Papel de Arbol

lunes, 14 de septiembre de 2015

LA OMS DESCONOCE LA SALUD MENTAL

Para el  ciudadano común, la información de  la Organización Mundial de la Salud (OMS) es  realmente pequeña.  Solo son números, que ignoran la profundidad y  gravedad de la salud afectada  en países  como  el  Perú y del resto  de  América  Latina-
La salud “es un estado de completo bienestar físico, mental y social. Y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Esta noción ha ganado vigencia en ciertos ámbitos académicos, pero la  gestión pública ignora el importante rol que desempeña la salud mental en el bienestar de la población.

REPERCUSIONES
La salud mental tiene repercusiones en las condiciones de vida de las personas ya que les permite desarrollar su potencial intelectual y emocional. Además es un factor que contribuye a la prosperidad de la sociedad.
La falta de atención de los problemas de salud mental puede generar, generan en tiempo presente, consecuencias adversas en la capacidad económica y productiva de quienes las presentan.
Es evidente que la Salud mental produce un impacto en los esfuerzos de la lucha contra la pobreza y es un elemento importante para el desarrollo. Sin embargo, la salud mental continúa siendo un tema postergado en la agenda pública y en las políticas.
PERÚ
Los problemas de salud mental se han visto agravados de manera muy significativa debido a factores socioeconómicos y culturales como consecuencia de la crisis política, las diversas expresiones de violencia, el creciente consumo de sustancias adictivas y la grave situación de pobreza que vive la mayoría de  sus  31 millones de habitantes.

Es preciso señalar que el número de las víctimas que la violencia política desatada entre 1980 y 2000 dejó  más de  70 mil muertos, según la  Comisión de la  Verdad  y la  Reconciliación, más trastorno mental o ha adquirido algún otro tipo de discapacidad.