Papel de Arbol

martes, 8 de diciembre de 2015

La amenaza Suiza en la "Suiza Peruana",diario Los Andes

Votación:
5 votos
Escribe: Jorge Zavaleta Alegre | Opinión - 07 dic 2015
En el Callejón de Huaylas, al Norte del Perú, un pueblo entero, desparece por aguas contaminadas por una minera suiza.

Cuando llegó al Perú el italiano Antonio Raimondi, formó su familia en Huaraz, capital de la Región Ancash, y una de sus obras, según la historiografía local, denominó la Suiza Peruana a las pequeñas ciudades del Callejón de Huaylas,
Sin embargo, la semejanza del paisaje no necesariamente determina la misma conducta individual o empresarial.
La siguiente crónica de la minería en el distrito de Santo Toribio, permite interrogarse y censurar sobre cómo una empresa de Suiza, a través de cuatro caras distintas, ocultan a Suiza y está acabando con la naturaleza y su población, violando las normas de la Autoridad Nacional del Agua, inclusive con métodos vedados, y violentos como es la imposición del capital sobre los poderes del Estado Peruano.
LA COOPERACIÓN SUIZA
La directora de la Cooperación Suiza, Beatrice Maser, informó que se trabaja activamente en Perú desde 1991. Recordó que la primera decisión fue financiar el pago de 10 millones de Francos suizos (USD 9.4 millones) para amortizar las deudas peruanas con instituciones financieras internacionales. En 1993, SECO anuló deudas bilaterales del Perú por un importe de 196 millones de francos suizos (USD 184 millones). Con esta medida, se creó un fondo contravalor de 49 millones de francos suizos (USD 46 millones), que sirvió para financiar 112 proyectos de desarrollo en el período 1994-2000.
Entre 2003 y 2008, su prioridad fue impulsar el comercio y las inversiones. Entre 2009 y 2012, Suiza consolidó su programa en temas prioritarios como la promoción y diversificación del comercio, el soporte macroeconómico, la administración de las finanzas públicas, la mejora del clima de negocios para fomentar la competitividad de las PYME, entre otros.
SANTO TORIBIO, UN PUEBLO AMENAZADO POR LA MINERIA
El apoyo al desarrollo de la gestión de las grandes empresas según el MEM y Propuesta Ciudadana, en el 2012, se redujo a 41 millones de soles.
Una delegación de Ancash - Santo Toribio, que representa a uno de los distritos del circuito turístico Callejón de Huaylas reveló ayer una dramática historia contra la vida.
El agua que contamina una minera, es un problema que la Dirección de Organismo de Vigilancia del Agua Dirección de Ancash – OEFA no responde a sus demandas, porque el congresista Freddy Otárola y el Ministro ambiental Pulgar Vidal Otárola, ambos de Ancash, traban el reclamo, explicaron a Diario UNO y a Prensa Ancashina que cumple 35 años, apoyando el desarrollo de las 22 provincias de Ancash.
Las autoridades, dirigentes institucionales y pobladores del distrito de Santo Toribio, explican que según Ley N°25255 del 19 de junio de 1990, es un pueblo que tiene como actividad principal la agricultura de autoconsumo, crianza de animales domésticos con intensa escasez del recurso hídrico.
“Nuestras fuentes de abastecimiento de agua se encuentran en forma de manantiales que tienen su origen en las aguas subterráneas que se infiltran en la cabecera de cuenca y afloran en los lugares donde existen rajaduras o quiebres de la roca de fundación”, explican los pobladores a Diario UNO y Prensa Ancashina, con 35 años de labor.
PRESENCIA SUIZA
Existe una concesión minera denominada “MAGSUS” de 200 hectáreas, ubicado entre las quebradas de Millpoc, Huinco y Canchayoc en el paraje denominado Puac – barrio de Quecuas - Santo Toribio. La empresa minera Suiza Peruana S.A valiéndose del amparo de dicha concesión minera, del 2004 por el Instituto Nacional de Concesiones y Catastro Minero (INACC) dio inicio a sus operaciones en la informalidad, con la empresa Peña y Acosta por un período de 8 años (2004-2012).
La minera, firmó un convenio secreto con el entonces alcalde de la Municipalidad Distrital de Santo Toribio señor Herbet Aguirre Cotos,
ESTRATEGIA EVASIVA
La empresa minera está confundiendo a la población por sus constantes cambios de razón social, inicialmente como Suiza Peruana S.A, luego Peña y Acosta, actualmente como Qulqitika Minerals, y uno de sus representantes enviados pertenece a la empresa minera Denwood Holdings Perú Metals.
La empresa minera Peña y Acosta hizo uso del agua del micro cuenca Puac durante 8 años sin autorización de la Autoridad Local del Agua – Huaraz. La explotación informal del yacimiento minero MAGSUS ha alterado el curso de las aguas subterráneas cuyas filtraciones en los socavones contaminan el agua con óxidos de fierro o metales pesados, cuyos efectos saltan a la vista.
Santo Toribio es un lugar con gran potencial turístico, posee varios restos arqueológicos como Cashacoto, Amairca y Chuntayoc, en el sector. El impacto de las explosiones sobre la fauna silvestre que habitaba en este micro cuenca ha sido obviamente afectada. Las empresas Peña y Qulqitika, visitan con la policía y la fiscalía para amedrentar a la población.
Santo Toribio, hace votos por conseguir el desarrollo sostenible del distrito en medio de un clima de PAZ y en armonía con el medio ambiente en aras de la justicia y el bienestar de las futuras generaciones.



OPINIÓNCantinas en pleno centro de Puno
Constantemente, la Municipalidad Provincial de Puno realiza operativos contra la ...
ANCHANCHOEL ANCHANCHO
Se queda solo. ¡No puede ser! Al Cumpita, al querer ...

Video


Travel & Tour News

Encuesta
¿El retraso de la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales para Puno se debió exclusivamente al exalcalde Luis Butrón, como afirma Mariano Portugal?

8293031
E-mail: Telf.: +51-51-369388, +51-51-327436 | Dir.: Av. Floral 1128 - Puno, Jr. Salaverry 411 Of. 307 Plaza de Armas - Juliaca
GRUPO PUNORED S.A.C. Diario Los Andes