flamencas. También figura el apoyo a la sociedad civil, a redes y organizaciones como el Instituto de Defensa Legal, Demus-Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer, la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental, Flora Tristán, Pronaturaleza y el Centro Internacional de la Papa.

No menos valioso es el financiamiento para beneficiar a las comunidades más afectadas por las inundaciones de Loreto, y restablecer sus sistemas y acciones de prevención en distritos como Requena, Alto Trapiche, Las Amazonas, Indiana, Alto Nanay, Fernando Lores y Mazán. De igual manera, se apoya la reducción del riesgo de desastres en las inmediaciones del río Ucayali y regiones andinas. Para el presente año existen otros fondos de inversiones que incluye la obligatoriedad de alinearse al desarrollo sostenible, de tal manera que las micro, pequeñas, medianas empresas, así como las de economía solidaria, puedan tener respaldo y asistencia técnica.

Anteriormente, el monto aprobado para colaborar con el Perú en el período 2010-2013 alcanzó los 40 millones de euros, con incidencia en salud, gestión de recursos naturales, contribución en la canasta de fondos de la Defensoría del Pueblo, becas y fondos de estudios y consultorías.

En relación con el aspecto político, desde 1987 se institucionalizó el diálogo ministerial entre la Unión Europea y trece países de América Latina que forman parte del Grupo de Río, significativo espacio que ha mejorado las relaciones entre los dos bloques durante las últimas tres décadas. Y es en esa plataforma donde Bélgica ha tenido una actuación descollante.

En cuanto a temas de carácter cultural, entre los peruanos y belgas existen lazos intensos que se traducen en una gama de obras de literatura, teatro, pintura y otras manifestaciones del arte y la música. Una obra recientemente publicada en Lima es La patria del alma. Testimonio desde el país que habito y que me habita, de Mark Willems. Y si nos remontamos en el tiempo, la destacada artista peruana Leonor Villagra participó, en 1997, en la muestra European Parliament, de la Unión Femenina Artística Cultural Salones Internacionales, exposición a la que concurrió la reina Paola de Bélgica.

La cooperación con el Perú es iniciada en 1965 y se ha prolongado hasta nuestros días.